Escuchar este artículo

Se avecina un mayor caos vial en el Sur, ¿cómo enfrentarlo?

Marzo 11, 2018 - 07:55 a. m. 2018-03-11 Por:
Redacción de El País 
Avenida Cañasgordas

Según el estudio de tráfico que realizó Planeación Municial, las vías con las velocidades más bajas en el sur (entre 8 y 17 km/h) en la hora pico de la mañana son: Calle 13 con Carrera 105, Calle 18 con Carrera 118, Calle 25 con Carrera 100 (aquí construirán un puente) y Carrera 122 con 18.

José L Guzmán / El País

Por la Carrera 100 con Calle 13 circulan a diario, en la hora pico de la mañana, 5636 vehículos cada hora; en la Avenida San Joaquín con Avenida Cañasgordas ruedan 4212 y en la Calle 25 con Carrera 100 se mueven otros 6405 vehículos. En total son 16.253 automotores los que transitan por hora, convirtiendo el sur de Cali en una zona con niveles críticos de congestión, que se agravarán con la ejecución de las obras de infraestructura vial del Sur, que están próximas a comenzar.

Los estudios sobre tráfico vehicular, realizados por Planeación Municipal, también señalan que el transporte particular más usado en el sur de la ciudad es el carro particular, con una participación superior al 50 % en las vías, mientras que las motos tienen una participación cercana al 30 %.

“Nos esperan dos años duros de obras, si ahora sin las obras estamos con problemas (en la movilidad), imagínese lo que nos podrá pasar con las obras, de manera que necesitamos la concurrencia de todo el mundo”, dijo el alcalde de Cali, Maurice Armitage, quien reconoció que la situación de movilidad será más compleja a partir del desarrollo de las llamadas ‘Obras del progreso’.

Pero, ¿a partir de cuándo se empezará a vivir el caos vial? Una de los proyectos que generará inconvenientes en la movilidad es la ampliación de la vía Cali – Jamundí, que fue adjudicada hace dos semanas, y según la Alcaldía empezaría a ejecutarse a mediados de este mes. Sin embargo, el Consorcio ALC 2018, contratista de la obra, calcula que solo hasta el segundo semestre la movilidad se vería afectada por los trabajos.

Jorge Amezquita, representante legal de Amézquita Naranjo Ingeniería, una de las firmas que conforma el consorcio ALC, indicó que a mediados de abril se presentará el PMT (Plan de Manejo de Trásito). Asimismo, explicó que tendrán tres frentes de trabajo: uno en el río Lili (Carrera 103), otro en la Carrera 122 (cruce de Puerto Tejada) y el otro a lo largo de la vía.

“Uno de los puntos críticos que va a tener la movilidad va a ser en el cruce de Puerto Tejada porque hemos pensado que quedará un solo carril a lado y lado mientras se construye, pero eso lo tienen que aprobar en el PMT. Sobre la intervención en el río Lili hemos pensado hacer un falso puente al lado para desviar el tráfico por allí”, explicó Amézquita.

El contratista añadió que otra de las obras a su cargo es la construcción del puente en la Avenida Ciudad de Cali sobre el río Lili, que tendrá sus empalmes en las carreras 101 y 109.

Lea también: Cuidado con el mal parqueo: intensifican controles con fotomultas móviles

“En este frente no se va a afectar la movilidad porque por allí no circula tráfico, son puros potreros, le vamos a dar continuidad a la Avenida Ciudad de Cali”, precisó Amézquita.

Por su parte, el secretario de Infraestructura Vial, Marcial Quiñones, indicó que aún están ajustando el PMT con la Secretaría de Movilidad y hasta que no se tenga una propuesta definitiva no será divulgado. Sin embargo, el funcionario indicó que una de las alternativas que se estudia es que la Carrera 98 atraviese el separador de la Avenida Simón Bolívar y permita el flujo vehicular hacia el Norte y el Sur.

“Las demás alternativas son hacer las reparaciones de muchas vías en la Comuna 22 para lograr que la gente se comunique con mayor fluidez”, aseguró Quiñones.

¿Qué pide la comunidad?

Andrés Charria, edil de la Comuna 22, manifestó que el Pacto por la Movilidad, que se suscribió en jueves pasado entre la Alcaldía y los centros educativos del Sur, se hizo “de espaldas a la comunidad” y no cree que vaya a mitigar los problemas que se van a vivir de cara a la ejecución de las obras del Sur.

“Ese pacto no es mayor cosa, las entradas y las salidas de los colegios son un desorden, el parqueo afuera de colegios y universidades no tiene control, no se trata solo de la cantidad de vehículos sino del desorden. Nosotros hace más de tres años estamos pidiendo una salida por la Calle 11, que es la que sale por el Club Campestre, hacer un hundimiento o un cruce a la izquierda”, dijo Charria.

En efecto, el ingeniero Hugo Salazar, también habitante de la Comuna 22, añadió que las soluciones de infraestructura, como darle salida a la Calle 11 hacia la Calle 5, se pueden ejecutar a corto plazo (dos meses) y estar listas antes de que inicien las grandes obras del Sur.

“Por la Calle 5 hay una vía paralela a la ruta del MÍO, que va por todo el centro de la vía, ese pedacito está entre la Carrera 94 y la Calle 11, si se coge y se coloca en sentido sur - norte, los carros que bajen por la Calle 11 podrían, de una forma controlada con semáforos o guardas, irse directamente desde la Calle 11 a la Calle 5”, explicó Salazar.

Para Mario Fernando Hurtado, habitante de Ciudad Jardín, el caos vial en la comuna lo ocasionan colegios y universidades. “En época no escolar aquí no hay trancones”, afirmó.

Le puede interesar: Los 13 compromisos de la Alcaldía y centros educativos para mejorar movilidad en el sur de Cali

Añadió que el carro compartido y el pico y placa interno todo el día en las instituciones educativas son medidas pertinentes de aplicar.

“Otro plan de choque podría ser que la Alcaldía subsidie en algún porcentaje las rutas escolares para que la gente no tenga que llevar los niños al colegio. Usted va al Bennett (colegio) y ve a una señora en una camioneta de esas enormes llevando un niño, entonces claro esas cosas generan trancón”, precisó Hurtado.

Proponen ampliar pico y placa

Luis Macea, docente de vías y transporte de la facultad de ingeniería de la Universidad Javeriana, aseguró que además del Plan de Manejo de Tránsito, se podrían aplicar medidas adicionales temporales, como ampliar el pico y placa en la zona de influencia del proyecto.

“Por ejemplo, que la restricción sea para vehículos pares un día y para impares el siguiente día, o con restricción de cuatro dígitos por día. Lo que no se podría hacer sería ampliar el pico y placa sin mejorar el transporte público”, precisó Macea.

Esta propuesta también es compartida por Llanson Guañarita, vocero de la Asociación de Transporte Especial, quien aseguró que unos 2000 vehículos que prestan su servicio en el sur se verán afectados por el caos vial.

“Que en la Simón Bolívar con 85 y sus zonas aledañas se implemente un pico y placa de cuatro dígitos para evitar que entren tantos vehículos a Pance. También se debería suspender el cobro por congestión y la ciclorruta que colocaron en la Cañasgordas”, dijo el transportador.

El profesor Ciro Jaramillo, director del grupo de investigación de transporte, tránsito y vías de la Universidad del Valle, añadió que: “como usuarios de la vía tenemos que poner nuestro grano de arena y tener paciencia, ser conscientes que esto es para el beneficio de la comunidad y al final va a redundar en mejores condiciones de movilidad para el Sur”.

Otras propuestas

Elsy Jordán, presidenta de la Asociación de Colegios Privados, indicó que estimular el uso del transporte escolar y definir horarios escalonados de ingreso a las instituciones en concertación con las universidades, son medidas prioritarias que se deben implementar.

Universidades como la Católica, analizan la posibilidad de trasladar a sus estudiantes del Sur a las sedes alternas de la institución. También proponen replantear horarios para tener clases en horas valle y así contribuir a la descongestión en las horas pico.

En la Universidad San Buenaventura analizan contratar buses que trasladen a sus estudiantes desde la estación del MÍO. En la Universidad Libre ya cuentan con un vehículo.

Obras a ejecutar

De las ‘Obras del progreso’, esta administración espera dejar listas: Puente de la Avenida Ciudad de Cali sobre el río Lili, puente de la Carrera 100 con Calle 25, ampliación de la vía Cali – Jamundí incluido el puente sobre el río Lili, retorno en Cascajal y rehabilitación de la vía a Cascajal.

Las obras que ya se adjudicaron son la ampliación de la Cali - Jamundí, el puente de la Ciudad de Cali sobre el río Lili y el mejoramiento de la vía a Cascajal. A finales de este mes se licitaría el puente de la 100 con 25.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS