Paul Dury regresa como director invitado de la Filarmónica de Cali

Paul Dury regresa como director invitado de la Filarmónica de Cali

Junio 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Paul Dury, quien dirigió la Filarmónica de Cali durante nueve años, hoy será director invitado de uno de los últimos conciertos de esta orquesta, que podría desaparecer el 30 de junio.

Aunque nadie lo confiese, hay tensión en la sala de ensayos de la Filarmónica de Cali. El tiempo pasa, los conciertos siguen y el 30 de junio está cada vez más cerca. Ese día, Casa Proartes entregará la administración del grupo, pues no tiene recursos.El 1 de julio, la ciudad podría amanecer sin orquesta académica y cuarenta músicos sinfónicos quedarían desempleados. Por eso, los ensayos para el décimo concierto de temporada, esta noche, han sido en medio de incertidumbres.Si alguien sabe lo que pasa es Paul Dury, el director invitado de hoy, quien estuvo al frente de la filarmónica durante nueve años y vivió todo el proceso de la orquesta. Ese fue el tema de conversación:¿Qué se siente pasar de director titular a invitado?No cambia mucho. Son la misma sala y los mismos músicos. Más tranquilo, porque uno no se preocupa por lo administrativo.¿Cómo encontró la orquesta?Bien. Sigue en su trabajo normal... hasta el final de mes. No se puede desconocer que los músicos tienen preocupación por el futuro. Yo espero que encuentren soluciones para que siga funcionando esta orquesta que hemos durado tanto tiempo en montar, creo que desde los tiempos de Antonio María Valencia, hace 60 años.A la manera de Schubert, ¿ésta es una ‘sinfónica inconclusa’?Por el momento sí, y la idea no es terminar como en la sinfonía de Schubert, con un segundo movimiento lento, sino con muchas más sinfonías.¿Cómo están los ánimos?Todos son profesionales y aunque hay preocupación a corto y mediano plazo, deben cumplir con los compromisos adquiridos hasta final de este semestre. Cuando usted se retiró, el grupo estaba unido en función de mantener viva la orquesta. ¿Esa unión sigue?Sí... Hay la voluntad de lograr la vigencia a largo plazo de la orquesta. Si es complicado con la Selección Colombia de Fútbol, con apenas 22 futbolistas, 3.000 periodistas opinando y 40 millones de directores técnicos, imagine cómo será con 40 personas en la incertidumbre, cada uno con pensamientos diferentes.La comparación es injusta...(ríe). Aunque hay opiniones diferentes, Proartes busca soluciones con los sectores público y privado, y se espera respuestas de aquí a final de mes para saber qué pasará en el segundo semestre y en 2012. También se preguntarán qué pasará el 1 de julio.También, porque si se logran seis meses más y luego se levantan el 1 de enero de 2012 con las mismas preguntas de hace un año... Por eso se busca que no se dependa de la voluntad de los gobernantes de turno. La crisis ha propiciado reflexiones sobre el futuro de la orquesta.¿Insinúa que Proartes no entregará la orquesta el 30 de junio?No puedo hablar en nombre de Proartes, pero sé que no busca zafarse de la orquesta sino buscar una forma de administrarla sin traumas financieros.En Cali no se ve otra entidad que lo haga.Sé que han explorado, pero el período de exploración está llegando a su fin.¿El concierto de hoy será para usted el último con la Filarmónica?No. Hay proyectos para el segundo semestre y hasta para 2012. Y si no, la vida sigue. Todo es un gran signo de interrogación, porque la Ley de Garantías entrará en vigencia y ojalá se logre sacar las partidas antes para la orquesta.¿Y su proyecto personal cómo sigue?Mi decisión es quedarme en Colombia. El futuro laboral está mejor en este lado del Atlántico que en la vieja Europa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad