"Semana Santa es una oportunidad para encontrar la gracia de Dios": Monseñor Darío Monsalve

Escuchar este artículo

"Semana Santa es una oportunidad para encontrar la gracia de Dios": Monseñor Darío Monsalve

Abril 14, 2019 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Fotos: con un mensaje de paz y humildad se llevó a cabo el Domingo de Ramos en Cali

En los alrededores de La Catedral de San Pedro y de la iglesia Colseguros se celebraron las tradicionales procesiones del Domingo de Ramos.

Giancarlo Manzano / El País

Un llamado a “seguir el camino de humildad de nuestro Señor, el de la no violencia, a abandonar los odios y recibir la ofensa sin herir a nadie ni física ni moralmente”, hizo el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía, en la homilía del Domingo de Ramos en la Catedral de San Pedro, de Cali.

“La Semana Mayor es una oportunidad de arrepentimiento y de perdón”, añadió, después de la tradicional procesión que recorrió los alrededores del templo. Enérgico en su mensaje fue insistente en que “no podemos seguir siendo una sociedad armada. Hay que decirlo con respeto, pero con fortaleza, es necesario deponer los odios y las armas en un país invadido con el tráfico de narcóticos y de armas, y la trata de personas”.

“La Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, según San Lucas, que hemos escuchado, pone énfasis en la necesidad de abrirle la vida a la misericordia de Dios, al perdón de Cristo Jesús. En su reflexión a los discípulos sobre las espadas, los invita a deponer toda violencia, les dice que no es cortando orejas ni degollando, ni atacando a nadie, como se van a abrir paso a la verdad, es dejando sus espadas en sus vainas, y como diría el profeta Isaías, convirtiéndolas en azadones y podaderas, en herramientas de trabajo”.

Según monseñor Monsalve, “la Semana Santa es una oportunidad para encontrar la gracia de Dios en medio de la desgracia de la sociedad, bajo la promesa que le hace Jesús a un criminal arrepentido: ‘Hoy estarás conmigo en el paraíso’”.

Mientras en iglesias como El Templete se celebraba la eucaristía; en la iglesia Colseguros se llevaba a cabo la procesión, y en la capilla del corregimiento de El Saladito se oficiaba la misa; en la Catedral de San Pedro, el Arzobispo de Cali instaba a la multitud que llenó la iglesia: “Debemos reconocernos como criaturas inclinadas hacia el suelo. Si nos inclinamos, Dios nos permitirá a todos levantarnos de nuestras miserias y alzar la mirada hacia el cielo, lograr la paz, la convivencia, buscar el bienestar para todos y garantizar el futuro para las generaciones venideras”.

Aseguró que el mensaje de la Procesión de Ramos “es la necesidad de que triunfen la humildad y la sencillez, que estemos dispuestos a humillarnos para tocar la conciencia de los prepotentes que aplastan y oprimen a los pequeños y débiles, como lo dice Jesús en el relato de la Pasión. Él encarna la humildad. No hay humildad si no hay capacidad de resistir una humillación sin dejarse arrastrar por la violencia”.

El ejemplo del Papa

Monseñor Monsalve puso como ejemplo al papa Francisco, quien con solo un solo pulmón y dificultades para sostenerse en pie, lleno de bondad, de sonrisa y de paz, a sus más de 82 años, invitó al Vaticano líderes de Sudán del Sur, adversarios entre ellos, a hacer un retiro espiritual que él mismo dirigió, para que desmontaran el odio. Para sorpresa de todos, y con visibles muestras de fatiga, el máximo jerarca de la Iglesia Católica se inclinó ante cada uno de los jefes y les besó los pies.

“Ese gesto, que es como una súplica de paz a personas enemistadas entre sí, nos da ejemplo en estos tiempos nuestros donde la arrogancia templa de un lado y del otro, donde no se tienen límites para conducir a las guerras dentro de las naciones y en las fronteras”, afirmó el Arzobispo de Cali.

Precisamente en la misa del Domingo de Ramos, el Papa celebró, en Roma, la XXXIV Jornada Mundial de la Juventud, donde invitó a hacer suya la exhortación apostólica, ‘Cristo vive’ y convocó a los jóvenes a rezar el Rosario por la paz en Tierra Santa y en Oriente Medio. Llamó a la humildad y criticó el triunfalismo que intenta alcanzar la meta a través de falsos compromisos.

Vea además la galería de imágenes: con un mensaje de paz y humildad se llevó a cabo el Domingo de Ramos en Cali

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad