Este mes entrará a operar una red contra el ruido en Cali

Este mes entrará a operar una red contra el ruido en Cali

Febrero 11, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País 
Controles de ruido en Cali

Según el Dagma, durante 2017 se realizaron 72 medidas de prevención contra establecimientos que generaban ruido, de ellas 63 terminaron en suspensiones de actividad, 5 en decomisos de altavoces y 4 en amonestaciones escritas.

Archivo de El País

Desde esta semana el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, empezará la instalación de una red contra el ruido en Cali, que permitirá conocer el comportamiento acústico de las diferentes zonas de la ciudad, priorizando las de mayor impacto.

Raúl Monsalve, ingeniero de sonido del grupo de la gestión de la calidad acústica del Dagma, explicó que inicialmente se van a instalar tres estaciones fijas de monitoreo que estarán ubicadas en la Carrera 66, el barrio Juanambú y el Parque del Perro. Asimismo, se contará con una unidad móvil.

“Vamos a tener una camioneta que va a estar con todos los equipos y podrá moverse por los lugares donde se requiera hacer monitoreo. Las estaciones son para conocer la condición o la dinámica acústica del sector y poder enfocar mejor los esfuerzos de inspección y control”, manifestó Monsalve.

Lea también: Intensifican operativos contra negocios de todo tipo en Cali

La red de ruido estará incorporada al centro de control de calidad del aire y permitirá tener información en tiempo real de las zonas monitoreadas.

“Nos permitirá grabar escenas de niveles que estén por encima de un rango que se programe. Por ejemplo, si en una zona yo pongo un tope de 85 decibeles y por un transcurso de tiempo supera esos decibeles, automáticamente la red lo graba y después podemos escuchar a qué obedece esa elevación de esos niveles. Ese es el plus que tiene la red, porque los sonómetros miden es variaciones de presión sonora y esto va a tener la facilidad de medir audio en el momento en que lo necesitemos”, añadió.

El funcionario indicó que el monitoreo se realizará durante el día y la noche, de manera permanente, y las estaciones podrán trasladarse a otras zonas,  seis meses después de la evaluación, para analizar el ruido ambiental de otros lugares.

“También se pueden mover para conocer zonas calmadas, porque no solamente nos podemos enfocar en zonas problemáticas, sino que también tenemos que cuidar las que aún no lo son”, expresó Monsalve.

El jefe de Acústica del Dagma recordó que los decibeles de ruido permitido dependen del sector en que se encuentre el establecimiento. En una zona residencial, por ejemplo, se permiten 65 decibeles en el día y 55 en la noche; y si está ubicado en zona mixta,  es decir, con comercio y vivienda, se permiten 70 decibeles en el día y 60 decibeles en la noche.

La principal queja

El año pasado, el ruido fue una de las principales razones por las que los caleños se quejaron ante el Dagma. De un total de 1084 peticiones que recibió este ente ambiental, 962 estaban relacionadas con el sonido, es decir, un 78 % de las peticiones.

Según el Dagma, los principales generadores de ruido en Cali son los bares, estancos y discotecas. 236 denuncias se recibieron a causa de altos volúmenes emitidos por estos locales.

El vicepresidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, del barrio Juanambú, Juan Ponce de León, afirmó que aunque esta zona era conocida como una de las que presentaba mayor índice de ruido por las discotecas cercanas, el Dagma ha hecho presencia con controles y sanciones. “Sin embargo, hay tres discotecas que generan mucho ruido hasta altas horas de la noche, y eso ha ocasionado problemas al dormir en los vecinos”.

Ponce agregó que la disminución de ruido en el sector se debe a la presencia del Dagma y la Personería Municipal, “...la Personería entuteló al Municipio indicando que niños y adultos no podían conciliar el sueño”.

¿Cómo quejarse?

Según el Dagma, los ciudadanos que consideren que se está presentando una alteración de ruido cerca a su vivienda, podrán hacer una carta dirigida al Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente en la que deberán expresar en detalle la situación.

La carta debe radicarse en las oficinas del Dagma ubicadas en la  Avenida 5AN #20-08 o enviarla por correo electrónico:  contactenos@cali.gov.co. El organismo tendrá quince días hábiles en los que dará respuesta a la petición del ciudadano.

 Monsalve explicó que el plazo de quince días para responder, es para verificar la información, ir hasta el sitio y evaluar si se requiere o no presencia del Dagma.

Según el Dagma, el nivel de decibeles permitidos en los establecimientos nocturnos es de 65, y las comunas donde más se incrementó el ruido son las 2 y 22.

Disminuyó impacto

Raúl Alberto Suárez, presidente de la JAC del barrio Ciudad Jardín, manifestó que se han disminuido los ruidos en su sector debido a la presencia de las autoridades.

“Las casas de eventos, y las unidades residenciales donde se hacía bulla hasta la madrugada ya no son un problema porque la policía está presente”, afirmó.

Suárez añadió que otro de los ruidos frecuentes los fines de
semana es el emitido por la pólvora: “Se escucha mucho el ruido de pólvora por los lados de Altos de Ciudad Jardín, eso nos ha puesto en alerta”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad