Predios alrededor del Pascual serían sancionados por infracción urbanística

Predios alrededor del Pascual serían sancionados por infracción urbanística

Junio 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

33 establecimientos fueron citados a un acuerdo con Planeación Municipal. Invasión del andén, cerramiento y cubrimiento del antejardín son las infracciones más comunes en estos predios.

33 establecimientos ubicados alrededor del estadio Pascual Guerrero podrían ser sancionados por Planeación Municipal por infligir la norma urbanística que prohíbe la ocupación del espacio público. Por la utilización de rejas metálicas, techos y cubiertas no autorizadas en el andén, antejardín y aceras de la calle, los propietarios de estos establecimientos fueron citados por la dependencia municipal para que se acojan a la ley antes del inicio del Mundial Sub 20. En el caso de no acogerse a tiempo al llamado de Planeación Municipal, podrían ser sancionados con multas sucesivas que van desde los ocho hasta los 25 salarios mínimos mensuales vigentes, por cada metro cuadrado infringido. "La Administración Municipal está interesada en que los visitantes de la ciudad encuentren no sólo un muy buen estadio, sino un entorno que cumple con las normas urbanísticas adecuadas", explicó María Fernanda Penilla, subdirectora de Ordenamiento Urbanístico de Cali. La funcionaria explicó que la mayoría de los establecimientos citados a la reunión informativa son locales comerciales nocturnos y que el propósito es lograr una mediación con la participación de la ciudadanía, pues las sanciones podrían ser aplicadas sin necesidad del debate.Ante este llamado los responsables de los establecimientos citados, que se encuentran en las carreras 34 y 36, entre Avenida Roosevelt y Calle Quinta, manifestaron su desacuerdo.Hernando Salazar, encargado de una de las tiendas de la carrera 34 y citado por Planeación en la carta, opina que este es un obstáculo más del problema en el que se convirtió ser un vecino del Pascual Guerrero.“Las rejas del negocio se adaptaron para prevenir los robos a los que estamos sometidos. En lo que va corrido de la remodelación del estadio esto es un corredor de indigentes, de atracos y de soledad. Ya me robaron el cable del teléfono y las tapas del contador; sin esas rejas quedo más expuesto a la inseguridad”, dijo Salazar.Además del ruido ocasionado por las obras, el polvo y las pérdidas económicas de los negocios, los vecinos se quejan del poco tiempo que tendrán para corregir la infracción y evitar la sanción.La propietaria de una heladería del sector, quien prefirió omitir su nombre, denunció que en las calles del estadio sólo hay inseguridad.“La Alcaldía no tiene en cuenta la herida que los hinchas le hicieron a mi hijo por robarle una bicicleta, ni las pérdidas en el negocio por el cierre de la calle, ni que la mayoría de los citados somos arrendatarios”, manifestó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad