¿Qué tan fuerte está el Jarillón para esta temporada de lluvias?

Escuchar este artículo

¿Qué tan fuerte está el Jarillón para esta temporada de lluvias?

Abril 08, 2018 - 07:55 a.m. Por:
José Luis Carrillo / editor de Cali 
Obras del jarillón

Las obras de reforzamiento del jarillón del río Cauca duraron 20 días.

Foto: cortesía de la CVC

Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión de Riesgo de Cali, es el apaga incendios de la administración de Maurice Armitage. Además de las labores de su dependencia, también ejerce un papel clave en el Plan Jarillón y a ello se suma que es el secretario de despacho con más ‘encargaturas’, en ausencia del Alcalde o cuando hay una vacante sin suplir. Actualmente es el Secretario de Seguridad (encargado).

En esta ocasión habló de lo que más sabe: prevención del riesgo, en especial cuando la temporada invernal se asoma con fuerza. También da recomendaciones que le podrían salvar su vida y la de su familia. Asegura que no quiere protagonismo y que todo lo hace enfocado bajo el direccionamiento del Alcalde.

Rodrigo Zamorano

Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo.

El País.com.co

Al empezar la primera temporada invernal del año, ¿cuál es el mayor temor del Secretario de Gestión de Riesgo de Cali?

Lo primero que tenemos es una gran confianza en los organismos de socorro de Cali, porque tenemos a los mejores bomberos de Latinoamérica, la Cruz Roja con más voluntarios y con más alta escolaridad, una Defensa Civil con 2000 voluntarios y unos Scouts con tecnología de punta... tenemos a Emcali y el Dagma haciendo la tarea.

Siempre habrá árboles que no podemos cortar, siempre habrá afectados...

Sé que se siente respaldado, pero como todo caleño algo de temor le debe generar la llegada de las lluvias.

La primera amenaza es el río Cauca.

Pensé que era la zona de ladera, por los deslizamientos de tierra...

El río actualmente baja a 500 metros cúbicos por segundo (6.5 metros de altura) no es una amenaza. Pero si Salvajina llega al 90 % de su capacidad y los ríos tributarios siguen aportando agua es complicado. Las últimas tres temporadas fuertes de invierno tuvimos el río a 11 metros de altura. La Providencia ha sido muy benévola con Cali y no ha querido, que mientras estén esos niveles de agua en el río Cauca, se presente un sismo que pueda afectar el jarillón.

Ya que habla del jarillón del río Cauca, ¿este año vamos a ver, otra vez, las imágenes de todos los años de casas inundadas en Juanchito?

Nuestro riesgo no es que el río se desborde por encima del jarillón, sino que cuando el río pase con sus caudales muy altos por Cali, con más de 10.8 metros, hay unas presiones muy importantes sobre el dique y en caso de una desafortunada coincidencia con un sismo superficial, es probable que el jarillón se volque.

Hoy puede pasar eso...

Hoy, el río está 500 metros cúbicos por segundo (6.5 metros) y según los cálculos de Univalle y los expertos holandeses no estaríamos en esa condición de riesgo... pero si el jarillón se fractura, en la simulación que tenemos se proyecta que sectores como El Pondaje el agua alcanzaría los ocho metros de altura, se taparía la Planta de Tratamiento de Agua de la que se abastece Cali así como la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales. La mala noticia, para las personas que piensan que el tema del jarillón no es con ellos, es que las aguas negras, de los no inundados, correrían y se tendría que declarar la cuarentena para Cali en el sexto día de inundaciones. Recuperarse a la ciudad le costaría $26 billones... Yo sé que es muy duro sacar a las familias de sus hogares para reasentarlas pero el bien de 7000 familias no está por encima de 2 millones de habitantes que tiene Cali.

¿A la fecha, cómo va la recuperación y el reforzamiento del plan jarillón?

El riesgo sigue, hemos reasentado aproximadamente 4300 familias, la mitad de ellas ya están afuera.

¿Este año ya se tendrá fuera del jarillón todas las familias que habitan sobre él?

No. Con el jarillón vamos a estar tranquilos a finales del 2019. En este momento tenemos recuperados 14.5 kilómetros que ya son sismorresistentes. En diciembre del 2019 tendríamos sismorresistentes los 26 kilómetros totales. En 19 meses, con la velocidad que vamos, no tendríamos ningún habitante en el jarillón. Este es uno de los reasentamientos humanos más importantes de Latinoamerica. Cali no sería una ciudad viable con la amenaza de un jarrillón que puede colapsar.

¿Actualmente qué están haciendo, en materia de alerta tempranas, ante el probable incremento súbito de caudales en los siete ríos que pasan por Cali?

Tenemos un sistema de monitoreo institucional con mucha tecnología en el que hacen parte Asocaña, la CVC, el Dagma y Gestión de Riesgo. Son unos sistemas que envían la información en tiempo real, están principalmente ubicados en el río Cauca. En otros afluentes, como el Pance, hay unos convenios con lugareños que tienen celulares y están al pendiente de unas señales (varas) de referencia con colores. Cuando el agua pasa su nivel por el color verde no sucede nada, pero cuando está en amarillo o rojo, nos llaman. Créame ese sistema ha sido muy efectivo y fidedigno.

Además de las emergencias, también le está tocando lidiar con noticias mentirosas de catástrofes...

Hay gente que le quiere hacer daño a otros. Especialmente en Pance hemos notado que quieren afectar el turismo, entonces publican imágenes en las redes sociales de una chorrera de Palmira y dice que se está desbordando la chorrera de El Indio. Y eso lo dicen el viernes para que el sábado y el domingo no vayan turistas. Lo mejor es referirse a las página de la Alcaldía, el Ideam, la CVC y los medios de comunicación de alta credibilidad.

Y cómo es que la gente cae tan fácil en esas noticias mentirosas...

Hay gente muy hábil que emite noticias falsas y se soportan en léxico técnico y oratoria para confundir, incluso a las personas con alto nivel académico. Hay gente de la sociedad caleña que nos llama y nos preguntan que si esos mensajes de las redes sociales son ciertos. Eso nos pasó con un mensaje de audio que rotó en redes sociales donde un supuesto experto de una universidad de México advertía de un temblor en Cali. Conocí gente que se fue hasta Palmira a dormir por miedo.

Secretario. En Cali hay puntos históricos de inundación de vías, tal es el caso de Chipichape. Allí faltan obras de mitigación, ¿por qué no se han hecho?

Las obras sí son necesarias, el alcalde Maurice Armitage, tiene presupuestado hacer los trabajos de mitigación de riesgo. En el sector de Chpichape, se realizarán los puentes. A partir de año y medio se espera que esté en proceso de diseño y de preconstrucción, es un tarea de largo plazo.

¿Por qué le da tan duro a Cali la temporada de lluvias?

El caleño tiene una característica en las vías y es que cuando llueve, andamos (en carro) más despacio y paramos, paramos y paramos. A eso se suma el problema con los semáforos, que son vulnerables y definitivamente aún no estamos acostumbrados a la lluvia. Por ejemplo, Bogotá duplica nuestro régimen pluvial (de lluvias).

También cuando llueve los árboles se están convirtiendo en un lío para Cali, ya que están cayendo sobre vehículos y casas. ¿Cuál es su recomendación al respecto?

Lo primero es notificar al Dagma, con un derecho de petición cuando la comunidad detecte un árbol enfermo, muy viejo, que no tenga hojas, que esté seco o esté tocando las cuerdas de la energía. El árbol que sea, el Dagma tiene la obligación de intervenirlo, por ejemplo, si notamos que está inclinado, si es un árbol que está enfermo. Y es que en las últimas precipitaciones hemos tenido vientos hasta de 40 nudos (entre 70 kilómetros y 80 kilómetros) eso tumba hasta los árboles buenos.

Y si voy en un carro y veo que se están cayendo las ramas de los árboles y caen rayos y relámpagos ¿qué debo hacer?

La consigna es: ‘pienso, pienso, no corro, no grito, no me devuelvo’. En este caso específico lo primero que tiene que hacer es detener el vehículo a un lado de la vía de manera segura, apagarlo, retirarse de las ventanas y esperar a que pase la tormenta. Si puede baje la antena del radio.

Ya para terminar, con respecto a las tormentas eléctricas, que son tan frecuentes por estos días ¿cuáles son sus recomendaciones?

Lo primero es alejarse de las ventanas. Los Norteamericanos que son tan buenos identificando los riesgos se han dado cuenta que el 70 % de las personas que mueren por tormentas eléctricas es porque están hablando por un teléfono fijo. Por último, si usted está en un espacio abierto, busque donde resguardarse -pero no en una estructura con techo de zinc o aluminio-. Si no encuentra un punto seguro, busque el árbol más pequeñito y allí se acuclilla y trate de poner un aislamiento entre el piso y usted. Lo importante es que sea el árbol más bajito. Tenemos experiencia de caleños muertos por descargas eléctricas, especialmente en el Sur, porque está zona no está protegida por los cerros tutelares de la ciudad. Esto no quiere decir, que en el Norte podemos jugar fútbol con rayos.

Basuras, un problema de peso

¿Qué recomendaciones nos puede dar para afrontar inundaciones?

La Administración, en cabeza del Alcalde, lo único que le pide a los caleños es que no arrojen basuras a las calles y menos a las alcanta- rillas. Créanme que la Alcaldía afronta su responsabilidad, pero cuando retiramos 111 toneladas al día de basuras en los canales pues allí hay una responsa- bilidad de la comunidad caleña.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad