Preocupa afluencia de visitantes a Farallones de Cali por ser zona protegida

Preocupa afluencia de visitantes a Farallones de Cali por ser zona protegida

Enero 14, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

El reciente caso de jóvenes extraviados activó las alertas de Parques Naturales sobre los riesgos de ingresar a esta zona agreste. 24 mil personas llegaron al Parque el año pasado.

Caminar hasta Pico de Loro, uno de los puntos más altos del Parque Natural Farallones de Cali, se ha vuelto en una actividad turística que gana cada vez más adeptos entre los caleños, pese a que sigue siendo una actividad prohibida por las autoridades.Los majestuosos paisajes, los bosques vírgenes y la riqueza de fauna y flora silvestre contrastan con el terreno agreste y de difícil acceso en la zona, razón por la cual los funcionarios de Parques Naturales insisten en frenar el acceso de centenares de visitantes.El reciente caso de cinco jóvenes extraviados en los Farallones reavivó el llamado de atención para prohibir el ingreso de personas al Parque, no sólo por los riesgos a los que se someten sino por la afectación que se causa a esta zona de reserva natural protegida.Juan Iván Sánchez, director territorial Pacífico de Parque Naturales, explicó que debido a la cantidad de personas que acceden a los Farallones ha sido difícil frenar su ingreso, pero se han instalado dos puestos de control para entregar recomendaciones, los cuales son los de El Topacio y El Pato."Sin embargo hay grupos de personas que no acatan las recomendaciones y aparecen situaciones como la de estos jóvenes extraviados", añadió.Y es que durante el 2014 ingresaron tres mil personas con destino a Pico de Loro y 24 mil personas a destinos como El Topacio y Pance; la cifra es preocupante si se tiene en cuenta que no es permitido el ingreso. Como el de los jóvenes, por lo menos se reporta un caso de personas extraviadas cada año en los Farallones.Ante tal demanda, Parques ha tenido que permitir el ingreso controlado de personas entre las 9:00 a.m. y 3:00 p.m., donde se les pide dejar nombres e identidad, pero se tienen informes de personas que ingresan después de las 5:00 p.m. ¿Pero cuál es el riesgo real de ir a este Parque Natural? El funcionario Sánchez advierte que la zona es agreste, no está adecuada para el ecoturismo, no hay guías dentro del parque, por lo cual los excursionistas pueden extraviarse del camino, deshidratarse, sufrir accidentes, luxaciones, entre otros.Además de ello, el rastro de basuras, erosión del sendero y riesgo de incendios por fogatas es cada vez más evidente y afecta directamente a las más de 300 especies de aves y por lo menos 108 especies de plantas en riesgo de extinción.Pico de Loro, que es uno de los sitios más concurridos, está a por lo menos seis horas y media de caminata desde el corregimiento de Pance y al interior del Parque no hay información de orientación diferente al sendero, por lo cual los riesgos de perderse son bastante altos.¿Habrán medidas frente a este problema?Si bien sólo existe una orden jurídica que obliga a las autoridades a establecer control para el ingreso a los Farallones, los cuales se cumplen con los puestos de El Topacio y El Pato, se analizan otras soluciones para esta ola de excursionistas.Parques Naturales adelanta una mesa de trabajo junto a la Secretaría de Cultura de Cali y demás autoridades, para definir una ruta turística en el Parque."Estamos tratando de organizar el turismo, porque podemos disfrutar de los escenarios, las bellezas paisajísticas, pero hay que definir sitios, horarios, actividades permitidas, capacitar a las personas, recomendaciones de salud, implementos adecuados y hemos ido avanzando pero falta consolidar más la propuesta", explicó Juan Iván Sánchez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad