Jorge Ledesma, el joven caleño que fue becado por Harvard

Jorge Ledesma, el joven caleño que fue becado por Harvard

Enero 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo | Editora de Domingo, El País
Jorge Ledesma, el joven caleño  que fue becado por Harvard

Jorge Ledesma, hace cubrimientos para la sección de Deportes del diario local The Alternative Press, en Westfield, New Jersey. A Colombia acostumbra a venir cada año.

Por sus logros académicos, este caleño fue becado por la Universidad de Harvard, donde estudiará Gobierno, Negocios y Leyes.

Cuando era un bebé de 8 meses, una empleada lo dejó caer. El golpe en la cabeza le produjo problemas de discapacidad física y neuronales, no se sabía con certeza si iba a poder caminar y estudiar. La primera fisioterapeuta que lo atendió le dijo a Johanna Ríos, su mamá, que Jorge Andrés Ledesma sería un niño especial, que no iba a poder asistir a un colegio con una carga académica normal.El neurólogo Santiago Cruz fue en ese entonces un gran apoyo para Johanna, arquitecta egresada de la Universidad del Valle. Él atendió profesionalmente al niño y ayudó a que ingresara al Jardín Infantil Hellen Keller donde cursó prekinder, “no en el tradicional ambiente de permanecer sentado en un salón, sino de exploración”, recuerda Johanna. Después ingresó al Berchmans, donde en sus dos primeros años de estudio recibió cartas de excelencia académica.Las paradojas de la vida. Ese niño al que una fisioterapeuta le había vaticinado que no podía llegar a estudiar, hoy es un sobresaliente estudiante en Estados Unidos que fue becado por la prestigiosa Universidad de Harvard, entre otras razones, porque en las pruebas estatales SAT (los exámenes académicos para entrar a la universidad) sacó un puntaje perfecto: 2400 sobre 2400, hazaña que solo logra el 0,02 % de los estudiantes de ese país. El resultado lo nominó al ‘2015 U.S. Presidential Scholars Program’, candidatura que le daría la oportunidad de ir este año a la Casa Blanca a recibir un reconocimiento por parte del Departamento de Educación y la Presidencia de Estados Unidos.Jorge Andrés Ledesma, nacido en Cali hace 18 abriles, llegó a EE. UU. a la edad de 7 años sin saber inglés, pero rápidamente aprendió el idioma y se adaptó a la cultura americana. Vive en Westfield, New Jersey, con Johanna, que lo ha sabido sacar adelante como madre soltera.Por la ‘pilera’ que mostró desde un principio, estando en tercer grado y luego de varios exámenes, Jorge Andrés fue llamado a integrar el programa de Niños Dotados y Talentosos de Tamaques Elementary School, su escuela primaria.En bachillerato tuvo la oportunidad de tomar diferentes cursos en universidades como Princeton, Yale, Columbia y Pensilvania, principalmente en programas de Negocios.Estas mismas universidades también le abrieron las puertas para tenerlo en sus aulas, pero Jorge, un joven al que le encanta leer, viajar (conoce 16 países), el teatro, escribir, hacer trabajo social y disfrutar la buena mesa, se decidió por Harvard, donde estudiará Gobierno, Negocios y Leyes.¿Pertenecer al programa de Niños Dotados y Talentosos de su escuela de qué manera lo benefició?Por el programa, que se aplica entre tercer y quinto año de primaria, yo iba a otro colegio a aprender materias de una forma más avanzada que la que estaban viendo mis compañeros.¿Ya terminó el bachillerato?No, lo termino en junio. ¿En qué materias le va mejor?En todas, pero lo que más me interesa es la historia, la literatura y la escritura.¿Cómo logró que la Universidad de Harvard se fijara en usted?En noviembre uno llena una aplicación y la manda a la universidad que escoja. Pero Harvard es especial, ellos tienen un programa en el que uno solo puede aplicar a esa universidad. Harvard requiere que al principio uno aplique ahí y después si usted quiere aplica a otros programas. En la aplicación que llené por Internet básicamente informé sobre mi curriculum, lo que hice en el colegio, en qué actividades fui activo, por qué quería ir a la universidad, qué quería ser en un futuro.¿Desde cuándo estaba en el proceso de ser admitido?Uno aplica a la universidad en el Otoño y dependiendo de si lo aceptan o no tiene la oportunidad de aplicar a otras universidades. Pero gracias a Dios no tengo que preocuparme más de eso.¿Qué estudiará en Harvard?Quiero estudiar derecho y gobierno, ser abogado y después entrar al mundo político.¿Qué quisiera llegar a cumplir a través de la política?Quisiera tener un cargo en el que pudiera influenciar en la vida de la gente, ese es mi deber, donde sería más útil para la sociedad. Yo estoy en organizaciones para el bienestar de gente con discapacidad, entonces esa es una causa por la que he generado bastante pasión. Sé que el mundo político es muy difícil, pero si uno cree que sabe lo que es mejor para un país, en ese campo es donde mejor podrían ser usados mis dones, mi fe, mi yo.Otras prestantes universidades querían tenerlo como estudiante...Sí, yo había visitado otras universidades como Yale y Princeton, pero siempre quería Harvard. Y después de haber entrado a Harvard no quería quitarle el puesto a otra persona en otra universidad sabiendo que no iba a ir. Luego de que me di cuenta que me habían admitido en Harvard ahí mismo acepté la oferta de admisión.¿Cómo logra un muchacho inmigrante sobresalir en una cultura tan competitiva? ¿Es más por esos dones innatos o por lo aprendido?Por los dos aspectos, yo desde que vivía en Colombia tenía ciertos dones académicos, pero lo más importante siempre es el trabajo. Entrar a Harvard es increíblemente difícil por todas las actividades extracurriculares y de liderazgo que a uno le toca hacer fuera del colegio. Para ellos lo académico es muy importante. El problema con lo académico es que este es un país inmensamente grande, donde hay mucha gente a la que le puede ir bien en el colegio. La dificultad y que es lo más chévere también, es uno poder encontrar su propia identidad, saber qué es lo que quiere en el mundo antes de entrar a la universidad. Obtuvo un puntaje perfecto en los exámenes SAT. ¿Cómo fue el momento de recibir ese resultado?Me sentí muy orgulloso, pues obviamente era algo que quería bastante, pero sabía que igual tenía otras posibilidades. Ahora estoy nominado a un premio de la Presidencia que aún no se ha definido. Parte de lo que da uno es por la fe en sus propias habilidades, por eso le va muy bien.¿Cómo no llegar a convertirse en un chico prepotente con tantos reconocimientos recibidos a corta edad?Lo más importante es ser humilde, yo sé que gracias a Dios entré a la universidad que quería, pero así yo no hubiera quedado allí, tendría las mismas metas en la vida. Así esté en Harvard esa no es la meta final, toca seguir trabajando y saber que es una bendición esta oportunidad. ¿Se siente presionado por lo que pueda pasar con usted en Harvard?No, estoy acostumbrado a la vida americana. Harvard queda más o menos a cinco horas en carro de mi casa, entonces no va a ser muy diferente. Además, mi colegio (Westfield High School) me ha preparado muy bien para lo que puedo esperar en la ‘U’.¿Qué puede aconsejar a jóvenes con ambiciones, como usted?Tener fe en lo que uno pueda hacer, es creer que todo en la vida es posible y saber que uno va a fallar en la vida también, es importante entender eso. Uno cuando falla es cuando más aprende y todo en la vida pasa por alguna razón. Así la vida parezca muy dura, si uno trabaja y tiene ambición todo es posible. Uno puede llegar a ser presidente, lo que sea.¿Tiene tiempo para tener novia? Ahorita no tengo novia, vamos a ver qué pasa el resto del año (risas).Otros logros de Jorge LedesmaEn 2014 ganó el premio nacional de reconocimiento para un Hispano. En los últimos años de colegio no solo ganó premios de Matemáticas de la Universidad Brown; en Ciencias, de Merck, sino que ganó por dos años el premio de Inglés otorgado por la Universidad de Darmouth. Desde 2010 pertenece a la Orden de Alta Sociedad de Honor Francesa y en el 2014 entró a ser parte del National Honor Society, capítulo de New Jersey. Ganó reconocimiento de Oro y Plata en diferentes años, otorgados por la Alianza de Artistas y Escritores Nacionales (Scholastic Arts and Writing Awards) a nivel regional y nacional por sus escritos, entre otros.Trabajo social y liderazgoEs voluntario de la comunidad para niños con disabilidades (con una condición física o mental que afecta sus habilidades para poder cumplir una función como los demás), creando un proyecto para estudiantes con disabilidades y fundando un programa de mentores para el hospital local. Ha servido como delegado mentor y entrenamiento para programas de alianza entre cabezas líderes de campaña para programas en África. También trabaja como voluntario para llevar comidas para los menos afortunados en Elizabeth, New Jersey, utilizando el español, el inglés y el francés para facilitar la comunicación. Es el secretario delegado por su escuela para el Modelo de Naciones Unidas en Norte América.Algunos otros logrosTuvo los más altos resultados académicos del colegio con un grado perfecto en una escala de 4.0 /4.0 en todos sus años de estudio.El College Board de Educación le entregó el Scholar Distinction por pasar con puntado perfecto los exámenes de las 10 materias avanzadas que tomó en su bachillerato y las cuales le daban créditos para la universidad.Es semifinalista para ‘The 2015 National Merit-Scholarchip’, que es el reconocimiento académico más alto a nivel nacional en Estados Unidos.Ha ocupado por tres años seguidos el segundo puesto a nivel nacional de un Concurso Nacional de Francés.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad