Metrocali busca evitar que se afecte el sistema de transporte masivo, MÍO

Metrocali busca evitar que se afecte el sistema de transporte masivo, MÍO

Junio 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
elpais.com.co

Fuentes cercanas a Metrocali le confirmaron a El País que aunque la resolución por medio de la cual se da fin al vínculo contractual con el más pequeño de los operadores del sistema ya está lista, sólo hasta el martes 21 de junio se hará la notificación oficial a Unimetro.

Unos 130 buses que se encuentran guardados en los patios de dos de los operadores del sistema de transporte masivo, MÍO, serían la solución al déficit de vehículos que dejaría el operador Unimetro, una vez sea cancelado su contrato.Fuentes cercanas a Metrocali le confirmaron a El País que aunque la resolución por medio de la cual se da fin al vínculo contractual con el más pequeño de los operadores del sistema ya está lista, sólo hasta el martes 21 de junio se hará la notificación oficial a Unimetro.A partir de esa fecha y durante cuarenta y cinco días (que se cumplen a comienzos del mes de agosto), Unimetro a través de su equipo jurídico podrá apelar la decisión, que fue comunicada el martes a la junta directiva de la empresa por el Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina.Si los argumentos presentados por el operador en la apelación no son aprobados por Metrocali, entonces quedará en firme el acto administrativo, es decir, que Unimetro saldrá definitivamente del masivo.El futuro de la flota de Unimetro se definirá una vez esté finiquitado el contrato. Entonces, Metrocali declarará la figura de ‘toma de posesión de la concesión’, tras lo cual los 99 buses de esta compañía son puestos a disposición de los acreedores de la empresa.Se trata del banco Agrario, Leasing de Occidente y el proveedor de buses Navitrans, a los que Unimetro les debe más de $40.000 millones. Estas firmas tienen la opción de asumir directamente la operación de los buses de manera temporal.Según fuentes consultadas por El País, la firma escogida para operar temporalmente la flota deberá contar con un presupuesto mínimo de $4.000 millones y garantizar la contratación de conductores certificados por Metrocali.En este proceso existe la posibilidad de que ninguna de las tres firmas acepte operar la flota de Unimetro. Entonces, los 99 buses quedarían guardados y fuera de servicio, provocando un grave déficit a la operación del sistema.Ante esta posibilidad, Metrocali plantearía hacer uso de 130 buses pertenecientes a los operadores GIT Masivo y Blanco y Negro Masivo, que están destinados a la segunda fase. Lo polémico del asunto es que una acción de tutela tiene frenada la implementación de la segunda etapa del MÍO, argumentando el incumplimiento de algunos aspectos de la primera fase (como la construcción de las terminales de cabecera). Sin embargo, se conoció que Metrocali considera que “dicha tutela perdió vigencia porque los demandantes no interpusieron los recursos necesarios en el proceso, ya que la medida que frenaba la segunda fase era temporal. Entonces, la tutela ya no tiene validez”, aseguró un funcionario del Municipio. Además, para ingresar los 130 buses Metrocali se apoyaría también en un punto del contrato con los operadores que estipularía que es posible aumentar la flota cuando las condiciones son críticas y se pone en peligro el servicio del sistema.Pero para que estos vehículos puedan ingresar se necesita la expedición de un decreto por parte de la Secretaría de Tránsito en el que se autorice su matricula y el número de carros que los operadores deberán chatarrizar en la segunda fase. Si este decreto no se expide antes de la primera semana de agosto, el MÍO podría colapsar en su operación y, según lo confirmaron funcionarios de Metrocali, sería inevitable la cancelación de rutas y la reprogramación del servicio. Al respecto, César Vergara, gerente de GIT Masivo, aseguró que tiene doce alimentadores que puede poner a funcionar ya. “Y en Bogotá tengo 40 padrones y 16 articulados que estarían llegando a la ciudad en lo que resta de junio. Sin embargo, requiero matricularlos y Secretaría de Tránsito no me da respuesta a esta petición”, explicó. Por su parte, Jorge Larramendi, director Operativo de Blanco y Negro Masivo, dijo que tiene 56 vehículos disponibles.Continúa rechazoLos concejales de Cali solicitarán al Alcalde de la ciudad abstenerse de acabar con el contrato de Unimetro. Jaime Gasca, presidente del Concejo, aseguró que pedirán extender un plazo de 40 días para que Unimetro solucione su problema financiero.Asimismo, el concejal Carlos Andrés Clavijo dijo que el caso amerita una reevaluación y estudio cívico, "porque cuando esas pequeñas empresas de transporte se unieron, los vehículos llegaron pero sólo hasta dos años después que el sistema inició".La Contraloría y Personería de Cali también se unieron al llamado. Por otra parte, socios de Unimetro y miembros del sindicato de trabajadores consideraron como una “puñalada trapera” la cancelación del contrato con Unimetro.José Alberto Mejía, socio de Unimetro, denunció que existe, un interés por parte del resto de operadores de quedarse con la empresa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad