Feria de Cali y Festival Petronio: las grandes dudas sobre las versiones virtuales que planea la Alcaldía

Escuchar este artículo

Feria de Cali y Festival Petronio: las grandes dudas sobre las versiones virtuales que planea la Alcaldía

Junio 25, 2020 - 09:25 p. m. Por:
Redacción de El País

El tradicional Salsódromo de la Feria de Cali sería realizado en las antiguas bodegas de la ILV, sin público y transmitido por canales digitales.

El País

¿Se deben realizar las versiones virtuales del Festival Petronio Álvarez y la Feria de Cali que el Gobierno Municipal planea para este año?

Esa es la duda que quedó planteada dentro del Concejo de Cali, luego de que
el secretario de Cultura, José Darwin Lenis, y el gerente de Corfecali, Alexander Zuluaga, presentaran los planes para llevar a cabo esos dos eventos en el marco de la actual emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

Y es que la virtualidad es la principal apuesta que hacen desde ambas entidades, con la transmisión de los eventos a través de plataformas digitales, redes sociales, televisión y radio. Además, en el caso del evento decembrino, se plantea llevar a los barrios muestras de los emblemáticos desfiles del Salsódromo y el Carnaval del Cali Viejo.

Sin embargo, muchos concejales de Cali se preguntan si es conveniente invertir de esa manera los millonarios recursos que se destinarían a ambos certámenes, y que se estiman en alrededor de $12.000 millones.

Las dudas obedecen a que Cali es la tercera ciudad del país más afectada por la actual pandemia en términos de contagios, enfrenta un grave problema de indisciplina social y su sistema de salud requiere un gran fortalecimiento para responder a la emergencia.

Le puede interesar: Restaurantes de Cali podrán reabrir a partir del 1 de julio, afirmó la Alcaldía

Pero, por otro lado, hay un enorme grupo humano de artistas, artesanos y trabajadores de la cultura que durante los últimos ocho años encontraron en la Feria de Cali y el Petronio Álvarez la mejor manera de sobrevivir y mantener a flote sus emprendimientos, pero cuyos medios de subsistencia quedaron paralizados con la pandemia.

Lo que está planeado

Para la XXIV versión del Festival Petronio Álvarez, desde la Secretaría de Cultura se ha planteado realizar un gran concierto virtual de lanzamiento desde el Teatro Municipal y otras ocho presentaciones, también sin público, desde puntos emblemáticos de la ciudad.

Por medio de plataformas virtuales se realizará el 'Fogón Petronio', donde se explicarán las recetas de los platos típicos de la región que los usuarios podrán pedir a domicilio. Por otra parte, habrá exposiciones virtuales de emprendimientos de la región, foros y charlas en entornos digitales, un playlist de música del Pacífico y un podcast tradicional donde se informará sobre las charlas y conciertos desarrollados en el marco del festival.

El Festival Petronio Álvarez, a desarrollarse entre el 12 y el 17 de agosto, será transmitido por plataformas virtuales, redes sociales, televisión y radio. Para realizarlo de esa manera sería necesario invertir $2.000 millones.

Respecto a la 63 Feria de Cali, Corfecali planteó un fortalecimiento de la aplicación de la Feria, donde se centralizará la programación que incluye un total de 105 eventos. Además, anunció que invertirá en el montaje y puesta en operación de una emisora online.

En noviembre se realizará un lanzamiento del evento en el Teatro Municipal y sin público. En las antiguas bodegas de la Industria de Licores del Valle tendrán lugar el Salsódromo y el desfile de Carnaval de Cali Viejo sin público, con una sola parada. Corfecali sostiene que para el efecto aplicará todas las medidas de bioseguridad y un tamizaje previo al evento con los artistas participantes.

Estos dos emblemáticos eventos también serán llevados a las 22 comunas de la ciudad, según los planes oficiales. En carrozas que desfilarán por las calles de los barrios, bailarines de las escuelas participantes del Salsódromo y miembros de las comparsas del Cali Viejo se presentarán en seis jornadas diferentes, por fuera de la tradicional semana de la Feria. Bajo este mismo formato se realizará en los diferentes territorios la Feria Rural y Comunera.

El Encuentro de Melómanos y Coleccionistas se llevará a cabo sin público en el Teatro Municipal, pero contará con la participación de solo seis coleccionistas por día, durante seis jornadas.

También se hará el Cali Grand Prix con un circuito por la Calle 16 y conciertos de salsa, hip hop, música alternativa, rock y metal, góspel, tango y boleros, música del Pacífico y baladas en el Coliseo El Pueblo y el Velódromo Alcides Nieto Patiño -también sin público- durante cinco días.

Todos los eventos serán transmitidos por plataformas virtuales, redes sociales y televisión. La organización de la Feria de Cali también planteó contenidos virtuales 'bajo demanda' como la agenda deportiva y académica, clases de baile y juegos interactivos.

Hacer la 63 Feria de Cali le costará al Municipio $10.000 millones, y se espera que el Municipio aporte cerca de un 80 % de su valor. El resto lo deberá conseguir Corfecali a través de alianzas y búsqueda de patrocinios comerciales.

Los reparos del Concejo

Son varios los reparos que se exponen desde el Concejo frente a los planes oficiales.

Para el concejal Milton Castrillón, los funcionarios no fueron claros sobre cómo la virtualidad garantizará que tanto el Festival Petronio Álvarez como la Feria de Cali serán un éxito, pues no se ven fortalecidos los medios tecnológicos para ese propósito.

Juan Martín Bravo, del partido Conservador, también duda de la efectividad de los eventos virtuales ya que no se evidencia una estrategia en materia de comercialización ni una preparación para que las plataformas soporten una gran cantidad de usuarios y se eviten colapsos como el visto en los portales web de establecimientos comerciales durante el Día sin IVA.

"No veo el desarrollo de una estrategia de todo lo que es el tema de la virtualidad, porque requiere varios elementos como gran infraestructura para que soporte la gran cantidad de usuarios que pueden tener las conexiones de una Feria de Cali, o un análisis de cuánto está dispuesta a pagar cada persona por una feria virtual", expuso.

Bravo también apuntó que no se ha adelantado un proceso de capacitación sobre ventas por Internet para los expositores que suelen participar en el Festival Petronio Álvarez y que comercializarán sus productos por estos canales.

Asimismo, cuestionó si estos productos contarán con los sellos de calidad de la Secretaría de Salud que certifiquen que cumplen con todas las medidas de bioseguridad.

De cara a la realización del Festival, programado para el mes de agosto, el concejal Fernando Tamayo considera que es poco el tiempo para digitalizar los procesos y capacitar a artistas y expositores.

El presupuesto de la Feria de Cali, que asciende a $10.000 millones es otra de las preocupaciones de Milton Castrillón, considerando que se espera que el Municipio aporte el 80 % de ese monto "cuando las rentas no dan”.

“No veo los $10.000 millones, no sabemos de dónde saldrá la financiación pública o privada", enfatizó.

Por otro lado, en el Concejo se preguntan si es conveniente hacer grandes inversiones en infraestructura para transmisiones digitales, que quedarán en manos de unos cuantos proveedores de tecnología, cuando esos recursos podrían destinarse directamente a apoyar a las escuelas de salsa, los colectivos culturales, los artesanos y otros emprendedores que dependen de la Feria de Cali.

En ese sentido, el concejal Fernando Tamayo resaltó que el apoyo a los artistas locales en la actual situación debe ser una prioridad de la Administración Municipal y se deben buscar los mecanismos más efectivos para ayudarlos a paliar la crisis económica.

También en ese sentido, la concejal Ana Leidy Erazo, del Polo Democrático, propuso que los recursos se destinen a vincular a los artistas y trabajadores de la cultura a la estrategia ‘Guardianes por la Vida’, que puso en marcha la Administración con el fin de fortalecer la tarea pedagógica frente a la pandemia del Covid-19.

Así, explicó, “a partir del teatro, el circo, e incluso el Festival Petronio Álvarez, podriamos hacer un ejercicio de conexión con la gente de manera cultural, educativa y pedagógica para entender el momento en el que estamos".

Otras voces van incluso más allá y proponen que este año la ciudad no realice el Festival Petronio Álvarez ni la Feria de Cali, pues “el palo no está para cucharas”.

El concejal Roberto Ortiz dice que los recursos destinados para los dos eventos deben ser usados para la creación de alivios para los empresarios de la industria cultural y gastronómica de Cali.

"En el mundo y en el país se han cancelado grandes eventos y no ha pasado nada: la Eurocopa, los Juegos Olímpicos, el Festival de la Leyenda Vallenata, la Feria del Libro de Bogotá. Además, en Cali somos culturalmente muy alegres, pero muy indisciplinados y mientras sigan en ascenso los casos y el rebrote del virus en países donde se creía controlado, no podemos pensar en hacer fiestas", subrayó.

Incluso el concejal Fabio Arroyave, quien es enfático al decir que apoya las decisiones de la Administración Municipal, también es partidario de no realizar estos eventos y, en cambio, invertir los recursos en los artistas caleños para que, cuando se puedan realizar el Festival Petronio Álvarez y la Feria de Cali sin inconvenientes, cuenten con mejores equipos y brinden contenidos de mayor calidad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS