¿Por qué insisten con los taches en las vías de Cali?, esto dice el Secretario de Movilidad

Escuchar este artículo

¿Por qué insisten con los taches en las vías de Cali?, esto dice el Secretario de Movilidad

Octubre 06, 2019 - 07:55 a.m. Por:
José Luis Carrillo sarria, editor de Cali
El secretario de Movilidad de Cali, William Camargo.

El secretario de Movilidad de Cali, William Camargo.

Jorge Orozco / El País

La movilidad de Cali vive uno de sus capítulos más caóticos. El Sur está prácticamente infartado por las obras, los moradores del barrio Versalles furiosos por la instalación de los que la sabiduría popular ha denominado ‘Armitaches’ y la aparición de nuevas ciclorrutas, que le han quitado espacio a los vehículos.

En medio de este torbellino está el secretario de Movilidad de Cali, William Camargo, quien explica y defiende el nuevo modelo de movilidad al que le apunta la ciudad.

¿Por qué insistir en instalar tachones y pacificadores en las vías cuando hay un rechazo de los caleños?

Hay varios factores. El sector de Versalles, que ha generado tanta viralidad del tema en las redes sociales, tiene un registro de accidentes que sería bueno que la comunidad conociera. Allí hemos tenido, en los últimos 18 meses, 60 siniestros viales, 40 con personas lesionadas y el resto solo choques. Lo raro es que en los mismos reportes la comunidad había hecho explícita esta situación pero solo se detona una reacción cuando intentamos controlar el problema. Lo segundo es que Versalles es un sector de paso que conecta con San Nicolás, además, concentra un volumen alto de varias clínicas. Vemos a los peatones usar tres carriles en una vía local, donde los vehículos deberían ir a 30 kilómetros por hora, pero es claro que se circula a más velocidad por la violencia de los choques que allí se presentan.

Para los peatones existen las cebras y los pasos semaforizados, ¿por qué quitar un carril en una vía tan transitada? no parece lógico...

Frente a eso hay varias posturas. Instalar un cruce semaforizado vale $250 millones, cada intersección de estas (los tachones en Versalles) nos costó $6 millones. Los tres puntos de la Calle 22, en el barrio Versalles, nos costaron $17 millones. Para el volumen de vehículos que transita por allí no se necesitan tres carriles, está sobrando fácilmente carril y medio, así está documentado... Cuando yo reduzco la sección disminuyo el número de conflictos y habilito un paso adicional para que los peatones puedan cruzar. Yo me paro en el Parque de Versalles y veo que los conductores no le ceden el paso a los peatones. Lo que hemos encontrado es que con los reductores garantizamos la coexistencia segura en la zona...

¿Estos tachones cuántas vidas han salvado en Cali?

Tenemos un registro del número de siniestros que se han evitado desde abril -de este año- a la fecha. En eventos de choques de vehículos y lesionados tenemos disminuciones entre el 13 % y el 75 % de siniestros.

Esto a cuántas vidas equivale...

Más que en términos de vidas humanas estamos disminuyendo entre 40 y 60 personas lesionadas. Solo para que tengamos referencia, una sola víctima lesionada le cuesta a la sociedad $22 millones, según datos de Fasecolda. En el caso de Versalles tuvimos 40 lesionados en 18 meses, con un solo accidente que disminuyamos ya se justifica la inversión de esa medida (tachones). En promedio hemos adaptado 22 puntos y la inversión que tenemos allí es de $220 millones.

Justo frente a las oficinas de la Secretaría de Movilidad hay algunos tachones que se instalaron y ya no existen, duraron pocos meses, eso es evidencia de su reducida vida útil...

Si hiciéramos el balance de todos los tachones diríamos que el 90 % duran 24 y hasta 36 meses, la ventaja de estos elementos es su facilidad de reemplazo.

¿Cuándo termina el contrato de los tachones?

Ya se extinguió, dejamos recomendados para la próxima Administración la instalación en algunos puntos de alta accidentalidad, se invirtieron $300 millones en elementos de regulación y los otros recursos en demarcación. Eso significa que esta Alcaldía ya finalizó la instalación de estos elementos, salvo que la Agencia Nacional de Seguridad Vial los implemente, pero nosotros como Secretaría de Movilidad ya no tenemos más de estos elementos para instalar.

¿Por qué no publicaron el contrato de los tachones? Lo hemos buscado y no lo hemos encontrado?

Los contratos se suben en una página web. Eso es una norma nacional y el link es: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=18-11- 8377860.

¿Antes de instalar los tachones, no debieron primero tapar los huecos de las vías y arreglar los semáforos que se dañan cada vez que llueve?

La Secretaría de Movilidad tiene diferentes frentes de inversión: elementos de señalización, demarcación, regulación, control y el sistema semafórico... en el tema de contravenciones -multas- tenemos una fuente de recursos con los que se financia la Secretaría, esos recursos, por ley están destinados a la sostenibilidad de la Secretaría. No podemos tomar esos recursos para hacer bacheo.

¿Cuánto es el valor de cada tachón y delineador tubular?

Entre $70.000 y $150.000 cada uno.

Cambiando de tema, ¿qué sentido tiene hacer una ciclorruta, de doble vía, saliendo del bulevar de la Avenida Colombia, sobre la Carrera 1, la cual no lleva a ningún lugar?

Esa ciclovía tiene como propósito, conectar el bulevar de la Avenida Colombia con el Parque del Río. ¿Qué nos falta allí? Que la Secretaría de Infraestructura nos adecúe el último tramo para que se conecte por las calles 17 o 18 con la estación de Policía y empatar con la Calle 21 y así conectar con el Parque Río Cali. Ya estamos coordinando con Infraestructura para conectar ese último tramo.

¿Por qué dejar en solo dos carriles ese sector de la Carrera 1?

Allí tenemos casi 14 metros de ancho de vía, un carril necesita 3,50 metros de ancho, ¿cuántos carriles salen del hundimiento?, pues dos, en el pasado esa infraestructura estaba súper ocupada pero hoy la ciudad reconfiguró ese sector y esa capacidad estaba subutilizada. Lo que hicimos fue condicionar la salida a dos carriles y falta rematar un tramo de 70 u 80 metros para cruzar a mano izquierda; allí habrá una isleta de protección para peatones. Esa implementación tiene que darse en las próximas dos o tres semanas, dependiendo del arreglo de las vías...

Lea también: Ampliación de la vía a Pance va en un 70%

Usted recibió muchas críticas en las redes sociales porque comparó el proceso de movilidad que está viviendo Cali con el de New York. ¿Por qué sigue insistiendo en comparar dos ciudades con realidades de movilidad tan distintas?

Si hay una sociedad carro-céntrica es la norteamericana, las tasas de motorización de Cali no se separan mucho de la de los EE.UU. Es más, aquí tenemos comunas con 500 vehículos por cada 1000 habitantes, en EE.UU. están entre 700 y 800 vehículos por cada 1000 habitantes, entonces si hablamos de sociedades carro-céntricas estamos hablando de realidades similares. New York hace 10 años era una ciudad volcada a favorecer a los vehículos, Cali en el pasado tenía esa vocación y la está cambiando; New York ya la cambió. Manhattan, en su zona central, ofrece metros, vehículos compartidos y una infraestructura de bicicletas envidiable. Yo creo que uno debe compararse con aquellos lugares a los que quiere parecerse. Lo triste es que nos censuren por querer vías más seguras en Cali.

¿Cómo se explica que la ciudad tenga más ciclorrutas pero que contradictoriamente aumente el números de ciclistas muertos?

Allí hay un tema que tiene que ver posiblemente con el aumento de la utilización de esta cicloinfraestructura. Tenemos 5 siniestros más de ciclistas frente al año pasado. En este 2019 llevamos 26 ciclistas fallecidos frente a 21 del año pasado en el mismo periodo de tiempo. Hay un comportamiento que queremos chequear y son los conflictos en la cicloinfraestructura, donde las motos están entrando al espacio de los ciclistas.

En la última entrevista que concedió a El País, usted habló de la posibilidad de instalar 20 nuevas cámaras de fotomultas en Cali, ¿sigue en pie eso?

Nosotros tenemos una tarea que hicimos con el Ministerio de Transporte, es una iniciativa que sigue en curso pero nosotros -la actual Alcaldía- no vamos a incorporar mecanismos de cámaras salvavidas, como también son conocidas. En Cali se ha demostrado que estos elementos ayudan, pero es claro que donde se han instalado se disminuyen los números de siniestros, adicionalmente hay conductas que se empiezan a eliminar. Nosotros como Secretaría de Tránsito no nos sentimos cómodos que la gente esté pagando multas. Hoy los guardas están imponiendo 15.000 multas por mes y las cámaras de fotomultas entre 12.000 y 14.000 y, a pesar de ello, siguen nuestros conductores infringiendo las normas de tránsito.

Hoy los estudiantes del Sur acusan enfermedades como insomnio, estrés y trastornos alimenticios por los trancones en la vía Cali - Jamundí. ¿Qué soluciones plantea?

Es una situación de final de Administración, donde confluyen varias obras en el Sur, y que configuró un escenario desfavorable para la comunidad. Frente a eso no hay solución inmediata porque la infraestructura se demorará en su implementación. Lo que hemos visto, en la Mesa de Movilidad del Sur, es que el porcentaje más alto de viajes se está generando al interior de la Comuna 22, tenemos un dato y es que el 45 % de viajes los colegios llegan en automóvil. Las alternativas para esto serían el carro compartido, mirar más al transporte escolar; se ha planteado, pero no es fácil un pico y placa por zonas. Allí hay un problema de control y de vulnerabilidad porque estamos afectando una zona en particular; y otro elemento que estamos evaluando es el carril preferencial.

Hay una hipótesis que sostiene que un gran porcentaje del caos vial que se genera en el Sur obedece al gran número de vehículos que vienen de Jamundí y que una solución para enfrentar esto es instalar un peaje en la vía Cali - Jamundí que recaude fondos para financiar obras, incluso para buscar dineros para el tren de cercanía. ¿Cómo ve esta posibilidad?

Yo entiendo que la Agencia Nacional de Infraestructura, en la prolongación de la Avenida Ciudad de Cali, tiene dentro de los mecanismos posibles para financiar esa infraestructura la instalación de un peaje. El deber ser es que la infraestructura la pague quien la vaya a utilizar... en la práctica cada vez que se plantea un peaje entre dos ciudades vecinas existe una resistencia natural, pero la realidad es que la infraestructura regional tiene que financiarse con recursos de todos los municipios.

Trancón del Sur

El carril preferencial para los buses escolares ha sido una solicitud de colegios y transportadores, ¿por qué no la llevan a cabo?

Este es un esfuerzo en el que todos tenemos que poner. Algunos colegios han incorporado la imposibilidad de parqueo para los estudiantes, algunas universidades están aplicando el pico y placa para sus estudiantes y eso ha ayudado, pero el tema es qué tan dispuestos estamos como sociedad a modificar el patrón de consumo de la movilidad, entonces si tenemos 14.000 viajes individuales llegando a colegios la pregunta es: ¿dónde debemos presionar?

Los que tienen el poder de tomar decisiones son ustedes, porque es claro que la gente no se está bajando de los vehículos particulares. ¿Una medida sería ampliar el pico y placa en esa zona?

Sí, pero esa es una medida que a dos meses de terminar esta Alcaldía no se ha considerando, estamos trabajando con los colegios para modificar ese patrón de consumo.

¿Que pasó con la activación del semáforo de la Carrera 109 para girar a Bochalema, en la vía Cali - Jamundí?

Estamos listos con la implementación, pero nos falta que nos entreguen el tercer carril. Según el contratista está a ocho días y cuando eso esté implementado lo activaremos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad