"Seguimos siendo muy críticos": Presidente de la Cámara de Comercio de Cali

"Seguimos siendo muy críticos": Presidente de la Cámara de Comercio de Cali

Enero 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo | El País.

Presidente de la Cámara de Comercio, Esteban Piedrahíta.

El presidente de la Cámara de Comercio, Esteban Piedrahíta, dice que son los extranjeros los que hablan bien de Cali.

Este será un buen año para Cali y el Valle, a pesar del clima de incertidumbre económica que se viene para Colombia y el mundo, dada por la rebaja del precio del petróleo. La actual coyuntura, dice Esteban Piedrahíta, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, beneficiará a la región, que tendrá además un año que deberá ser el de la ejecución de las obras, de parte del gobierno local.Recientemente Cali fue calificada como un destino seguro para invertir por el Reino Unido. ¿Cree que la ciudad está pasando por un buen momento para la llegada de nuevos inversionistas?Estamos en un año de incertidumbre. Hubo un remezón grandísimo que empezó el año pasado con el precio del petróleo, que mal que bien ha sustentado una década muy buena de la economía colombiana. Sin embargo, para el Valle, el ‘boom’ minero-energético no fue tan importante porque no recibimos muchas regalías. Yo creo que este año a Colombia le va a ir bien y el Valle va a estar mejor que el país porque a nosotros la devaluación del peso nos conviene y si el petróleo está bajo también nos beneficia. Pero el logro de que Inglaterra nos reconozca como un destino importante de inversión es 100 % de Invest Pacífico. Ellos se han tomado la tarea de ir a las embajadas y con datos y hechos mostrar los atractivos de Cali. El año pasado se habló mucho de la Alianza para el Pacífico. ¿Sí va a despegar esta zona del país?Aunque lentamente, se va a volver más relevante y eso hace a Cali muy atractiva. Uno ve por ejemplo una nueva dinámica en la carretera (doblecalzada Buga-Buenaventura) muy impulsada por el vicepresidente (Germán Vargas Lleras), la carretera Mulaló-Loboguerrero fue adjudicada a una concesión seria, ve que el ferrocarril pasó de mover 6000 toneladas/mes a cerrar el año pasado con 25.000 toneladas/mes y este año proyectan llegar a 80.000 toneladas/mes. El aeropuerto finalmente despegó con su ampliación y hay inversiones en la Sociedad Portuaria, Tcbuen está en expansión, Ecopetrol habla de empezar con el oleoducto al Pacífico y Chile, México y Perú son clientes importantes en materia de exportaciones y esos mercados van en crecimiento. La Alianza apenas está empezando, pero tenemos todo por ganar.Aunque hubo una reducción notable en los homicidios, según las estadísticas, la gente sigue sintiéndose insegura en la ciudad. ¿A qué atribuye que siga tan alta esa percepción? Las cosas han mejorado porque los homicidios se redujeron y cuando uno ve la encuesta más importante del tema, que es la de victimización hecha por el Dane, donde le preguntan a mucha gente si fue víctima de un robo o un hecho delictivo, Cali sale en el promedio nacional. Claro que hay una percepción grande de inseguridad por los homicidios de vendettas y cosas de la mafia, pero las autoridades le han apostado a aumentar el pie de fuerza y a tener más cámaras de seguridad. Los crímenes más graves se han reducido, pero lo que toca al ciudadano, como el robo de celulares o en los semáforos, sí se siguen presentando. Y para reducirlos se necesita más pie de fuerza, más inversión social, hay proyectos interesantes en los Tíos (Territorios de Inclusión). Pero eso no se resuelve de un año para otro, necesita un esfuerzo continuo, no existen soluciones mágicas.¿Realmente ha mejorado el autoestima de los caleños?Se ha recuperado, pero creo que nos falta, seguimos siendo muy críticos y viendo a las demás regiones como si fueran perfectas y pensamos siempre que los paisas lo hacen todo bien y eso no es tan cierto. Los eventos nos ayudan, pero nos ha faltado más promoción de ciudad. A Cali le falta un buró para hacer promoción turística y sin embargo viene mucha gente porque encuentra cosas como la salsa y la biodiversidad. Cuando uno ve extranjeros diciendo que Cali es maravillosa, uno ahí sí se convence, casi que tiene que venir gente de afuera a hablarnos de nuestras bondades y yo creo que aquí es fundamental la salsa, ninguna ciudad de Colombia tiene una expresión cultural universal, porque a diferencia de la cumbia y el vallenato, la salsa se baila en Shangai, Helsinki o la Patagonia. Es una expresión mundialmente importante que nosotros podemos aprovechar y que lo hacemos con Delirio en su nueva sede, con Ensálsate, con el Mulato (Swing Latino) y con las escuelas. La gente no solo busca playa, la gente busca experiencias. ¿Cuál es el apoyo de los empresarios a los proyectos de ciudad? Acabamos de contratar el estudio de demanda a 30 años que pueda determinar el tráfico entre la Orinoquía y el Pacífico, queremos en unos meses presentárselo al Gobierno y mostrarle que la construcción de la carretera sí se justifica y en un futuro vamos a mirar otros proyectos. También estamos apoyando la educación digital con el programa Tit@. La Alcaldía tiene recursos para que este funcione durante tres meses, con el sector privado estamos apoyando la financiación de tres meses más. La otra iniciativa con la que estamos vinculados es con ‘Go Cali’, me parece que la ciudad le está invirtiendo al inglés, pero es que además tenemos mucha demanda de empresas de BPO (call center) y tercerización que quieren ubicarse acá y necesitan gente que lo hable, el que un joven lo sepa le da muchas posibilidades. Pero además las empresas se tocaron con muchos otros proyectos, el diseño nuevo del parque lineal del Río Cali lo pagó un grupo de empresarios, también tenemos el trabajo en parques y zonas verdes, más el apoyo a fundaciones. Este es el último año de Rodrigo Guerrero como alcalde. ¿Cuál deberá ser su énfasis en su recta final?Este año debe ser el de la ejecución y creo que va a haber bastante de eso, aunque la Ley de Garantías puede ser un problema. Me parece que la Administración ha estado generando unas condiciones, por ejemplo económicas, que van a permitir hacer más ejecución y espero que las secretarías se estén fortaleciendo en su capacidad de ejecutar porque el año pasado hubo plata y no toda se pudo consumir porque había proyectos mal armados. Metrocali tiene algunas obras, este año arrancó la segunda fase de las megaobras y está también la inversión del jarillón. No hay que olvidar que cuando el alcalde entró tenía $120.000 millones de libre destinación, eso para una ciudad de 2,5 millones de habitantes no es nada, es menos que Ibagué, y este año está en algo más de $400.000 millones y para el 2016 superará los $500.000 millones. La credibilidad del MÍO está caída por el mal servicio. A finales del año pasado, Metrocali y la Alcaldía lograron renegociar los contratos con los operadores, mejorando las condiciones. ¿Cree que por fin el masivo rodará bien? Yo confío en que haya sido un paso muy importante hacia la consolidación de un sistema que debe tener una buena calidad del servicio. Hay todavía riesgos, que la Alcaldía haya decidido poner una plata es muy importante y creo que el Gobierno Nacional debe pensar en subsidios para estos sistemas porque en la gran mayoría de las ciudades del mundo estas transiciones se han hecho con plata, el Estado ha tenido que invertir y subsidiar. El nuevo contrato le permite a Metrocali establecer unas sanciones, que antes no podía, les da a los operadores unos beneficios porque extiende los plazos, pero sí se necesita capital y ojalá el Gobierno Nacional entienda la necesidad de subsidiar, así como la Alcaldía lo hizo y entrará a financiar parte de la tarifa técnica (lo que cuesta mover un pasajero en el MÍO). El foco ha sido tener sistemas autosostenibles y no tener sistemas que presten un buen servicio.¿Le gustó el nuevo POT? Los POT son altamente controversiales porque se enfrenta a varias cosas, como que en los barrios residenciales la gente no quiera comercio, los más ambientalistas quieren menos construcciones y los constructores quieren más libertad para edificar. Pero hay cosas muy buenas del POT, como los proyectos de largo plazo, es el caso del Corredor Verde y eso es muy importante porque garantiza continuidad. Lo que es fundamental es aterrizarlo a zonas particulares y eso todavía falta, ojalá la Administración avance en el tema.Ya que habla del Corredor Verde, ¿sí le ve futuro? Depende. Estamos lejos si lo pensamos como solución ferroviaria de transporte de pasajeros. Pero yo sí creo que es muy factible y se puede hacer como un gran parque lineal donde opere el MÍO y que detone un proceso de renovación urbana en todo el corredor. Pensar en un tranvía cuando todavía no hemos consolidado el masivo no es el camino. El gran parque se puede hacer por tramos y requiere menos recursos.¿Qué espera del nuevo Alcalde? Que asuma la responsabilidad de tener a una ciudad en un momento muy interesante, que recibe un Municipio saneado, con el Catastro actualizado, con un nuevo POT, con plata para invertir, que sea un gerente que pueda ejecutar y gestionar, que tenga una visión de la ciudad internacional, moderna, que entienda el rol fundamental del sector privado, que le dé continuidad a ciertos programas clave, como el de la renovación urbana o la educación digital.¿Quiere ser alcalde de Cali? En el futuro próximo no, creo que ahora va a haber unos candidatos muy interesantes y además yo estoy muy contento en donde estoy. Aquí puedo contribuir a la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad