Escuchar este artículo

Opiniones divididas tras balance a regulación de ambulancias en Cali

Noviembre 25, 2019 - 01:06 a. m. Por:
Redacción de El País
Ambulancia

Las ambulancias reguladas por el Municipio cuentan con identificación visible de la Secretaría de Salud y un código QR para hacerlas fácilmente detectables por los pacientes. Los servicios solo pueden solicitarse a través de la línea 123.

Archivo El País

Luego de dos años de implementarse la regulación al sistema de ambulancias de la ciudad, con el ánimo de acabar con la ‘guerra del centavo’ que durante años casaron estos vehículos de atención en salud, el proceso continúa dividiendo opiniones en torno a la prestación del servicio por parte de las empresas.

De un lado, hay quienes afirman que la puesta en cintura de las ambulancias no ha sido de gran ayuda para frenar los llamados ‘paseos de la muerte’ ni los casos de defraudación al Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, Soat, mientras que desde el Municipio se advierte que la reglamentación para estos vehículos ha contribuido a mejorar la prestación del servicio.

El secretario de Salud de Cali, Nelson Sinisterra, sostiene que con el sistema implementado en la ciudad se logró organizar el caos que se vivía en las calles en términos de atención de emergencias de salud, así como diezmar la competencia por los pacientes.

Le puede interesar: Aumenta insatisfacción de los caleños por la cantidad de zonas verdes en la ciudad

“Cali fue la primera ciudad de Colombia que estableció un decreto para la regulación de las ambulancias en la vía pública. Esto nos ha permitido tener un centro regulador de urgencias y emergencias y fortalecer nuestro número único de seguridad y emergencias, que es el 123. Hoy tenemos una completa articulación que permite un reporte inmediato, en tiempo real, de lo que está ocurriendo; no como antes, que tocaba llamar y esperar la ambulancia, lo que generaba demoras en la atención”, afirma el Secretario de Salud Municipal.

De acuerdo con Sinisterra, para hacer seguimiento permanente a la situación de las ambulancias se instaló una comisión permanente con las secretarías de Movilidad de Cali y Salud del Departamento y la Superintendencia de Salud.

“Hemos implementado operativos para hacer la revisión de las ambulancias, porque Cali tenía un gran número de ambulancias ‘piratas’ y hoy no las tenemos, sino que están dentro de la habilitación que provee el Departamento. Sin embargo, tenemos pendiente que todas las ambulancias se adhieran al sistema de regulación, pues aunque hemos generado suficientes normativas para que ellas puedan incluirse, requerimos normativa desde el nivel nacional para que todas las empresas y ambulancias tengan que estar adheridas a la Administración. Hoy nosotros estamos regulando el 40 % de lo que ocurre en la vía pública”, afirma el Secretario de Salud de Cali.

Dos años completa la regulación de las ambulancias en Cali. La decisión de reglamentarlas se dio tras reiterados casos de abusos con pacientes.

Según los cálculos de Sinisterra, en la capital del Valle del Cauca hay 310 ambulancias que están inscritas en el registro de prestadores de servicios de salud. De estas, 174 se dedican a atender eventos por Soat.

“Los resultados de la regulación son concretos y están claros. Tenemos ambulancias con mejores capacidades en la vía pública y hoy tardamos ocho minutos en atender los casos que se presentan. Una ganancia adicional ha sido que la mayoría de los pacientes que tenían algún problema en la vía pública, como un infarto agudo del miocardio o un accidente cerebro vascular, antes eran trasladados en taxi; pero hoy estamos trasladando alrededor de 4000 pacientes en el año en Cali que tienen este tipo de situaciones o son pacientes que tienen alguna fractura y están en su casa y no tienen cómo movilizarse”, indica Sinisterra.

Entre tanto, John Fitzgerald Rodas, jefe de Emergencias del Cuerpo de Bomberos de Cali, indica que más del 50 % de las emergencias que se están atendiendo en el día obedecen a gestiones prehospitalarias, es decir, personas lesionadas, enfermos y quienes tienen accidentes en casa.

Rodas aclara que el servicio de ambulancia que brindan los bomberos es gratuito y esa podría ser una de las razones por las cuales las solicitudes de traslados han tenido un incremento en lo corrido de este año.

Surgen críticas a la regulación

No obstante los argumentos expuestos por Sinisterra, desde el Concejo de Cali y el gremio de los paramédicos se advierte que los esfuerzos por regular el funcionamiento de las ambulancias ha sido insuficiente para amilanar las falencias en la atención de pacientes y la lucha por los casos del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, Soat.

Para la concejala María Grace Figueroa, la piratería en el gremio de las ambulancias “ganó la guerra en la ciudad, porque esto se reglamentó, se pusieron ‘chips’ a los carros, se centralizó el servicio, pero las ambulancias que no están reguladas siguen abarcando muchas de las atenciones en la ciudad. Además, cuando el Estado provee un servicio y simultáneamente hay un privado, suelen ganar los privados, porque son los que llegan rápido y contestan el teléfono”.

Agrega que el hecho de que el Municipio tenga el control solo del 40 % de la atención de los eventos que ocurren en las vías da lugar a que se sigan registrando abusos y fallas en la atención de los pacientes.

“Ha faltado gerencia y eficiencia en este servicio, porque no es justo lo que pasa en Cali, donde las ambulancias hasta se han convertido en vehículos de transporte público. También hay que aclarar que este tema no solo convoca al Municipio, pues la Secretaría de Salud del Valle debería de imponer sanciones a quienes ejerzan la piratería en las ambulancias, pues a aquellas que no están reguladas o no cumplen con las condiciones no deberían recibirlas en los hospitales”, asegura Figueroa.

Por su parte, el paramédico Daniel Buitrago* asegura que “nada ha cambiado en las calles y sigue habiendo mucha competencia, porque los pacientes de Soat son solo direccionados hacia ciertas empresas de ambulancias, que son las que el Municipio quiere, pero no hay igualdad en el reporte de los casos para todos. Eso hizo que mucha gente que quería unirse al sistema, o se unió, dejara de lado los reportes oficiales y siguiera saliendo a buscar pacientes”.

*Nombre cambiado por solicitud de la fuente.

Ambulancias

De las 310 ambulancias que prestan actualmente el servicio de transporte de pacientes en la ciudad, 174 se dedican a atender eventos por Soat.

Archivo El País

Primer golpe a cartel del Soat

Pese a que desde hace años en Cali se han tejido rumores en torno a negocios que rondan la atención de eventos de Soat e incluso falsos casos de accidentes con los que se busca defraudar las arcas del sistema de aseguramiento, solo hasta principios de noviembre de este año se evidenció una red dedicada a esa actividad ilegal.

Se trata de una banda compuesta por ocho personas a quienes la Fiscalía vinculó como presuntos integrantes de una estructura delictiva que se dedicaba a defraudar al Estado y a diferentes aseguradoras mediante las pólizas Soat.

Según las autoridades, entre los vinculados se encuentran dos integrantes de la Policía, un agente de tránsito y un civil. Otros tres son conductores de ambulancia y uno es paramédico.

La desarticulación de esta banda se logró luego de una investigación de dos años en la que se evidenció el ingreso de falsos pacientes a hospitales. Al parecer, estas personas buscaban falsos lesionados a los que asistían como si se tratara de víctimas de accidentes de tránsito.

De acuerdo con la Fiscalía, también cambiaban los hechos u origen de pacientes ingresados por accidentes de tránsito para realizar los cobros.

El Juzgado 25 de Control de Garantías formuló cargos por los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, cohecho por dar u ofrecer, fraude procesal, estafa agravada, falsedad ideológica en documento público y uso de documento privado.

No obstante, los sindicados deberán pagar su condena en sus lugares de residencia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS