Las tareas pendientes que tiene el nuevo director de la Unidad de servicios públicos de Cali

Escuchar este artículo

Las tareas pendientes que tiene el nuevo director de la Unidad de servicios públicos de Cali

Julio 08, 2018 - 08:00 a. m. Por:
Íngrid Valderruten Peña / Reportera de El País
Alejandro Arias, director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales de Cali.

Alejandro Arias, director de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales de Cali.

El País

Alejandro Arias llegó hace dos meses a la dirección de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales de Cali, Uaespm, una dependencia que en las últimas semanas ha sido blanco de fuertes cuestionamientos por los pocos avances en las tareas que debe desarrollar.

Sin embargo, el nuevo director es optimista frente a las labores que viene ejecutando esta Unidad, creada tras la Reforma Administrativa del 2016, y asegura que el alumbrado público es “una de las cosas más destacables”.

El funcionario habló sobre la misión que le encomendaron al pasar de la Unidad de Gestión de Bienes y Servicios a dirigir la Uaespm. También se refirió a los retos y dificultades en materia de servicios públicos de la ciudad.

Lea también: Llueven críticas a la gestión de la Unidad de Servicios Públicos de Cali

¿Cómo encontró la Unidad?

La dependencia fue encontrada con una gran cantidad de acciones y gestiones por hacer, de cara al mejoramiento de la ciudad, en materia de alumbrado público, de saneamiento básico, gestión integral de residuos de la construcción y demolición, aprovechamiento, supervisión de aseo. En términos generales había muchas cosas por realizar desde el punto de vista de la gestión contractual y administrativa y fue justamente esa una de las misiones que se me encomendó.

Desde el Concejo se cuestionó que el antiguo director (Rubén Olarte) renunciara porque no pudo cumplir con las labores que le correspondían, ¿es tan difícil el manejo de la Uaespm?

A mí no me corresponde pronunciarme frente a si fue o no fue la persona idónea o si realmente esos fueron los motivos por los cuales él renunció, sin embargo, creo que como cualquier organismo de cualquier entidad pública para poder ser administrado se requiere método, planeación, conocimiento de lo público, gestión contractual y administrativa y eso es lo que he venido haciendo dentro de los dos meses en mi cargo.

¿Qué es lo más complejo de manejar esta Unidad?

Puede ser el tener mucho por hacer, pero la insuficiencia en tiempos y recursos para todo lo que la ciudad requiere en materia de modernización de alumbrado público, de mejoramiento del componente de aseo, saneamiento básico.

¿Usted cree que hasta el momento la Unidad ha cumplido con su propósito?

Yo creo que a pesar de las dificultades, por ser un organismo nuevo, que nace de la Reforma Administrativa, sin mucha estructura inicialmente, la Unidad está cumpliendo con su propósito y en la medida que pase el tiempo será más llevadero y notable las acciones y la gestión que se pueda hacer desde la unidad.

Para usted, ¿cuál es el principal problema de Cali en materia de servicios públicos?

Uno de los retos más importantes que tengo en la actualidad es contribuir con el mejoramiento de la infraestructura de saneamiento básico y agua potable en los corregimientos de Santiago de Cali. Este año pensamos ejecutar unos $18.000 millones.

El alumbrado público fue uno de los temas que desató recientes críticas hacia la Uaespm, se dijo desde el Concejo que gastan más en contratación de personal que en temas de mantenimiento y expansión de alumbrado…

Esas apreciaciones no fueron compartidas por la Unidad y la Alcaldía, en tanto que del 100 % de los recursos del alumbrado público tan solo el 1 % se invierte en servicios de apoyo a la supervisión; el 23 % es para modernización y el resto se va en gastos relacionados con la infraestructura del alumbrado.

Yo creo que alumbrado público es una de las cosas más destacables y que se pueden rescatar de la administración pública actual, que viene de la mano de la Administración de Rodrigo Guerrero y que se ha continuado en esta.

¿Cuánto se está invirtiendo en alumbrado público y qué se ha hecho hasta el momento?

Tenemos $120.000 millones para este año. El año pasado se instalaron 12.000 luminarias, entre luz blanca y luz led, en el año 2018 estamos interviniendo casi 23.000 luminarias, solamente en luz led, eso es una inversión aproximada de $36.000 millones; hemos iluminado 46 barrios y dos corregimientos, vías principales como la Pasoancho, Cañasgordas, la Avenida Sexta. También hemos iluminado fuentes y monumentos, el año pasado fueron seis y este año vamos a iluminar 16, ya contamos con los diseños y es un proyecto que se va a ejecutar en el segundo semestre del 2018.

¿Qué injerencia tiene la Uaespm en la contratación del nuevo operador del alumbrado público?

En la actualidad existe un convenio interadministrativo suscrito con Emcali, desde 1997, vigente hasta el año 2030, el Municipio le entrega a Emcali la administración del alumbrado y Emcali lo que hace es subcontratarlo. Lo que hacemos nosotros en el actual proceso es establecer cuál es la necesidad, cuáles son los elementos técnicos necesarios para poder contratar el alumbrado, pero todo el proceso contractual está a cargo de Emcali.

¿Por qué la Uaespm no asume el manejo del alumbrado?

Por la existencia del convenio interadministrativo.

¿Y no hay forma de terminar el convenio?

Tendría que ser una terminación de mutuo acuerdo, cuando Emcali y el Municipio lo hagan, pero está hasta el 2030.

¿Y han pensado ustedes en asumir ese manejo?

No se ha pensado, sin embargo, estamos adelantando estudios al interior de la Administración para garantizar siempre una prestación efectiva del servicio de alumbrado público.

Otro de los temas, bajo competencia de la Uaespm, que genera preocupación en la ciudad es el manejo de escombros, ¿por qué no han encontrado una solución?

El problema de los escombros nace inicialmente como consecuencia de la falta de cultura frente al manejo de estos, es un problema que viene hace mucho tiempo, en el cual se han intentado varias opciones de solución pero no ha sido viable. Lastimosamente no hemos logrado hacer que en Cali se vea que los escombros son materia prima para el aprovechamiento y en un altísimo porcentaje son transformados y aprovechables.

¿Qué va a hacer usted para darle solución al tema de escombros?

La primera tarea que el señor Alcalde me encomendó fue descolmatar la 50 (escombrera transitoria), esa descolmatación va por buen camino, a la fecha llevamos 15.000 metros cúbicos descolmatados, ahí pueden existir unos 30.000 todavía. La siguiente misión es dar cumplimiento a los fallos judiciales que ordenan el cierre de la 50, hoy no te podría decir una fecha precisa de cuándo vamos a cerrar la 50, pero estamos trabajando para garantizar una gestión adecuada de esos residuos que llegan allá.

Lo tercero que se está haciendo es buscando un esquema de aprovechamiento de los residuos de la construcción y la demolición, estamos trabajando en el modelo, no puedo decir para cuándo estará listo.

Luego de ocho meses de tener la planta de lixiviados de Navarro sin operar, el viernes pasado se adjudicó el contrato, ¿esa demora implicó algún riesgo para la ciudad?

La capacidad que tienen las ocho lagunas de Navarro es de 450.000 metros cúbicos, de los cuales 160.000 están ocupados con lixiviados, es decir que todavía tiene la capacidad de recibir 240.000 metros cúbicos, y en el año el antiguo basuro genera aproximadamente unos 30.000 metros cúbicos de lixiviados; con el contrato que se ajudicó se tratarán 45.500 metros cúbicos de lixiviados. En conclusión no existe un riesgo como tal en la actualidad, de hecho hay conceptos ambientales de CVC que dicen que no ha existido ningún tipo de derrame o impacto a los acuíferos, tampoco ha habido un fraccionamiento de la membrana que protege las piscinas.

Obras en zona rural

Hace poco la Contraloría alertó por el abandono de obras de acueducto y alcantarillado en la zona rural, ¿cuándo las terminarán?

Son 32 frentes de obra que se contrataron en el año 2017 desde la Gobernación del Valle como consecuencia de la descertificación del Municipio para el manejo de los recursos del sistema general de participaciones, luego se recuperó la administración de dichos recursos y se empezaron a adelantar acciones para garantizar las obras. Este fue uno de los asuntos trascendentales que me recomendaron y se fijaron nuevos cronogramas de trabajo que van hasta el 3 de diciembre.

"La Uaespm cuenta con un presupuesto de $330.000 millones, y en materia de personal son 160 personas, entre nombrados y contratistas, que se encargan de garantizar la prestación oportuna de los servicios públicos"

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad