Sancionan a operador de basuras de Cali por doble cobro en el servicio de barrido

Sancionan a operador de basuras de Cali por doble cobro en el servicio de barrido

Septiembre 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Sancionan a operador de basuras de Cali por doble cobro en el servicio de barrido

Promoambiental presta el servicio de barrido en Cali con su equipo de escobitas. Lo mismo hacen las demás empresas, de acuerdo al contrato que tienen con Emsirva para mantener limpia la ciudad.

La Superservicios dice que se deben devolver dineros cobrados de más a los usuarios y exige acuerdos.

La Superintendencia de Servicios Públicos confirmó la sanción impuesta al operador Promoambiental por los dobles cobros de aseo a usuarios caleños, al tiempo que urgió a los operadores locales a lograr un acuerdo sobre el servicio de barrido con el fin de que no se vuelva a presentar esta situación.El superintendente Delegado Jorge Andrés Carrillo firmó la resolución con fecha 14 de julio de 2014, mediante la cual se confirma la multa de $50 millones a Promoambiental, por facturar el componente de barrido a suscriptores con los cuales no tiene contrato del servicio de aseo.Como lo señala la Ley de Servicios Públicos, al usuario solo le podrá facturar el servicio un solo operador, así haya otros prestadores que también participen del mismo.En la resolución, Carrillo señala: “Es claro que la investigada incurrió en cobros no autorizados, en tanto se encuentra demostrado que desde febrero de 2011 le está cobrando por el componente de barrido a los usuarios de otro prestador, LYS, generándose así un doble cobro a dichos usuarios, cuando solo tenía derecho a cobrarles el barrido la empresa LYS”.Agrega que esto “implica un incumplimiento del artículo 148 de la Ley 142 de 1994 que prohibe que se incluyan en las facturas cobros por servicios no prestados o no autorizados”. En este caso, aunque Promoambiental prestó el servicio de barrido como lo señala su directora jurídica, María Isabel Rojas, el cobro del mismo no estaba autorizado porque eran usuarios de otro prestador, como lo advierte el Superintendente Delegado.Más aún, dice el alto funcionario en el análisis del caso en la resolución, que “está claro que al realizar cobros no autorizados, la investigada debe proceder a devolver dichos cobros como lo ordena la Resolución CRA 294 de 2004, norma que tiene como finalidad que un prestador, como en este caso, se enriquezca indebidamente a costa del usuario”. Frente a lo anterior, Diego Caicedo, uno de los directivos de Promoambiental señaló que, en primer lugar, “la empresa acata aunque no comparte la decisión de la Superintendencia”.En segundo lugar, dice que pese a que los usuarios tienen un contrato con otro prestador como LYS o Aseo Ambiental, “nosotros (Promoambiental) tenemos que barrer, porque el aseo es un concepto integral que no solo consiste en recogerle al usuario lo que produce en su casa sino mantener la ciudad limpia”.En relación con la devolución de los dineros, Caicedo manifestó que “las resoluciones no están diciendo que devuelva la plata, pero la empresa sí va a hacer un ejercicio”. Incluso indicó que esos dineros pudieron haberse quedado en el camino, en manos de otras empresas.La abogada María Isabel Rojas, entre tanto, señaló: “Vamos a acatar la decisión (de suspender los cobros) porque la Superintenencia es nuestro ente de vigilancia y control”, pero agregó que “la Superintendencia carece de competencia para ordenarnos devolver dineros... La junta directiva (de Promoambiental) tomará la decisión que corresponda”, expresó.A valor actual, cada usuario ha pagado alrededor de $5500 mensuales adicionales por la tarifa de barrido, lo que significarían $66.000 al año o más de $264.000 desde el 2011 cuando se denunciaron los dobles cobros.De esta manera, los 2200 usuarios a quienes se les habría hecho los dobles cobros desde hace casi cuatro años, habrían pagado alrededor de $580 millones de más por el servicio de aseo con la doble facturación del barrido. Pero esta cifra la tiene que entrar a establecer el interventor del contrato que es Emsirva, Emcali, que hizo la facturación y los mismo prestadores del servicio.A ese valor se agrega el cobro de comercialización que hizo Emcali por la facturación y que a agosto pasado era de $1198 por usuario. En cuatro años cada usuario podría haber pagado $57.500 por costos adicionales de comercialización, lo que para 2200 usuarios significan más de $126 millones. Pese a que en mayo pasado Emcali se comprometió a garantizar que no se repitiera esta situación de doble facturación del servicio, esto no se ha cumplido. Álvaro Javier Agudelo, gerente comercial de Emcali, dijo que “no debería estar ocurriendo” y se comprometió a revisar de nuevo los casos.Por ejemplo: A cada uno de los usuarios del conjunto residencial Santa Catalina, LYS que es su prestador les facturó $4061 por barrido y Promoambiental también les facturó $5.498 adicionales por el mismo servicio en julio, y lo volvió a hacer en agosto.Lo mismo ocurre con los usuarios Comfandi DPE y Néstor Alfonso Bonilla Orozco, a quienes Aseo Ambiental que es su prestador del servicio les facturó en agosto pasado $4564 por barrido y en la misma factura aparece Promoambiental cobrando $5498 por el mismo servicio.En esta situación estarían alrededor de 2200 usuarios de la ciudad, de los cuales 1600 corresponderían a Promoambiental y los otros 600 a operadores como Ciudad Limpia y Emas.Esta última empresa (Emas), sin embargo, suscribió un acuerdo con pequeños prestadores que operan en su zona de servicio como LYS y Aseo Ambiental para excluir de la facturación el cobro de barrido y acordó ceder el 30 % del cobro correspondiente al pequeño prestador que tiene a su cargo a estos usuarios, básicamente del oriente de Cali.El de Cali es uno de los casos más complicados del país en materia de prestación del servicio de aseo, toda vez que aquí trabajan nueve operadores, de los cuales cuatro tienen contrato con Emsirva (que era la empresa pública que prestaba el servicio) y cinco son pequeños prestadores que operan en sectores donde los grandes prestadores también lo hacen.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad