Operadores denuncian trabas en el ingreso de nuevos buses para el MÍO

Operadores denuncian trabas en el ingreso de nuevos buses para el MÍO

Junio 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción
Operadores denuncian trabas en el ingreso de nuevos buses para el MÍO

Por la crisis, Unimetro tenía por fuera de las vías 64 de sus buses. En agosto todos estarían operando.

Los transportadores sostienen que las matrículas de los vehículos no han sido expedidas, pese a que hace casi dos semanas el Alcalde de Cali firmó el decreto por medio del cual se autorizó la entrada de 127 buses para el sistema de transporte masivo.

Pese a que hace casi dos semanas el Alcalde de Cali firmó el decreto por medio del cual se autorizó la entrada de 127 buses nuevos al MÍO para mejorar la frecuencia de rutas, los operadores del sistema denunciaron que las matrículas para dichos vehículos no se han expedido todavía.De acuerdo con tres de los cuatros operadores del sistema (Blanco y Negro Masivo, GIT y ETM) la Secretaría de Tránsito estaría dilatando la entrada de estos vehículos. Se trata de una flota adquirida para la segunda fase de implementación del MÍO y que fue autorizada a ingresar para mejorar la operación de la primera etapa del sistema y con la coyuntura de las deficiencias en el servicio por parte de Unimetro, operador al que le fue anunciada la cancelación del contrato. Según César Vergara, representante de GIT Masivo, “los certificados de inicio no nos han sido entregados, lo que nos demuestra que la Secretaría de Tránsito está tratando de dilatar el mejoramiento del sistema”.Por su parte, el gerente de Blanco y Negro Masivo, Eduardo Bellini, manifestó que el retraso en el ingreso de los buses traerá problemas a la prestación del servicio, en tanto la frecuencia de rutas seguirá siendo lenta y no se podrá atender de manera efectiva a los más de 300.000 pasajeros que hoy transporta el MÍO. “La entrada de estos buses no es sólo un clamor de la comunidad para que mejore la movilidad del sistema.Esto también implica riesgos económicos para nosotros, al tener los buses parqueados en nuestros patios sin cumplir ninguna tarea”, explicó Bellini.Los operadores indicaron que Tránsito no aplicó el decreto que autoriza a la entrada de los buses argumentando que dicho documento tenía errores o inconsistencias. “Un funcionario de la Secretaría (de Tránsito) dijo que el decreto tenía problemas de redacción. Esto definitivamente atrasa el proceso y las repercusiones serán para los usuarios”, dijo Frank Mosquera, presidente de la junta directiva del operador ETM.Entre tanto, voceros de la Secretaría de Tránsito le confirmaron a El País que desde el viernes de la semana pasada el equipo jurídico de esta dependencia trabaja para saber si el fallo del incidente de desacato, emitido el pasado 21 de junio por el Juez Quinto Penal Municipal en el que se ordenó cumplir con la tutela que suspendía la segunda fase del MÍO, tendría alguna implicación legal a la hora de emitir las matrículas para los 127 buses nuevos.“Esto es un proceso que no debe tomarse a la ligera y debemos tener seguridad jurídica antes de entregar los permisos. No hay interés de dilatar el proceso”, aseguró la fuente consultada por este diario.Otro de los puntos que estudia el Tránsito antes de entregar las licencias de matricula es el proceso de desvinculación de rutas por parte de los operadores del masivo, conocido como chatarrización.“Lo que se busca es que los operadores entreguen garantías para desvincular algo más de 732 vehículos de transporte público tradicional una vez ingresen los 127 carros autorizados”, indicó el funcionario de Tránsito.Esta dependencia dio a conocer que esta misma semana se conocerá la decisión respecto al ingreso de la nueva flota.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad