Escuchar este artículo

Las universidades caleñas y su papel mediador por un país más justo

Mayo 30, 2021 - 12:00 a. m. 2021-05-30 Por:
Redacción de El País
Autónoma

Cuando se llega a un territorio para potencializarlo como destino turístico, la UAO, en articulación con otras entidades, capacitan a la comunidad en desarrollo sostenible.

Foto: Especial para El País

El Gobierno Nacional y las comunidades tienen confianza en las universidades serias, públicas y privadas, y estas, como agentes de transformación, están siempre dispuestas a la mediación, a propiciar la interlocución, a ilustrar para mostrar caminos. Y esto se hace más evidente en los actuales tiempos de tensión social y económica.

Por eso, de manera individual o colectiva, las instituciones de educación superior están activas, aportando para, de alguna manera, solventar esta crisis.


Una de las iniciativas fue la ‘Carta universitaria a la nación colombiana’, que contó con la participación de siete universidades públicas y privadas, a la que se sumó una propuesta de representantes de la sociedad civil para enfatizar en la participación de los jóvenes.

Lea también: Así trabajan activistas y entidades ambientales para proteger a las abejas en el Valle del Cauca

En ella se resumieron siete ejes en los que hoy el país podría enfocarse a trabajar. 

Con base en esta iniciativa, la Universidad Nacional, UNAL, habilitó la plataforma colaborativa Convergencia por Colombia, que estará abierta al público para que ciudadanos de las distintas regiones del país presenten sus propuestas para solucionar los problemas graves que afronta la nación.

La UNAL, entonces, convoca a la ciudadanía a proponer soluciones de corto, mediano y largo plazo alrededor de los siete ejes planteados.
Hay que registrarse en la plataforma Convergencia por Colombia (https://convergenciacolombia.unal.edu.co), crear un usuario y asignarle su respectiva contraseña.

Trazar puentes y propiciar el diálogo

Una de las iniciativas de la Universidad Icesi durante este estallido social han sido las Aulas Abiertas, cuyo principal objetivo inicial era empezar a tender puentes para que los estudiantes tramitaran sus inquietudes e hicieran reflexiones sobre el paro nacional y toda la situación que se estaba viviendo. Muchos cursos que tenían una agenda particular, comenta Enrique Jaramillo, director del programa de Antropología, de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, decidieron dialogar sobre la realidad nacional de diversas maneras: debates, conversatorios, etc.

Incluso, unos se arriesgaron más e hicieron Aulas Abiertas en los barrios.
“El miércoles 5 de mayo después de dos noches fatídicas en Siloé decidimos hablar con la gente del barrio, hay que ir a conocer qué está pasando, queremos hablar con líderes sociales e hicimos un Aula Abierta desde Siloé, en una de las estaciones del MIO Cable. Abrimos la sala a todos los estudiantes que quisieran participar y llegamos a tener más de 250 de ellos conectados y la interacción con 4 o 5 lideres del barrio... De ahí luego salió, un trabajo de El País (de España) publicado por uno de los periodistas que ha venido cubriendo (la situación)”.

Como esa, han organizado muchas Aulas Abiertas como: ‘¿Qué rebosó la copa? La crisis: retos y oportunidades’; ‘Los riesgos de militarizar la seguridad’; ‘¿Qué está pasando en Colombia?’ ‘Cómo ven la crisis en Colombia desde el Exterior?’.

El 21 de mayo hicieron el foro Crisis & Conflicto en Colombia, “para proyectar las voces de personas y organizaciones desde el campo y la ciudad para construir un nuevo futuro en el país”. Esta actividad fue organizada por estudiantes y profesores en Colombia y Estados Unidos. Participaron 23 universidades, entre ellas las de Yale, Harvard, Rutgers y Chicago.

Con este tipo de actividades, dice Jaramillo, logran poner en diálogo a mucho sectores que no necesariamente conversan hoy. “Imagínese, tuvimos al director de la Cámara de Comercio de Cali (Esteban Piedrahíta) hablando con sectores sociales de Siloé, con estudiantes; al general de la Policía hablando con el Cric, con la guardia cimarrona. Eso es un logro. Empezar a trazar puentes y poner a la gente en diálogo es lo que le ha hecho falta al país”, comenta contundente.

Solución de problemáticas identificadas

Universidad Javeriana

Jornada de capacitación para fontaneros y fontaneras, a quienes se les dio asesoría en temas de estructuras hidráulicas, mantenimiento de acueductos comunitarios, etc.

Foto: Especial para El País

La Universidad Javeriana reconoce que es un actor social importante “para la transformación de nuestro contexto y que es únicamente a través del trabajo con las comunidades y territorios, de diálogo y construcción conjunta, que se puede aportar al cambio social y la paz”.

En el 2017 crearon el Programa Formación Javeriana para el Cambio Social y la Paz, Forja, con el que se busca fortalecer el compromiso de la universidad con la sociedad, desde el currículo. De esta manera, cuentan Adriana María Caicedo, directora de Forja, y Julieth Vargas, coordinadora de territorios, la universidad se ha articulado al contexto a través de proyectos desarrollados por profesores y estudiantes, reconociendo las necesidades de las comunidades de las que hacen parte, en experiencias de aprendizaje-servicio.

Desde el inicio de Forja, por ejemplo, han estado vinculadas 21 carreras, 42 profesores y más de 2700 estudiantes desarrollando proyectos en distintas comunidades. A partir de esta propuesta formativa, los estudiantes universitarios tienen un papel de liderazgo puesto que, al reconocer el sentido social que tiene su carrera en los desafíos del contexto, desarrollan propuestas desde sus conocimientos que aporten a la solución de las problemáticas identificadas.

A través de Forja iniciaron con el trabajo en la Comuna 18 de Cali, especialmente en barrios como Palmas I y II, Pampas del Mirador, Tanques 3, Choclona, Lourdes; en el corregimiento de Pance, y en la zona rural de Buga. Algunos de los proyectos en estos sectores se han centrado en población de niños, niñas, jóvenes y adolescentes. Por ejemplo, desde la carrera de Psicología se trabajan problemáticas centradas en relación con la autoestima, el autorreconocimiento, la comunicación asertiva, la resolución de conflictos, salud sexual, salud reproductiva, y los derechos sexuales y los derechos reproductivos.

La carrera de Ingeniería Civil trabaja en el proyecto 'Apoyo legal y técnico a acueductos comunitarios en el suroccidente colombiano’, a través del cual los estudiantes realizan diseños de mejoramiento en estructuras propias de los acueductos como bocatomas, desarenadores, tanques y tramos de tuberías. Han estado laborado en proyectos en el Valle del Cauca, Cauca y Nariño.

Favorecer tejidos de confianza

Universidad San Buenaventura

Desde el Centro Comunitario San Francisco de Asís, profesionales y estudiantes de la Universidad de San Buenaventura brindan diferentes servicios a la comunidad del sector.

Foto: Especial para El País

En la parte alta de Siloé, desde el Centro de Desarrollo Comunitario San Francisco de Asís, la Universidad de San Buenaventura sigue trabajando por el bienestar y desarrollo de diferentes grupos poblacionales no solo con sus ya reconocidos servicios de Jardín Infantil (donde atienden niños de 3 a 5 años de edad), consultorios jurídicos, programas de empleabilidad y emprendimiento, programas para jóvenes, para adultos mayores, madres gestantes, niños en etapa de escolarización, etc.

Con la coyuntura actual están desarrollando propuestas encaminadas “a brindar bienestar y respiro, estrategias enfocadas a favorecer tejidos de confianza para una comunidad que se ha visto tan afectada como la comuna 20”, expresa Diana Carolina Marín Girón, directora del mencionado centro comunitario.

Entre las acciones que están llevando a cabo está una programación para facilitar a las familias herramientas para apoyar a los niños y niñas en la coyuntura actual, como jornadas de ejercicios, relajación, meditación, funciones de títeres, obra musical, de teatro, entre otras.

Se está en el desarrollo logístico de mesas de diálogos con expertos en el diálogo social, en las cuales la comunidad académica y habitantes del sector tengan un espacio para expresar sus sentires y llegar a acuerdos.
En formatos de videos, que se publican en las páginas electrónicas del centro comunitario, se están brindando tips para que la comunidad pueda mejorar su salud mental y emocional.

Hay encuentros con líderes, con grupos poblacionales específicos, para generar espacios de diálogo y escucha a la comunidad, “en el marco de acompañarla y buscar posibles herramientas para borrar de una manera efectiva la coyuntura”.

Se vienen celebrando los encuentros buenaventurianos por la vida y por la paz.

Se brinda apoyo psicológico a la comunidad de manera gratuita y continua desde el Consultorio Psicológico del centro.

Desarrollan una cartilla virtual interactiva para la comunidad. En ella se entregarán herramientas para que tanto las familias como los niños puedan administrar de manera asertiva sus emociones durante la coyuntura.

Planean paquetes ecológicos con árboles, abono y otros materiales para recuperar las zonas más afectadas de la comunidad.

Empoderar a las mujeres

Univalle

Hoy, 33 mujeres del oriente de Cali reciben capacitación de la Univalle con el fin de que piensen en alternativas para generar ingresos y eviten situaciones de violencia de género.

Foto: Especial para El País

Hay que crear espacios, ojalá masivos, en donde las mujeres puedan empoderarse, sean escuchadas y plantear alternativas para mitigar su situación económica tan grave, manifiesta María del Pilar Castillo, profesora de economía de la Universidad del Valle, quien coordina el Laboratorio Urbano-Regional de la institución.

Con base en su experiencia en territorio sostiene que las mujeres tienen muchísima capacidad de organización para llevar a feliz término sus proyectos. Y eso está relacionado con la gran responsabilidad de ofrecerles un mejor futuro a sus hijos.

Las mujeres, agrega la docente, son receptivas a ese tipo de espacios y “sería bueno que el Estado y el sector privado ayudaran con recursos, pues nosotros estamos maniatados”.

Castillo tiene su propuesta clara porque como integrante de la Universidad del Valle viene liderando desde marzo ‘Semillero’, una iniciativa dentro del proyecto ‘Oportunidades económicas para mujeres jóvenes de sectores populares’.

Con este proyecto, mujeres entre 18 y 24 años de sectores de alta violencia en Cali, reciben capacitaciones en las que se les dan técnicas para que ellas hagan un diagnóstico de su situación socioeconómica y de violencia de género.

El proyecto, que comenzó con 50 mujeres y hoy tiene 33, termina en julio y la idea es que ellas construyan una estrategia para que puedan, con los recursos que cuentan, tratar de evitar situaciones de violencia
de género y piensen en alternativas para generar ingresos.

La capacitación a estas chicas de comunas del oriente de Cali (mediante módulos) abarca recomendaciones sobre cómo elaborar y presentar una hoja de vida, si lo que desean es buscar trabajo, el manejo de finanzas propias, tips para agrandar su negocio e incluso, cómo crear contactos para acceder al mercado laboral.

De acuerdo con la docente Castillo, en este proyecto tienen como aliados a la Gobernación del Valle y a la Alcaldía de Cali, que les esbozan las ofertas que tienen institucionales, ya sea de apoyo a emprendimientos o de convocatorias.

”Ahorita se está hablando de la posibilidad de que desde la Presidencia se cree un programa de empleo, yo estoy en ese proyecto y quiero que estas chicas estén consideradas dentro del programa si se llevase a cabo”, concluye la profe Castillo.

Desarrollo local sostenible a través del turismo

Autónoma

Cuando se llega a un territorio para potencializarlo como destino turístico, la UAO, en articulación con otras entidades, capacitan a la comunidad en desarrollo sostenible.

Foto: Especial para El País

A medida que entendamos que el desarrollo regional es la sumatoria del desarrollo local y que el desarrollo nacional es la sumatoria del desarrollo regional, vamos a consolidar espacios de participación de todas estas comunidades que están reclamando eso: participación, ser escuchadas, tener oportunidades, sostiene Germán Morales Zúñiga, director de la Escuela de Turismo de la Universidad Autónoma de Occidente, UAO.

El directivo asegura, además, que en la UAO están convencidos de que esas oportunidades están en construir procesos de desarrollo local sostenible a través del turismo. Y desde hace once años vienen trabajando en ello. ”Hemos consolidado en el Valle del Cauca diferentes proyectos como el Corredor Turístico de la Montaña, el Corredor Turístico del Nimia, el Corredor Turístico de Amaime, hemos trabajado en el Páramo del Duende, en el Pacífico, en el Norte del Valle trabajamos un proyecto con el tema de los bordados; tenemos el programa institucional Destinos de Paz (en territorios donde antes se asentaban grupos ilegales como las Farc)”, explica el también docente.

En Cali están apoyando tres localidades: La Leonera, Peñas Blanca y Pance.

”En el corregimiento de La Leonera llevamos nueve años trabajando con la comunidad, consolidándolo con una red de emprendedores verdes y sostenibles alrededor del turismo de naturaleza que enfoca el ecoturismo y el turismo rural y estamos también apoyandoa a la comunidad de Peñas Blancas con el proyecto Destino Farallones. Y venimos trabajando con algunos empresarios en la zona de Pance”.

Para nosotros, enfatiza Morales Zúñiga, “el turismo es una apuesta para el desarrollo local sostenible”.

Por eso han capacitado en el Valle del Cauca a más de 600 líderes, emprendedores y empresarios del sector turismo, han tenido un impacto regional en el suroccidente colombiano donde desarrollaron la ruta de avisturismo de esta zona del país y capacitaron cerca de 300 emprendedores del Valle, Cauca y Nariño. Además de la serie de diplomados que están lelgando a una población de 150 pequeños emprendedores y empresarios del turismo de naturaleza del Valle, principalmente de la cuenca del río Amaime, en la zona de Santa Lucía y en la zona turística de Nima.

Conversatorios para la reflexión y la acción

Universidad Cooperativa

Profesionales de la Facultad de Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia lideran una serie de conversatorios en los que se abarcan diferentes temáticas.

Foto: Especial para El País

Una serie de conversatorios sobre la crisis social, los Derechos Humanos y la pandemia, no como eventos exclusivos del país, sino como la expresión de fenómenos globales que están impactando de manera dramática el continente, está liderando la Facultad de Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia, con profesores y estudiantes.

Durante los conversatorios se abordan temas como la desigualdad en la oferta y la calidad educativa, estrategias exitosas de economía social y solidaria para enfrentar la crisis y se abren espacios para que puedan expresarse experiencias y emociones sobre lo que viene sucediendo en Cali, la región y Colombia.

Han participado invitados académicos de la Pontificia Universidad Católica de Chile, de la Universidad Nacional de Quilmes, de Argentina, de la Universidad Privada del Norte de Perú, y profesionales expertos de Colombia, España y Dinamarca.

La Universidad Cooperativa de Colombia también ha participado en las reuniones permanentes de los rectores de Cidesco, corporación que agrupa las instituciones de educación superior del suroccidente colombiano, en las cuales se han venido analizando las circunstancias de la actual crisis social, planteando alternativas dialógicas de concertación y reconciliación, y delineando caminos para una agenda social de la región, por lo menos para los próximos diez años.

Han intervenido en estos encuentros, la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán; el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina; el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux; el arzobispo de Cali Darío de Jesús Monsalve, y otros representantes de los sectores empresarial, gubernamental y académico.

Las acciones concretas acordadas tienen como punto de partida consignas como: “Mirar hacia adelante por la vía del diálogo y la transformación”; “Crear confianza”; “El único camino es el diálogo”; “Juntos lo podemos lograr”; “El resentimiento se sana con reconocimiento”.

Gran marcha de ideas para el cambio

La Asociación Colombiana de Universidades (Ascun) y el Instituto de la Conversación (iConversación), junto con el Centro Nacional de Consultoría (CNC), Trust, Jaime Arteaga y Asociados (JA&A) e Insuco, reunirán a estudiantes de todas las universidades de Colombia en una gran marcha de ideas para el cambio.

Este lunes 31 de mayo a las 9:00 de la mañana, miles de jóvenes asistirán a sus clases virtuales de la manera tradicional, sin embargo, esa mañana la temática será ‘La crisis en Colombia’.

En simultáneo, cientos de profesores moderarán esta gran conversación convocada para reflexionar con la población joven sobre sus propuestas para salir de esta crisis que se vive en el país.

Esta marcha de ideas dejará como resultado propuestas que serán categorizadas y analizadas para luego construir un documento que será enviado a instancias de poder (ejecutivo, legislativo, judicial y control).

Asimismo se enviará a los líderes de las organizaciones de la sociedad civil, a los gremios económicos y a la opinión pública en general, con el objetivo de aportar a la comprensión del momento presente y mapear iniciativas para dar soluciones a los problemas que nos aquejan.

“Si quieres que el país sea diferente, pon a marchar tu idea”, es el mensaje que se quiere establecer desde Colombia para el mundo.

Además de la conversación en las aulas virtuales, todas las personas en el país están invitadas a compartir sus ideas utilizando en redes #PonAMarcharTuIdea.

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS