La autora detrás de la escultura que honrará a la mujer en el aeropuerto Bonilla Aragón

La autora detrás de la escultura que honrará a la mujer en el aeropuerto Bonilla Aragón

Octubre 28, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Alda Livey Mera Cobo, reportera de El País
María Fernanda Cuartas

María Fernanda Cuartas ha dedicado toda su obra pictórica a la mujer y ahora, lo hará con la escultura Ella.

Ricardo Ortegón / El País

Ella es ella. Y punto. Por eso, era la niña problema en los colegios. Su alma creadora no cabía en un aula de clase. Le cortaba las alas, la voz, las ideas, las manos...

Ella era la que siempre ponía el color y la chispa de la imaginación en las clases. La que permanecía elevada en clase ideando puestas en escena de sus obras de teatro. Y por eso siempre recibía llamados de atención: ‘la de la batería, por favor se sale’. ‘La de la flauta, por favor se sale’... era la época en la que creía que iba a ser música.

La coleccionista de sanciones, salió del Colegio Jefferson y del Liceo Santa Mónica. La artista incomprendida que habitaba en ella cuestionaba el sistema educativo, que no la dejaba ser lo que ella era, desplegar esos saberes con los que nace el alma, como expresa el pensador William Ospina.

La joven rebelde pasó por los consultorios de muchos psicólogos, pero desertó del colegio y hasta del bachillerato acelerado, al que volvió y se graduó a los 25 años. Entró a Bellas Artes y duró un semestre. Comenzó su camino autodidacta, a investigar sobre el arte, la cultura, a participar en instalaciones de arte, performance, video, hasta que se decantó por la pintura, por el arte contemporáneo... Espacios donde no le cortaran las alas, la voz, las ideas, las manos...

Esas manos con las que ahora María Fernanda Cuartas, la artista, pinta y moldea, crea y sensibiliza, y trasciende fronteras internacionales y límites culturales, con sus obras que han ido de Nueva York a Dubai, de México a Viena, de Argentina a Venecia y a Barcelona, entre otros escenarios.

Lea también: Regalan escultura a Cali por la celebración de sus 482 años

Y los críticos especializados más prestigiosos del mundo han apreciado su obra, le ha reconocido sus talentos. Incluyeron su nombre y su obra en el libro de los 100 artistas contemporáneos más importantes del mundo por la Biblioteca de Artistas de las Comunidades Europeas (BACE), en los periodos 2007-2010 y 2010-2013.

Sus cuadros de mujeres sin rostro, también hacen parte del libro de oro de la Biblioteca de Artistas del Museo de las Américas, ‘30 Selected Contemporary International Artist’. En 2011 y 2012 fue incluida por la revista ‘Art in America’ en la guía de artistas más importantes del mundo.

Quizás el más significativo para esta caleña nacida por accidente en Bogotá, pero que a los 15 días llegó a Cali para quedarse, es haber inscrito su nombre en BACE, el único reconocimiento que alcanzó a ver su mamá, María Emilia Cuartas Cadavid, una mujer culta que había estudiado en Europa y se convirtió en su mentora desde su infancia.

Por ello, en el fondo de su alma, Ella será un homenaje también a María Emilia, fallecida hace diez años, que se atrevió a ser madre soltera y a cultivar su inclinación por el arte desde que María Fernanda era una niña.

Desde entonces escuchó muchas veces decir: ‘¿artista?, te vas a morir de hambre’, pero mantuvo incólume su pasión por ser lo que ella quería ser, sabía que tenía un don, su gen de creadora. “La sociedad no le da importancia al arte, pero los artistas somos los que ponemos la historia, sino fuera por la pintura rupestre no sabríamos cómo evolucionó el hombre de las cavernas”, reflexiona.

La escultura con la que la Gobernación del Valle le rendirá homenaje a la mujer, la moldeará ella, María Fernanda Cuartas, una artista inquieta por la mujer y los problemas de género.

“La bauticé Ella, para no individualizarla. No quise llamarla Patricia ni Cecilia, sino Ella, para que todas se sientan incluidas, que ninguna se vaya a sentir excluida”, dice María Fernanda moldeando con sus manos sus ideas, como si estuviera dándole forma a ese monumento, con la que la gobernadora, Dilian Francisca Toro, quiere exaltar a la mujer vallecaucana.

La artista, cuya obra siempre se ha centrado en la mujer y la problemática de la equidad de género, le presentó el proyecto a la Mandataria, a quien le fascinó la idea desde que la vio.

Ella será una esbelta mujer que se eregirá 6 metros por encima del piso, erguida, hermosa, sensual, emprendedora, luchadora, madre cabeza de familia, guerrera, empoderada. Estará junto al samán de la rotonda del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, un sitio representativo del Valle del Cauca, donde esperará plácida y serena, para recibir y despedir a todos los visitantes.

Eso sí, como todas las mujeres de la obra pictórica de María Fernanda Cuartas, Ella no tendrá rostro. Cada espectador tendrá el libre albedrío para darle la interpretación que quiera contacto con Ella. Es una decisión de la artista para que todos los espectadores se identifiquen con ella.

María Fernanda explica que “quién mejor que ella, como la primera mujer elegida mandataria de los vallecaucanos, que está empoderada, nos ha dejado en alto y está comprometida con los derechos de la mujer y con la equidad de género”, comenta la artista.

Ella costará 400 millones de pesos, pesará tonelada y media de bronce, pese a que las piezas son vacías, pues tendrán 4 milímetros de grosor. Eso, sin contar la silla de hierro, donde va sentada. Estará sobre un pedestal de cemento, donde irá una placa.

Tomará cuatro meses darle forma a Ella en un taller de fundición en Bogotá. Primero, hace los moldes de seis piezas de la obra, sigue el proceso tan dispendioso que hasta se requieren grúas especiales para mover las piezas. Al final, se trasladarán en una camabaja hasta la glorieta del aeropuerto donde se hará el ensamblaje e instalación.

La idea es que Ella esté lista para inaugurarla el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con la presencia de la presidenta de Women Together, Joana Caparrós, la catalana que brindó su aval a la idea de rendir homenaje a la mujer por su imponderable aporte e influencia en la humanidad.

Joanna Caparrós trabaja con las Naciones Unidas en favor de las madres cabeza de familia de todo el mundo. Y la contactó porque vio una nota de prensa con la obra de María Fernanda y pidió que se la contactaran. Le encantó la serie Las Otras Meninas, una reinterpretación que hizo la artista de Las Meninas de Velásquez y la incluyó en una exposición itinerante por Colombia, México y la ONU, en Nueva York.

Ella, la artista resalta que la cultura es importante para las regiones, atrae el turismo, abre expectativas y como legado para las nuevas generaciones. Se ha exaltado a Jovita, al Gato, a Piper Pimienta, a la Negra del Chontaduro; “ahora le vamos a hacer honor a la mujer vallecaucana”, dice ella, la artista de manos que parecen alas con las que le infundirá alma y vida a Ella.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad