Escuchar este artículo

En medio de grandes dudas sobre su futuro, el MÍO reactiva desde hoy nuevas rutas

Agosto 31, 2020 - 11:55 p. m. 2020-08-31 Por:
Redacción de El País
MÍO covid-19

Desde junio la demanda diaria de pasajeros en el MÍO ha sido de 162.000 en promedio. Metrocali ha reiterado su llamado para cumplir las normas de autocuidado, sobre todo el uso oblitatorio del tapabocas y el distanciamiento social.

Jorge Orozco / El País

Si bien mañana se reactivan nueve de las 21 rutas del MÍO que están suspendidas desde el pasado 15 de agosto, con el fin de atender a 230.000 pasajeros al día, las críticas no se han hecho esperar, sobre todo de los cuatro operadores, Git Masivo, Blanco y Negro, ETM y Unimetro, que por medio de una carta afirmaron que la decisión solo implica un incremento del 5 % de los kilómetros a recorrer por los buses, lo que se traduce en 101.067 kilómetros diarios en estos momentos, mientras que el promedio de antes era de 150.000.

“Algo que nos preocupa bastante es que pese a que los niveles de ocupación procuran estar por debajo del 50 %, estos pueden incrementar bastante en las horas pico, por lo que no se respetaría el distanciamiento social para evitar el contagio por coronavirus, y más si en teoría que desde mañana (hoy) acaba la cuarentena, por lo que habría más personas en las calles”, aseveró Enrique Wolf, gerente Git Masivo.

Sin embargo, hay que aclarar que la decisión de suspender 21 rutas de forma temporal obedecía -según explicó en ese entonces Metrocali- a la baja demanda de pasajeros en los últimos cinco meses, lo que no hacía viable que todos los buses estuviesen funcionando, sobre todo si a los operadores se les paga por kilómetro recorrido, incluso si los buses transportan pocos pasajeros o ninguno.

Wolf reconoció: “Es cierto que nos afecta hacer menos kilómetros que antes, pero con casi el 100 % de esos recursos cubrimos costos de operación, como la compra de combustible, el pago de nómina o el mantenimiento de buses. Es decir, el margen que nos queda de ganancias es muy escaso”.

El gerente de Git Masivo explicó que no solo se debe hablar de una reducción del 30 % del servicio, sino de cómo esto termina por afectar la frecuencia del resto de buses, de los cuales solo 610 están operando desde hoy, mientras que cerca de 250 están parqueados en los patios tras la suspensión de las rutas.

Cabe anotar que aquellas que hoy retomaron labores son la A57, A41C, P24A, P40A, A73, A76, A18, A19A y P10B, sin contar el ingreso de la A81. Entrentanto, la A24, A36, A37A, A45B, A52, A53, A55, A85, P24C, P14A, P43 y P52A seguirán suspendidas.

“Lo más importante es fijarse cómo esta situación puede afectar al MÍO a largo plazo. Primero, hay que dar un mejor servicio para que los usuarios que tenemos se mantengan y se incrementen poco a poco. Y segundo, garantizar que el servicio de transporte sea sustentable, como lo estipula la ley”, aseguró Wolf.

Lea también: Doce preguntas clave para entender cómo se reactivará Cali desde hoy en medio de la pandemia

A su vez, Eduardo Bellini, gerente de Blanco y Negro Masivo, aseguró: “Está claro que el Municipio tiene la responsabilidad sobre los recursos y es por eso que le estamos solicitando a Metrocali que ejecute las ayudas del Gobierno Nacional para solventar la operación”.

A esto se suma, agregó Bellini, que los concesionarios vienen de una crisis económica desde hace 10 años, “de la cual apenas nos empezamos a recuperar para sacar más buses a la calle”, pero que podría dar un vuelco fatal si no se llega a un pronto acuerdo con el ente gestor del MÍO.

“Nosotros le propusimos a ellos reducir la tarifa por kilómetro en un 15 %, pero recibimos una negativa de parte de Metrocali, que quiere que subsidiemos el 100 % del déficit, lo que es imposible, porque si se llega a hacer ese aporte aislado, no nos quedarían recursos para operar el sistema”, aseveró Bellini.

Frente a esto, Óscar Ortiz, presidente de Metrocali, afirmó: “En febrero la tarifa técnica por pasajero estaba en $3862, pero hoy se encuentra en $9112, de los cuales $7000 son asumidos por el Municipio. Esto se debe a que la ocupación es muy mínima y se ha mantenido estable desde junio, con 162.000 pasajeros diario”.

“En esas condiciones, el MÍO tiene un déficit de $306.000 millones para este 2020, cuando fue presupuestado en $150.000 millones, dinero que prácticamente se agotó, porque $129.000 millones están destinados para operación y $20.540 millones los dirigimos para infraestructura tecnológica, pero esta ultima porción la estamos modificando en el marco de la emergencia”, agregó Ortiz, quien indicó que en tres reuniones con los concesionarios no se ha podido llegar a un acuerdo.

Es por eso que la organización solicitó al Ministerio de Transporte que giren un crédito de $166.000 millones para operar de aquí a diciembre, de los cuales ya fueron autorizados $88.000 millones. Por lo tanto, la Alcaldía debe presentar un proyecto de acuerdo al Concejo para recibir el visto bueno. Sin embargo, ya fue posible conseguir otros $50.900 millones tras un decreto de emergencia expedido por el Gobierno Nacional.

Por otro lado, Ortiz insistió que con la capacidad actual del MÍO es suficiente para atender la demanda, “además de que cubre todos los costados, conectando la Avenida Cañasgordas, la vía Cali-Jamundí, las conexiones norte-centro, norte oriente, las comunas 13-15 y el occidente”.

De todos modos, aclaró que en caso de haber un aumento de la demanda por encima de los 230.000 usuarios por día, Metrocali podría habilitar más rutas de las 21 que fueron suspendidas.

Ortiz agregó: “Mientras en las horas valle mantendremos las frecuencias en 30 minutos como máximo, en las horas pico serán mucho más estrechas para recoger más usuarios y evitar aglomeraciones. En cualquier caso, el llamado es a cumplir con las medidas de autocuidado, por lo tanto, sigue siendo obligatorio el uso del tapabocas, evitar el contacto con los demás y respetar el distanciamiento entre pasajeros tanto dentro de las estaciones como al interior de los buses del MÍO”.

¿Cuál es la opinión de los usuarios?

Para Mauricio Venté, del Comité de Usuarios del MÍO, “hay que entender que hay una pequeña guerra entre Metrocali y los operadores, que al no ponerse de acuerdo sobre cuestiones económicas terminan por perjudicar al usuario”.

Además, señaló que “es inevitable que el pasajero se va ver afectado con la eliminación de rutas, por lo que no es extraño que más gente acuda a la piratería”.

De acuerdo con una denuncia de los operadores, el transporte informal se ha “apoderado” de los alrededores de la estación Universidades, en donde “cobran impuestos” a los vehículos para trabajar en este sector del sur de Cali.

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS