La Loma de la Cruz, con más seguridad pero sin clientes

La Loma de la Cruz, con más seguridad pero sin clientes

Septiembre 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Aunque vecinos y comerciantes advierten mejoría en la seguridad, dicen que las ventas están cayendo.

La Loma de la Cruz, uno de los íconos turísticos de la ciudad, parece tener una nueva cara. De esa cima del barrio San Cayetano se han alejado en gran medida problemas crónicos que durante años aquejaron la zona, como el consumo y expendio de alucinógenos y la inseguridad. Lea también:  Los tres males que aquejan a la Loma de la Cruz en Cali

Así lo aseguran residentes y comerciantes del sector, quienes dicen que la continua presencia de autoridades como la Policía y el Tránsito ha contribuido a la recuperación de la imagen del parque artesanal.

María Elsy Ocampo, quien lleva 23 años vendiendo artesanías en la loma, dijo que  el cambio se ha presentado progresivamente desde hace siete meses, “cuando empezaron los operativos de la Policía para evitar que los ‘jíbaros’ volvieran a instalarse en los corredores a venderles droga a niños de colegios cercanos, que aprovechaban que no había control para consumir aquí. Eso deslucía el parque”.

Así mismo, Hernán Hoyos, comerciante del sector, señaló que “la presencia de personas que se reunían aquí para tener sexo al aire libre se ha reducido mucho, sobre todo los viernes que es el día en el que más aprovechaban la falta de clientes y nos tocaba cerrar temprano para evitar los espectáculos. También es raro ver a los habitantes de calle, que a diario dormían y hacían sus necesidades aquí”.  

De otra parte, Lucía Riaño, residente de San Cayetano, indicó que la movilidad en torno a este atractivo turístico ha mejorado en las últimas semanas con los operativos para el control del parqueo. “Siempre hemos sufrido porque no tenemos cómo entrar o salir de las casas, sobre todo  los fines de semana, pero últimamente vemos mucho control sobre la Carrera 16, que era una vía perdida por la cantidad de carros que parqueaban allí sin estar permitido”.

 No obstante este panorama, los artesanos manifiestan que el ‘Inri’ de inseguridad y vicio que durante años cargó la Loma de la Cruz, afectó de tal forma el renombre del lugar que las ventas son cada vez menores.

José Toro, quien lleva más de 20 años vendiendo calzado hecho en cuero, señaló que “si no fuera por las visitas de los turistas extranjeros, hacía rato habríamos cerrado. La gente ya no viene y si se venden cinco pares de sandalias en un mes, es mucho cuento. Es paradójico, porque cuando no teníamos tanta seguridad, todo el mundo venía y compraba; pero ahora que hay condiciones para que las familias vuelvan, casi no viene nadie”.

En ese sentido también se expresó el comerciante Manuel Ocoró, quien refirió que “las ventas están cayendo todos los meses y no vemos que la gente tenga intención de venir, a excepción del jueves, que es cuando el parque se llena por el taller de danzas y música andina, pero los que vienen no compran y tenemos pérdidas acumuladas del 50 %”.

 A su turno, la artesana Paula Valencia aseguró que “lo que necesitamos es más inversión en el parque para que sea más atractivo para la gente, que haya más promoción por parte del Municipio”.

La secretaria de Cultura, Luz Adriana Betancourt, explica que las razones para la decadencia de la Loma de La Cruz distan mucho de la situación económica o de las problemáticas sociales del parque.

“El gran problema de la Loma es que solo la tercera parte de las personas que están ahí son artesanos, el resto es gente que compra artesanías e, incluso, cosas en plástico y las vende. Los clientes no están llegando porque ahí no hay desarrollo de productos innovadores ni bonitos y si las cosas no cambian, los clientes no van a llegar”, apuntó la funcionaria.

La inversión del Municipio en la Loma de la Cruz este año es de  $191 millones, distribuidos en capacitaciones para los artesanos, realización de eventos y apoyo para actividades artísticas.

Betancourt anunció que, con el fin de convocar público en este espacio los viernes y cambiar las dinámicas sociales de este espacio, prepara la licitación para que una fundación se encargue de organizar presentaciones en vivo de música colombiana y del Pacífico.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad