Preocupación en Cali por malas condiciones de seguridad y salubridad de piscinas

Escuchar este artículo

Preocupación en Cali por malas condiciones de seguridad y salubridad de piscinas

Julio 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Preocupación en Cali por malas condiciones de seguridad y salubridad de piscinas

Vigilancia. La ley ordena hacer analisis diarios y mensuales tanto a la calidad del agua como a las superficies aledañas a las piscinas. Quien lo haga, debe ser especialista en el tema, dice la Secretaría de Salud de Cali.

Por mala calidad del agua, este año la Secretaría de Salud emitió 15 multas. No hay control a cerramientos.

Por no garantizar las condiciones de salubridad requeridas para su funcionamiento, en lo corrido de este año la Secretaría de Salud de Cali ha emitido 15 sanciones en lugares públicos y privados donde funcionan piscinas.La falta de aplicación de sustancias para garantizar la buena calidad del agua como el cloro, no realizar los análisis químicos requeridos y escasas prácticas de limpieza y desinfección del agua son algunas de las causas que generaron dichas sanciones, en su mayoría, a piscinas de unidades residenciales de la ciudad. Por las mismas causas, otros diez procesos administrativos están en curso.Las autoridades hicieron un llamado de atención a propietarios y administradores de piscinas de la ciudad para que cumplan con las normas sanitarias, más aún cuando se vive en pleno la temporada de vacaciones de colegios y universidades, por lo que se espera el aumento de bañistas.Felipe López Lesmes, del grupo de Calidad de Agua para Uso Recreativo de la Secretaría de Salud de Cali, explicó que “en las unidades residenciales preocupa que no tengan el personal especializado para las labores de limpieza y análisis de químicos, porque se sabe que genera altos costos. Los centros recreativos sí están acatando las normas”. Ingresar a una piscina que no cuente con las condiciones de salubridad “expone a las personas a sufrir enfermedades. Al no tener la cantidad suficiente de cloro aumenta la cantidad de microorganismos responsables de hongos, manchas en la piel y afecciones diarreicas”, explicó Édgar Llano, presidente de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Acodal, seccional Suroccidente.Al respecto, algunos administradores de conjuntos residenciales como Adriana Realpe, asegura que “mantener las condiciones químicas de la piscina generan costos y estos obligatoriamente deben asumirse. Pero los usuarios también tienen una responsabilidad en su uso. Si se meten con bronceador a la piscina sin antes ducharse, si comen o toman licor cerca de ella, también ponen en riesgo la calidad del agua”. Por cuenta de las vacaciones y de la realización de los Juegos Mundiales en la ciudad, del 25 de julio al 4 de agosto, la Secretaría de Salud anunció que se incrementarán las inspecciones en las piscinas de los escenarios deportivos y complejos hoteleros de Cali asociados a las justas deportivas.“Además haremos inspecciones en sitios donde sabemos que habrá alta afluencia de turistas, para evitar riesgos en su salud”, indicó Felipe López.Las multas para quienes incumplen la norma es de 50 salarios mínimos diarios vigentes ($982.500). Sin embargo, la ley 1209 de 2008, que regula la seguridad en las piscinas, permite imponer sanciones superiores a los $200 millones (1500 salarios mínimos diarios). Ley “sin dientes” para cerramientosLo otro que preocupa a las autoridades sanitarias caleñas es la implementación de cerramientos en las piscinas para evitar accidentes, especialmente en niños.Sin embargo, hoy la Secretaría de Salud se encuentra sin potestad para sancionar a aquellas personas que aún no instalan estos dispositivos de seguridad.Pese a que la Resolución 4113 de 2012 del Ministerio de Salud que ordena implementar los cerramientos en las piscinas colombianas a está vigente, la Secretaría de Salud solo podrá imponer sanciones el próximo año porque la norma se encuentra en transición.Según Pedro Cuenú, técnico de la Secretaría de Salud de Cali, hoy hay problemas en algunas piscinas para instalar los cerramientos como tener andenes angostos o estar construidas en lugares estrechos. “Entonces eso significa que la ley está ‘sin dientes’ y que en los sitios donde no se exigen cerramientos los riesgos de accidentes son mayores. Estos dispositivos son necesarios”, indicó Édgar Llano, de Acodal Suroccidente.Sin embargo, para Cuenú “el tema de seguridad también depende del buen comportamiento de los bañistas que también tienen obligaciones que cumplir a la luz de la ley”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad