“Este será el año del servicio para el MÍO”: Presidente de Metrocali

“Este será el año del servicio para el MÍO”: Presidente de Metrocali

Enero 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre Tobón | Editora de Entorno
“Este será el  año del servicio para el MÍO”: Presidente de Metrocali

Luis Fernando Sandoval, presidente de Metrocali.

Los operadores ya no tendrán la excusa de que no sacan los buses porque no tienen plata para tanquear o para llantas”, dijo Luis Fernando Sandoval, presidente de Metrocali.

Que en el 2015 las cosas sí van a cambiar para el MÍO y que va a ser el año del servicio. Así lo asegura Luis Fernando Sandoval, presidente de Metrocali, cuando lo abordan con la pregunta (casi siempre cargada de incredulidad) sobre por qué los caleños debemos creer que esta vez el sistema de transporte masivo sí va para adelante y va a salir del atolladero en el que se le ha visto en los últimos tiempos. La renegociación de los contratos con los operadores (dueños de los buses) va a garantizar la sostenibilidad financiera del sistema, se le va a dar la cara a la comunidad para responder por los problemas del servicio, se van a aplicar sanciones y se prenderá el motor para contratar las obras pendientes. Esas, afirma, son las cartas con las que se jugará el año del cambio para el masivo. Luego de trece meses de conversaciones, al cierre del 2014 por fin firmaron la renegociación de los contratos con los operadores (o concesionarios). En términos prácticos, ¿esto qué significará para el usuario?Se buscan tres cosas: lograr unos niveles de calidad en el servicio, que el sistema sea viable y sostenible financieramente en el tiempo para todos los actores y que por hechos pasados en el futuro no se den demandas entre las partes. Pero viene lo más complicado, que es que esos acuerdos se vuelvan tangibles. Este va a ser el año del servicio para los usuarios. Se tiene que cumplir que la totalidad de la flota que está hoy vinculada, 872 buses, opere como debe ser. Esos nuevos acuerdos contemplan, entre muchas otras cosas, darles dientes a unas sanciones por incumplimientos que jamás se han aplicado. ¿Cómo será eso?El mensaje que hemos dado en Metrocali y el que llevamos a los concesionarios es que al usuario hay que respetarlo, cumplirle, conquistarlo y retenerlo. Se medirán diferentes variables a los operadores, como el confort de los vehículos, que estén en condiciones óptimas, que cumplan con la frecuencia, etc. Al final de cada quincena se hace un corte y se analiza quiénes cumplieron determinado porcentaje. Los que lo excedan tienen una especie de bonificación y los que estén por debajo tienen una penalización, ambas en dinero. El hecho de que les estemos tocando el ingreso a los concesionarios va a obligar a que presten un mejor servicio.¿Cómo van en la vinculación de la flota?A ETM le faltan 27 padrones y a GIT 10 complementarios. Esos 37 buses deben estar matriculados y operando a más tardar el próximo 19 de diciembre.¿Por qué se fijaron esos plazos tan lejanos, cuando desde hace tiempo se hablaba de que ‘ya casi’ se vinculaba toda la flota?Normalmente un bus nuevo se toma casi diez meses en estar listo.Entonces qué pasaba con los plazos pasados y las veces que se decía que ya tenía que estar lista la flota ¿no se estaba haciendo nada?Hablábamos básicamente de los 872, que es la flota de referencia que está matriculada. Veníamos operando con 600 o 650 buses. Los 37 que faltan siempre estaban sujetos a esta etapa de renegociación o a que estuviera el panorama mucho más despejado. ¿Con cuántos buses está funcionando ahora el MÍO y cuál es la meta inmediata en movilización de pasajeros?Ahora estamos en una temporada valle (baja), pero para este 25 de enero, cuando entran las universidades, tendremos 752 buses y para el 15 de febrero, los 872 buses matriculados. El promedio de pasajeros en día hábil en el 2014 fue de 471.000. Para el 2015 la meta es 582.000. Pero para alcanzar la meta no solo se necesita que haya más buses a la calle, sino que vayan saliendo el colectivo y neutralizando la piratería.Sobre ese tema usted ha sido enfático e incluso se ha quejado de que la Secretaría de Tránsito no tiene mano dura o sus acciones no son efectivas. ¿Cómo está la situación ahora?Más que quejarme lo que he hecho es llamar la atención sobre las responsabilidades de cada una de las dependencias, que cada uno haga lo que le corresponde. Para el retiro del colectivo tradicional, entre Metrocali, la Alcaldía y el Tránsito se hizo un otrosí al convenio que tenemos y establecimos un anexo donde está el cronograma y quién es el responsable de que se cumpla la salida del colectivo. La responsabilidad de la salida del colectivo está en cabeza del Municipio y de la Secretaría de Tránsito.Según ese cronograma, al fin cuándo se da la salida del colectivo…No se estableció una fecha precisa, dado que en la parte jurídica decían que hacer un cronograma sujeto a acciones legales, debido proceso y contestaciones se podría quedar en falsa expectativa. Pero las cuentas que todos hemos hecho es que esto no va más allá del 30 de junio del 2015.Esta no es la primera vez que hablan de que ahora sí vincularán toda la flota, que se procederá con la salida del colectivo y que se va a mejorar el servicio. Ha sido un anuncio repetido y no cumplido. ¿Por qué los caleños sí debemos creer esta vez?En diferentes escenarios con gremios me han hecho esa pregunta. La primera razón es por el tema financiero. Los concesionarios ya no tienen el argumento para decir ‘no saco los buses por falta de dinero para llantas o el combustible’, porque estamos compensando la diferencia tarifaria, por lo cual $30.000 millones van a ser distribuidos esta semana. Segundo, la Alcaldía se comprometió a mirar recursos para el próximo semestre por $12.000 millones adicionales. Frente a eso, ellos pueden ir a los bancos a renegociar mejores condiciones de tasas de crédito y plazos de gracia y eso va a aliviar aún más su situación de caja. Al estar la plata disponible todas las rutas deben mejorar en su frecuencia y atención. Tenemos un plan muy fuerte para el distrito de Aguablanca y zonas desatendidas. Eso suena muy bien, pero muchos usuarios ya han perdido la confianza en el sistema…Algo importante que quiere hacer Metrocali, en un acto de responsabilidad, es hacer una rendición de cuentas. Queremos, a partir del 1 de febrero, cada quince días, a través de medios de comunicación y redes sociales, contar cómo se comportó cada ruta, con una calificación técnica. Y que la gente sepa si estuvo bien o mal y qué operador estaba a cargo. Vamos a decirle a la gente qué está pasando y que eso genere unos planes de acción muy concretos en las rutas que salgan mal calificadas. Vamos a rendirles cuenta a los usuarios. A esto queremos ponerle un veedor externo, que nos gustaría que fuera Cali Cómo Vamos.Finalmente en qué va la auditoría que desde hace más de un año buscan hacerle al Siur (encargado de estaciones y recaudo del sistema)?Ya una vez quedó desierta la convocatoria para esta auditoría. Esperamos que antes de finalizar enero estemos firmando con una empresa que ya se fue evaluada. Es un contrato que dura seis meses y que nos tiene que decir cómo se comporta el sistema de recaudo, si todos los pasajeros que se contabilizan han pagado y que ese dinero esté debidamente consignado. Esto les va a dar un parte de tranquilidad a todos los actores del sistema.Metrocali se comprometió a tener todas las obras que faltan en tres años ¿Cuál es el plan? Vamos a sacar la Glorieta Estación, que es la conexión entre la Avenida de las Américas y la Avenida Tercera Norte. Debe quedar adjudicada antes de terminar el año. El diseño original era para hacer la estación subterránea, que costaba $150.000 millones. Era una obra muy costosa, para tanta necesidad que tenemos. Ahora será una obra a nivel, funcional, práctica y bonita. Incluye tumbar el puente frente al Seguro Social. Tendrá seis puntos de paradas alrededor de esa glorieta. La terminal Sur está en proceso de diseños. La terminal Calima arranca obras el 19 de enero. En cuanto a la terminal Guadalupe también estamos avanzados en los diseños, queremos dejarla contratada. Esas son algunas de las licitaciones que vamos a sacar este año. Entre todas suman aproximadamente $430.000 millones, a los que se agregan cerca de $30.000 que corresponden a las interventorías”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad