¿Qué sería capaz de hacer usted por la paz de Colombia?

¿Qué sería capaz de hacer usted por la paz de Colombia?

Septiembre 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Un ‘arrodillatón’ le dio inicio este lunes a la Semana por la Paz. Firman manifiesto por la reconciliación.

Usted, qué sería capaz de hacer para lograr la paz. Qué haría en su casa, en su sitio de estudio o trabajo, en su barrio, en su ciudad, para contribuir a esa paz que el país ha esperado tantos años.Es que -dice el padre José González- la paz no es solo ese papel que firmarían las Farc y el Gobierno en La Habana, Cuba. La paz -explica- la construye cada persona con sus actos, con su actitud, con su relación con los demás. Entonces, que todos los caleños intenten responder qué podrían hacer para ayudarle al país a terminar la guerra es la principal misión que tiene la Semana por la Paz, que se inició el pasado domingo en la ciudad -y en toda Colombia- y que culminará el próximo sábado. El primer paso para lograr esa llamada reconciliación empezó ayer a las tres en punto de la tarde. A esa hora, en la plazoleta del CAM (Centro Administrativo Municipal), y en iglesias y en hogares y en establecimientos públicos, cientos de caleños suspendieron sus agitadas rutinas para arrodillarse y orar por la paz de Colombia, del Valle, de Cali. Y lo hicieron personas de diferentes religiones: la Semana por la Paz reúne a católicos, cristianos, evangélicos, judíos; o ciudadanos el común que no le ponen un nombre a sus creencias, pero sí comulgan con gestos de paz y reconciliación. El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, lideró la ‘arrodillatón’. El religioso, vestido de blanco y violeta, se inclinó y empezó a orar con adultos, ancianos, niños, quienes se arrodillaron formando un circulo a su alrededor; mientras una nube de palomas cubría la plazoleta de la Alcaldía. Para monseñor Monsalve, ponerse de rodillas no es solo un acto simbólico, sino la muestra de la actitud de humildad que pueden llegar a tener las personas. “Cuando un ser humano se arrodilla, está diciendo que no es capaz de manchar la tierra con la sangre de su hermano. Cuando uno se arrodilla, está reconociendo sus límites y está dejando que los demás sean como son. Esto no es un gesto a la carrera”.Mesa por la paz Tras culminar la oración de rodillas, en el hemiciclo del Concejo de Cali se dio inicio oficial a esta semana de reconciliación, con la firma simbólica de un manifiesto por la paz. Un documento en el que diferentes entidades religiosas, políticas, educativas y ciudadanas acordaron seguir trabajando por la paz. Además de la firma de este compromiso, en el acto de apertura también se propuso crear una mesa de paz. La idea es que sus representantes se reúnan cada semana, o cada quince días, a concretar propuestas para la administración local y regional, que contribuyan a la reducción de la violencia y a la construcción de un ambiente de reconciliación. Se trata, entonces, según lo explicó Luis Fernando Granados, vicerector de la Universidad Javeriana, de la responsabilidad que adquiere un grupo de caleños “para seguir haciendo esfuerzos y pactar acuerdos que nos permitan vivir en una ciudad incluyente y respetuosa”. En la apertura de esta Semana por la Paz, diferentes sectores coincidieron en que la búsqueda de la paz no puede reducirse a la negociación que adelanta el Gobierno con las Farc en La Habana, pues ese es solo el comienzo. “Hoy mismo se puede firmar la paz en La Habana, pero si nosotros seguimos llenos de odio y sed de venganza, no vamos a lograr nada”, advirtió el padre José González. Es que para el gestor de paz de Cali, Felipe Montoya, lograr la paz en Cuba puede ser, incluso, el paso más fácil, pero el verdadero reto está en la casa, en el trabajo, en la calle, en el barrio. Usted, entonces, ¿qué sería capaz de hacer por la paz?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad