¿Quién se le atraviesa en el Concejo a los proyectos claves para Cali?

¿Quién se le atraviesa en el Concejo a los proyectos claves para Cali?

Septiembre 05, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley, editora de Poder
¿Quién se le atraviesa en el Concejo a los proyectos claves para Cali?

Roy Barreras, concejal de Cali.

Los jóvenes que llegaron por primera vez a la corporación están en el 'ojo del huracán'. Uno de ellos, el concejal Roy Barreras Jr, responde en entrevista con El País.

Roy Alejandro Barreras forma parte del grupo de nuevos concejales que en el 2012 llegó al Concejo de Cali. Sobre él y otros jóvenes había expectativas de cambio, ya que respaldaban al alcalde Rodrigo Guerrero, pero hoy la realidad es otra. El grupo, que hoy es mayoría, es un duro crítico del Gobierno y se le califica de opositor, tanto que hay una dura puja por la gobernabilidad, que, según se comenta, no es más que por burocracia. Barreras, sin embargo, dice que lo que hacen es exigir resultados, hacer control político, que no pueden aprobar todo a pupitrazo y que no son un comité de aplausos.¿Cuál es la verdad de lo que ocurre en el Concejo de Cali hoy, que está dividido entre nuevos y antiguos?La ciudad en el 2011 voto masivamente por personas nuevas para el Concejo de Cali. Catorce somos nuevos. Llegamos para transformar la ciudad y para hacer de Cali una ciudad más segura, más competitiva, más sostenible y nos tomamos un par de años en construir confianza entre nosotros. En noviembre elegimos Presidente del Concejo y hoy hay una nueva mayoría que exige resultados. Los nuevos concejales llegaron como amigos del Alcalde, al que apoyaron en campaña, ¿ahora por qué son opositores?La ciudad votó por gente nueva porque los concejos anteriores no habían dado soluciones a las problemáticas y querían un Concejo diferente. A eso llegamos los nuevos y con ese mismo espíritu los caleños elegimos a Rodrigo Guerrero, con la idea de que la política funcionara diferente, y hoy vemos lo contrario. Hay improvisación en el Gobierno, decisiones irresponsables y lejos de hacer funcionar distinto la política, trabaja y se alía con los mismos de siempre.Los nuevos dicen que querían que el Concejo fuera diferente, pero hoy lo que vemos es una puja interna y un tire y afloje con el Gobierno. ¿No es un mal mensaje para la comunidad?Nosotros no llegamos al Concejo a ser comité de aplausos de la Administración, del Alcalde. Llegamos a hacer de Cali una ciudad más segura y más competitiva, y lo que hemos exigido es resultados. Desde que tenemos esa nueva mayoría hemos hecho más debates de control político que en los dos años anteriores y se ha hecho una labor permanente de exigencia de resultados, del control. Creo que el Concejo ha despertado. La concejal Clementina Vélez dijo que los nuevos creyeron que por ser amigos del Alcalde iban a gobernar la ciudad y no fue así. ¿Están pasando cuenta de cobro al Gobierno?Hay concejales y gente que hace política para tener mermelada. Nosotros hacemos política para transformar la ciudad. El Concejo tiene un lugar como junta directiva y su deber constitucional es exigir resultados a los funcionarios.¿La voltereta de ustedes con el Alcalde se debe a que no les cumplió acuerdos, es decir a que no les dio suficiente mermelada?La tristeza más grande ha sido que la ciudad votó por Rodrigo Guerrero pensando que la política iba a funcionar diferente, que iban a haber buenas decisiones en el Gobierno, manejo responsable, pero hoy vemos todo lo contrario, mucha improvisación, decisiones irresponsables. El Alcalde no escucha los llamados de atención del Concejo y ha decidido trabajar con quienes no dieron resultados en años anteriores. En lugar de renovar la política, el Alcalde terminó aliado con los de siempre. ¿Eso quiere decir que la mermelada se la dio a los otros?El Concejo lo único que ha exigido es resultados, el Concejo no exige mermelada. El Alcalde tiene una gran dificultad: es muy alcahueta con sus funcionarios. Yo aprendí que se debe escuchar al ciudadano y exigirle resultados al funcionario. El Alcalde hace lo contrario: protege a los funcionarios y desconoce los reclamos ciudadanos. Por eso tenemos funcionarios que no dan resultados en Emcali y Metrocali, que son sostenidos por ser amigos del Alcalde.¿Cómo califican los nuevos la gestión del Alcalde?El Alcalde tiene muchas tareas pendientes. En seguridad tiene una deuda inmensa, en generación de empleo, en calidad educativa, en movilidad y eso es fruto de esa alcahuetería con los funcionarios; fruto de no escuchar reclamos ciudadanos y exigirle al funcionario sino hacer lo contrario: defenderlo y protegerlo y desconocer el reclamo ciudadano. ¿No les da pena toda esa puja que hay con la Administración por la llamada gobernabilidad, que para muchos no es más que burocracia?Lo único que el Concejo exige es resultados, cumplimiento en la ejecución de los programas de Gobierno. Hemos hecho nuestra labor como junta directiva, ejerciendo el control y preguntando como es nuestro deber constitucional. Esa es la tarea que hemos hecho. Sería irresponsable aprobar todo a pupitrazo. ¿Qué es gobernabilidad para usted?La gobernabilidad se define como la posibilidad de los gobernantes de construir grandes consensos en la sociedad y eso implica escuchar a todos los actores y construir entre todos una visión de ciudad. Lo que tenemos hoy es un proyecto político del Alcalde, de unos amigos suyos, que no ha sido consensuado y hay un grave desconocimiento de los reclamos ciudadanos. Cuando habla de exigir resultados, la gente lo ve como que quieren puestos, burocracia…Habrá gente que se meta a la política para tener puestos y mermelada, nosotros estamos en esto para aportarle a la ciudad. Con la llegada de jóvenes se pensó que se erradicarían malas costumbres en el Concejo, pero hoy se tiene la impresión que eso no ha ocurrido y que los viejos vicios los aprendieron rápido los nuevos…Votamos por Rodrigo Guerrero, con la idea de que la política cambiara, y con esa idea se votó por personas nuevas para el Concejo, pero hoy vemos es que el Gobierno está muy cómodo trabajando de la mano con concejales que hicieron de esas mañas un tema recurrente en la ciudad.¿Por qué ustedes le pisan el freno a proyectos clave para Cali?Estamos haciendo el estudio de los proyectos como nos corresponde. Los dos proyectos más importantes, el POT y las facultades para el Alcalde, avanzan en su estudio. Sería irresponsable aprobarlos sin preguntar qué se va a hacer con los recursos, si son suficientes, si el encargado de ejecutarlos es eficiente para ello o está haciendo una mala gestión. ¿Y qué va a pasar con el POT, proyecto al que se le agota el tiempo?El POT avanza. Esa es una oportunidad única que tiene la ciudad de transformarse, rediseñarse y hacer de Cali una ciudad segura, competitiva, sostenible. Hay oportunidades enormes en el nuevo POT. Y hay dificultades y nuestra labor como concejales es encontrarlas y advertirlas. Hemos advertido que el POT tiene 90 estudios pendientes que dejan para después la toma de decisiones importantes en materia de suelos. Además hay medidas que son inconvenientes como los peajes urbanos, un parqueadero por vivienda, prohibir parquear en antejardines... Nuestro papel es corregir esas falencias y, como ponente, tengo la ilusión de entregar a los caleños un POT que sirva para desarrollar la ciudad.¿Y qué va pasar con el proyecto de las facultades para el Alcalde, que ya hundieron una vez por pujas con el Gobierno?, cada día le sacan un pero y lo frenan...En esto cada concejal tiene su propio criterio. Lo que el Concejo ha pedido es que se explique con claridad qué se va a hacer con esos recursos, piden facultades por $340.000 millones y hasta hoy nos han explicado $80.000 o $90.000 millones. No sabemos qué se va a hacer con el resto de ese dinero y con el resto de la facultad de trasladar recursos. Tenemos la gran preocupación de que el Alcalde ha dicho que de allí saldrán $30.000 millones para Metrocali. El Concejo ha pedido que se diga con claridad si va a haber plata para el MÍO, cuál va a ser el mecanismo, porque subsidiar la operación de los privados a través de un fondo de contingencias nos genera muchas dudas jurídicas. En la medida en que el Gobierno explique con claridad lo qué va a hacer con los recursos, cómo se van a ejecutar, en cabeza de quién va a estar la ejecución. Si los funcionarios que han tenido dificultades en ejecutar explican por qué las han tenido o son relevados de su responsabilidad, el Concejo tendrá todos los argumentos para acompañar el proyecto. ¿O se aprobará en la medida en que la Administración les cumpla, porque se dice que les van a dar la Subsecretaría de Gobierno y otras dos y la Secretaría de Vivienda?El Alcalde es autónomo en designar su gabinete. Desconozco si van a nombrar a alguien. Yo esperaría que si nombran a alguien en Vivienda, sea capaz de sacar adelante la política de vivienda del gobierno que ha sido desastrosa. El Alcalde prometió en campaña hacer 60.000 para reducir el déficit habitacional, y hoy con el programa de casas gratis del Gobierno Nacional solo lleva 6000. Además de las pujas internas y con la administración, este ha sido un concejo ausentista. ¿No es eso una falta de respeto con los electores?Conceptualmente la figura del concejal se entiende como un ciudadano que tiene otras actividades y que presta sus servicios de manera temporal. Por esa razón a los concejales se les pagan honorarios por sesiones y no salarios fijos. Cuando no vamos no nos pagan. Sería injusto criticar a un concejal que se ausenta un día para ir a hacer una maestría, cuando la Constitución y la ley prevén que los concejales tengan otras actividades. ¿Qué piensa de la mala imagen del Concejo?Siento que la ciudad quería un concejo diferente al anterior y por eso votó por personas nuevas. Le hemos dado a la ciudad la buena noticia de que hay una nueva mayoría, que hay un Concejo independiente, estudioso, ejerce el control político y le exige resultados al Gobierno.¿No temen que en una próxima elección, la ciudadanía les pase cobro de cuenta por sus actuaciones?Nos hemos metido en la actividad política para transformar la ciudad. Al Concejo hay gente que viene a subir y bajar escaleras con hojas de vida. Confiamos en que los caleños reconocerán la labor que hacemos los nuevos en una próxima elección.¿Y usted sube y baja escaleras con hojas de vida?Hace mucho no voy a la Alcaldía, cuando he ido lo he hecho para hablar de problemáticas de ciudad. Habrá concejales que se elijan para subir hojas de vida, nosotros lo hacemos para aportarle a la ciudad. Usted es uno los concejales que más crítica, pero también de los que más presiona por burocracia…Lo único que hemos exigido son resultados. ¿Se siente clon de su papá?Le he aprendido muchas cosas y trato de ser mejor todos los días, escucho sus consejos y con base en ellos trato de tomar la mejor decisión.Lea aquí la entrevista a la concejal Clementina Vélez sobre lo que pasa en la Corporación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad