"No estigmatizar a los jóvenes"

"No estigmatizar a los jóvenes"

Junio 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Adolfo Ochoa

Opiniones de expertos sobre el tema y testimonio de un joven que mató a su papá.

Expertos aseguran que la principal herramienta para ayudar a los jóvenes en riesgo es no estigmatizarlos. Abogados expertos en defensa de los derechos humanos dicen que cuando los adultos descubren que un menor está involucrado en problemas de drogas o en un delito, los señalan, los apartan y buscan castigarlos. Esto provoca que haya señalamientos y una sanción social que solamente contribuye a afectarlos más.El psicólogo de la secretaría de Salud de Cali, Fernando Acosta dice que los padres de familia, en primera instancia, y los docentes, en segunda, deben desarrollar niveles de confianza con los adolescentes para poder abordar temas que con calificados como tabú, de manera clara y directa.“No hablar de ciertos temas los hace ser misteriosos y eso genera curiosidad en los más jóvenes. Ellos están en una etapa de curiosidad, de vértigo y con la prohibición sólo habrá deseos de romper barreras”.El director del Icbf del Valle, Arley Murillo, dice que hay que tratar a los menores como menores, no como adultos, pero hace hincapié que tampoco se trata de dejarlos hacer lo que quieran sino de que ellos tomen consciencia de que tienen derechos y deberes que deben hacer respetar y además cumplir a cabalidad.Testimonio de un joven homicidaSupongamos que se llama Bryan para contar su historia sin revelar su identidad. Bryan aún no es mayor de edad. Ni siquiera ha celebrado sus primeros 15 años de edad. Él está encerrado hace dos años en un centro de reclusión para menores delincuentes por haber cometido un homicidio, calificado como atroz: asesinó a su padre con un machete.Lo hizo cuando apenas tenía 13 años, pero admite que en su mente lo había matado miles de veces antes. Eso no significa que no esté arrepentido. Significa que ese hombre que él llamaba papá se dedicaba a golpear a su madre y a sus dos hermanos una vez por semana, como mínimo. Lo hacía cuando llegaba embriagado, a veces a la madrugada. Ese día, Bryan no quería aguantar más. Ya le había advertido a su madre que tenía escondido un machete y que lo iba a usar si él la tocaba. Ella estaba embarazada de tres meses. Cuando le pegó en la cara Bryan lo atacó sin contemplaciones una y otra vez. Dicen sus abogados que la víctima es él.Preocupación de defensoresAlgunos defensores de los derechos humanos denuncian que 36 jóvenes delincuentes trasladados a la cárcel del Buen Pastor para descongestionar Valle del Lili no serán rehabilitados.Explican que allí hay obras de construcción y que no hay espacio para recreación y deporte.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad