Traslado de venezolanos de la Terminal, una tarea que no acaba

Traslado de venezolanos de la Terminal, una tarea que no acaba

Julio 31, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Venezolanos en Cali

Los venezolanos fueron atendidos por varias dependencias de la Alcaldía de Cali y otras organizaciones que organizaron su desalojo y traslado.

José L. Guzmán / El País

Este miércoles continuarán los traslados a la frontera con Ecuador de buena parte de los más de 400 ciudadanos venezolanos que estaban asentados en el campamento del separador vial de la Avenida 2N entre calles 26 y 31, en inmediaciones a la Terminal de Transportes de Cali.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones, se alcanzaron a transportar hasta Ipiales a 80 personas que fueron caracterizadas y que manifestaron su deseo de abandonar el país para continuar su travesía hacia el sur del continente.

El operativo realizado por la Secretaría de Seguridad y Justicia se extendió hasta entrada la noche, cuando se terminaron de evacuar las últimas personas que residían en el campamento.

“Un grupo importante manifestó su intención de irse hacia Perú, Chile y Ecuador, por lo que les ayudamos a continuar su camino. También estamos articulando acciones con las secretarías de Salud y Bienestar Social y Migración Colombia para ver cómo se puede atender a quienes decidieron quedarse para que regularicen su situación migratoria”, dijo el secretario de Seguridad y Justicia, Andrés Villamizar, quien señaló que se buscará establecer un hogar de paso para esta comunidad.

Javier Castillo, quien durante los últimos tres días vivió en el campamento situado en la ribera del río Cali y quien abordó uno de los buses rumbo a Ecuador, manifestó que “este es un proceso organizado, que ha tenido todas las garantías y que nos sirve mucho para avanzar en el viaje hasta Perú, donde quiero quedarme a vivir junto a mi esposa y mi hija”.

Vea también: 'Video: el drama de los venezolanos desalojados de 'campamento' frente a Terminal en Cali'.

No obstante, otras personas como Lourdes Moncada, quien decidió quedarse en la ciudad, dijo que su futuro es poco claro. “No sé a dónde ir ahora, porque aquí tenía un sitio donde dormir y, pese a la situación, había algunas comodidades. Ya tengo trabajo, pero ahora debo encontrar dónde puedo pasar las noches mientras estoy en Cali”, dijo.

Entre tanto, Belkys Blanco, quien también residía en el campamento de la Avenida 2N, dijo que ella y sus compatriotas están a la espera del fallo de una tutela que busca “amparar los derechos a la salud y al refugio digno, porque esos son temas que necesitamos y que queremos que nos resuelvan en Cali”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad