Polémica por decreto que permite a Policía de Tránsito imponer multas en Cali

Polémica por decreto que permite a Policía de Tránsito imponer multas en Cali

Junio 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El Presidente de la Asociación Nacional de Empleados de Tránsito y Transporte aseguró que el decreto 4110 deber ser derogado. Alcalde dijo que es una medida necesaria en el marco del nuevo plan de choque para frenar la inseguridad.

El decreto aprobado por la Alcaldía que permite a la Policía de Tránsito y Transporte imponer multas en Cali generó polémica entre el Mandatario local y algunos guardas de Tránsito, en el marco de la implementación del plan de seguridad para la ciudad.Según el presidente de la Asociación Nacional de Empleados de Tránsito y Transporte (Andett) Seccional Cali, Cenover Montoya, un abuso de autoridad es lo que puede generar el decreto 4110 del 3 de junio del 2011, que tiene vigencia por 17 días, por lo cual debe ser derogado.Para Montoya, el Alcalde de Cali cometió prevaricato al darle facultades a la Policía de Tránsito, ya que, según él, "la Ley 1310 prohíbe que dos autoridades de tránsito ejerzan control en una misma jurisdicción"."En Cali, nosotros somos la autoridad. Tenemos controles, buenos servicios y buena regulación. Atendemos todos los accidentes de tránsito e incluso ayudamos al levantamiento de cadáveres en los mismos", explicó el funcionario, al enfatizar que "no puede existir duplicidad".En ese sentido, el presidente de Andett aseguró que si el Alcalde deroga el decreto se evitarían numerosas demandas, pues de lo contrario "el ciudadano de Cali que reciba una multa por parte de la Policía de Tránsito podrá presentar una tutela por abuso de autoridad, la cual seguramente se le concederá"."Esta persona no tendrá que pagar y por el contrario se le deberá devolver el dinero por concepto de parqueadero y grúa, en caso de que el vehículo haya sido inmovilizado", aclaró. Montoya también aclaró que sí se apoya la llegada de más policías a Cali, pero solo para ejercer labores de control y vigilancia con el fin de contrarrestar la inseguridad.Por su parte, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, aseguró que el presidente de Andett "no conoce bien la ley y seguramente ve cuestionado su trabajo en un momento en que la ciudad clama por la presencia de la Policía"."Me parece una miopía mayúscula que algunos guardas impidan la concurrencia intersectorial para construir una cultura de responsabilidad colectiva y de respeto por la ley", manifestó el Mandatario local.Asimismo, explicó que estaría mal hecho en "traer policía a la ciudad de Cali y no proveer a la misma de herramientas para que adelanten procesos sancionatorios, en este caso a quienes incumplan las normas de tránsito en este plan de choque para recuperar la seguridad"."Sin duda alguna, hemos dado facultades a la Policía para que cumpla funciones regulatorias y sancionatorias", dijo al concluir que la medida podría ser prolongada hasta que las condiciones de seguridad en Cali mejoren.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad