Nueve propósitos saludables que merece su cuerpo este 2015

Nueve propósitos saludables que merece su cuerpo este 2015

Enero 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lorena Rosero Suárez, reportera El País.

Iniciar un nuevo año significa para muchos: renovar actitudes. Crear una lista de propósitos ayuda a lograr lo que se propone.

Este año “tomaré vacaciones”, “entraré de nuevo al gimnasio”, “le bajaré a la comida ‘chatarra’”, “compartiré más con mi familia”, “iniciaré mi propio negocio”, “dejaré la pereza y el malgenio”... son algunas de las ideas y proyectos que vienen a la mente cuando inicia el año. ¿Se siente identificado?Es normal que se tengan muchas expectativas, pues usted desea un año positivo y, por qué no, dejar a un lado los errores del año anterior. Los expertos aseguran que lograr lo deseado es fácil y que todo es cuestión de actitud. “Mantener una buena relación con la familia; tener una vida balanceada entre el deber y el placer; practicar un deporte o actividad física para reducir el nivel de estrés; controlar las finanzas del hogar y llevar una dieta balanceada son algunos de los puntos primordiales para mantenerse sano durante el 2015”, afirmó el psicólogo clínico de la Clínica Materno Infantil Farallones, Luis Eduardo Peña.Suele pasar que, en febrero, la mayoría de personas ya han olvidado sus propósitos de cambio, por eso se recomienda: realizar una lista corta; enfocarse en uno o dos propósitos que le motiven; cambiar de hábitos paulatinamente; mirar el objetivo y no los pasos a seguir; realizar actividades diarias que le permitan modificar las actitudes negativas; escribir sus propósitos en un lugar visible para que pueda recordarlos; planificar y esforzarse, para así obtener lo deseado y lograr un cambio totalmente exitoso. El doctor Roberto Jarava, nutricionista clínico de Coomeva, recomienda que tenga en su lista algunos de los siguientes hábitos como propósitos de Año Nuevo. Tome lápiz y papel, y arranque una vida saludable. 1. Empiece el día con un vaso de aguaAl despertar tome un vaso grande de agua, con el fin de limpiar el tubo digestivo, esto realizará un barrido de ácidos y sustancias que se generan en las vías aéreas y digestivas, beneficiando la digestión y motivando la excreción de desechos del cuerpo.2. Desayune temprano y correctamenteDesayune antes de salir a la escuela, la universidad o el trabajo para que el cuerpo reciba la energía y nutrientes necesarios. Se recomienda incluir una porción de harina: 1 tajada de pan o 3 galletas; una proteína: un huevo, queso de vaca o soya y un jugo de fruta sin azúcar, té, café o leche. 3. Ejercítese luego de desayunarSe recomienda hacer ejercicios después de tomar un desayuno completo “siempre” y “nunca” en ayunas, ya que al despertar nuestros niveles de glucosa están bajos y el ejercicio induce mayor consumo de glucosa, lo cual puede llevar a una hipoglicemia severa durante el ejercicio.4. Tómese su tiempo en el baño Se ha demostrado que aquellas personas que no se toman su tiempo para evacuar sus intestinos presentan más riesgos de colon irritable, hemorroides y cefaleas frecuentes. No evite los deseos de ir al baño, esto podría acarrear graves consecuencias a futuro en sus intestinos o vejiga. 5. Diga no a los energizantesEvite el consumo de bebidas energizantes con alto contenido de cafeína u otros estimulantes; esto afecta la frecuencia cardíaca y altera la función de los riñones, además brinda una falsa sensación de vitalidad, ‘enmascarando’ la fatiga y la necesidad de descanso.6. Solo comidas saludablesEvite el consumo de bebidas azucaradas como hidratantes para calmar la sed, lo mejor es tomar agua. Las bebidas con azúcar elevan los niveles de triglicéridos de manera inmediata y esto a su vez aumenta el peso. Evite también las frituras o alimentos apanados; estos alimentos ricos en grasas generan fallas en el hígado (cirrosis no alcohólica). 7. Libere sus toxinasSe recomienda mantener en casa una jarra con agua y unas gotas de limón o naranja, además de pequeñas porciones de frutas como fresas o uvas para consumir entre comidas. Esto le ayudará a eliminar toxinas que se pudieron acumular durante las festividades de diciembre.8. Comer a horas, lo más indicadoLos horarios perfectos son: desayuno, entre 5:00 a.m. y 8:00 a.m., almuerzo, entre 11:00 a.m. y 2:00 p.m. y comida, entre 5:00 p.m. y 8:00 p.m. En el almuerzo consuma una porción de verduras o ensaladas (medio plato), proteínas (un cuarto de plato), harinas (un cuarto de plato) y consuma agua o jugos naturales, sin azúcar. Entre comidas puede consumir frutas, acompañadas de agua.9. No recalentar la comidaEvite las comidas recalentadas o guardadas en la nevera que sobraron de las festividades; este tipo de preparaciones o alimentos pueden estar cargados de condimentos, grasas fermentadas o rancias y proteínas en proceso de descomposición, aún si están congeladas, para el tubo digestivo es más difícil digerir alimentos recalentados.Ir al médico, visita infalibleLa salud es primordial. Sin embargo, en muchas ocasiones dejamos de ir al médico por pereza o porque nos sentimos saludables. - Los médicos recomiendan acudir una vez al año a realizarse chequeos de rutina, además, pasar por el médico optómetra y el odontólogo. - Si usted ya ha pasado los 50 años, debe acudir obligatoriamente para los exámenes de rutina, prevención del cáncer de mama, próstata, entre otras enfermedades. - Si dentro de sus propósitos está iniciar una rutina deportiva, es necesario que se someta previamente a un reconocimiento médico deportivo.- Tener unos conocimientos básicos de salud y de primeros auxilios le ayudará a afrontar mejor y más rápido cualquier problema de salud que pueda sucederle a usted o a su entorno. - Cuide su higiene tanto bucal como íntima, así podrá evitar enfermedades. Prevenga a sus hijos y a aquellos que lo rodean.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad