Por deficiencias en el servicio al usuario el MÍO está en la cuerda floja

Por deficiencias en el servicio al usuario el MÍO está en la cuerda floja

Junio 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Por deficiencias en el servicio al usuario el MÍO está en la cuerda floja

Las quejas más frecuentes por parte de los usuarios son las demoras de los buses y las congestiones en las estaciones del sistema de transporte masivo.

El medio masivo de los caleños no pasó en el examen en cuanto a las rutas de los buses, el reemplazo de vehículos y el cumplimiento de las frecuencias en las estaciones.

Metrocali se ‘rajó’ en el proceso de implementación del Sistema de Transporte Masivo de Cali, según un informe técnico de la Secretaría de Tránsito que da cuenta de significativos retrasos en la infraestructura, la falta de reemplazo de buses viejos por nuevos, el incumplimiento con rutas y frecuencias a los usuarios y las debilidades técnicas y legales que afronta la empresa.El informe conocido por El País advierte que el más importante proyecto desarrollado en la ciudad durante los últimos años está en riesgo por dichos incumplimientos y enfatiza que “el MÍO no despegará hasta que Metrocali cumpla con terminar la infraestructura pendiente y ajuste la capacidad transportadora, para que los operadores adquieran los viejos buses que aún circulan por la ciudad para su retiro del servicio”.El informe le da la razón a la ciudadanía que se queja en forma insistente por las deficiencias del servicio, con frecuencias de paso que se demoran más de lo previsto y rutas que no tienen buses suficientes para ser prestadas.El punto, de acuerdo con lo encontrado por del Tránsito, es que Metrocali no puede cumplir con las exigencias de movilidad de la primera fase del MÍO, porque muchos vehículos se fueron a atender rutas de la fase 2. Así, los 470 buses vinculados para servir 37 rutas de la primera fase, en realidad están atendiendo 54 rutas, ya que se agregaron 17 recorridos nuevos de segunda fase sin aumentar la flota.Estas nuevas rutas requieren unos 200 buses más, que no han sido incorporados por los líos legales y técnicos que tiene Metrocali. Además, de los 470 buses hay 35 de Unimetro fuera de servicio porque se le cancelaron 27 licencias y los carros han sido desvalijados para sacar un repuesto y ponérselo a otro vehículo.Evaluación de rutasEl problema, insiste el Tránsito, es para los usuarios. La evaluación reconoce que en la mayoría de las rutas troncales (con buses articulados) se cumple a cabalidad con el servicio, salvo en las rutas T47A y T47B que apenas llegan a 57% de cumplimiento. Eso indica que hacia el oriente de la ciudad sólo se está movilizando poco más de la mitad del volumen de pasajeros previsto. Con respecto a las rutas pretroncales (buses padrones), el estudio dice que “Metrocali no está dando una adecuada y cabal cobertura y calidad del servicio a los usuarios”. La evaluación arroja unos índices muy bajos en el cumplimiento de las frecuencias de servicio (entre un 25%, 27% y 29% para los tramos Sur-Centro, Sur-Calima-Autopista Sur, Calima-Terrón y Calima-Cosmocentro), lo que quiere decir que a veces se triplica y cuadruplica la demora en la frecuencia del servicio para la gente (ver gráfico).Pero el mayor inconveniente se presenta en las 28 rutas alimentadoras de primera fase, donde se advierten “unas diferencias sustanciales de recorridos que sobrepasan los diseños operacionales establecidos, así como otras que reflejan una ineficiente prestación del servicio a la comunidad”, dice el informe.La misma evaluación advierte que en rutas pretroncales y alimentadoras existen problemas en la calidad del servicio, por “la intención de Metrocali de ampliar la cobertura prestando rutas de fase 2 y completamente nuevas sin disponer de flota para ello, afectando por consiguiente el adecuado servicio a la comunidad”.Obras y busesEn cuanto a infraestructura, “Metrocali no ha cumplido, ya que no están terminadas y en operación las terminales del Sur y de Calima establecidas en el Diseño Operacional del MÍO vigente hoy en día”, indicó la evaluación técnica.En relación con los buses, “tampoco se ha cumplido ya que no se ha realizado los ajustes de las capacidades transportadoras de la segunda y tercera etapa del viejo sistema colectivo (según la resolución 456 de 2007)”.El Tránsito concluye que “no se ha cumplido la totalidad de la chatarrización a los operadores, por lo que no es adecuada la vinculación de 470 vehículos de la Fase 1”. Sin embargo, el presidente de Metrocali, Luis Eduardo Barrera, insiste en que sí hay un cumplimiento global cuando se suma la chatarrización de los cuatro operadores.Pero el Tránsito advierte que el cumplimiento no es global sino por operador, con cada uno de los cuales hay un contrato que deben cumplir. Por esa razón, la Secretaría tampoco ha podido hacer la reestructuración de 30 rutas del viejo sistema, para abrirle paso a los buses del MÍO. Los decretos de reestructuración están listos, hizo saber el secretario de Tránsito, Alexánder López.Como resultado de lo anterior, el Tránsito sostiene que viene proliferando la ‘piratería’. Es decir, “hay más vehículos particulares prestando servicio público de transporte de pasajeros; taxis de servicio particular como colectivos y, peor aún, últimamente está apareciendo el ‘mototaxismo’ en Cali”, que son motociclistas que van a paraderos del MÍO a recoger pasajeros.En conclusión, la Secretaría de Tránsito señaló que Metrocali “ha incumplido los esquemas planteados para el proyecto, lo que ha generado acciones judiciales y de control en contra de las entidades responsables de la implementación del MÍO que, en últimas, pueden suspender su buen desarrollo”.Es por eso que la Secretaría, como autoridad de Tránsito de Cali, advierte que se vería abocada a cancelar tarjetas de operación de buses del MÍO (como ya ocurrió con Unimetro) y si eso sigue ocurriendo se reduciría la flota y se agravaría el problema de congestión y demoras en la movilización de los caleños.Frente a esto, el presidente de Metrocali, Luis Eduardo Barrera indicó que Metrocali sí ha cumplido con la implementación de la primera fase del MÍO y que ha tenido la capacidad técnica y legal para hacerlo y seguir adelante. Reconoció que hay ajustes por hacer en las frecuencias y operación del sistema, que se ha afectado por los líos internos del operador Unimetro, pero recordó que los operadores GIT y Blanco y Negro tienen lista una flota adicional cercana a 200 buses para reforzar la operación y atender la segunda fase del MÍO.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad