“En la Alcaldía de Cali desconfían de los mandos medios”: contralor Zapata

“En la Alcaldía de Cali desconfían de los mandos medios”: contralor Zapata

Julio 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Fabio Posada Rivera | Editor de Unidad Investigativa de El País

Gilberto Zapata, contralor de Cali, dice que hay mayor transparencia en la administración de Rodrigo Guerrero, pero la burocracia afecta al nivel operativo.

Como abogado penalista, Gilberto Zapata, el contralor de Cali, es un hombre de armas tomar cuando se trata de combatir la corrupción. Fenómeno que vivió en carne propia en 2008 cuando, según denunció, gracias a una componenda que involucró a políticos y jueces de la región, lo descalificaron de la terna de candidatos que aspiraban a la Contraloría de Cali ese año.Hoy, a la cabeza del ente de control Municipal, Zapata, en entrevista con El País, presenta el balance del primer año de su gestión fiscal a la alcaldía de Rodrigo Guerrero durante el primer año de gobierno.El funcionario destaca las buenas intenciones de transparencia de la Administración, pero advierte que cuotas burocráticas impiden cumplir esta premisa a nivel operativo. Revela, además, cómo avanzan los procesos administrativos que están en curso. ¿De quién es la responsabilidad por haber entregado el anticipo por $6.825 millones a una firma israelí que hoy se esfumó con el dinero del MÍO?Ese no es el tema de la entrevista y tiene reserva pero no hay problema si digo que, según los documentos del proceso, ese anticipo se entregó en el 2009, cuando Metrocali estaba bajo la dirección de Luis Eduardo Barrera y el alcalde era Jorge Iván Ospina.¿Esa plata se va a recuperar?No es fácil. Esos son recursos públicos del orden nacional, por esa razón la Contraloría General, usando su poder preferente, tomó las riendas del proceso de responsabilidad fiscal y está detrás de recuperar ese dinero que al parecer fue sacado del país.¿Cómo califica la gestión fiscal del primer año de Rodrigo Guerrero?En los últimos once años ninguna Administración Municipal ha fenecido la cuenta anual, en este caso tampoco se logró, aunque la calificación fue muy cercana, 79 sobre 80, que es el mínimo requerido para que el concepto sea favorable.¿Eso qué significa? Que si bien la gestión de la Alcaldía ha mejorado no todos sus procesos cumplen con la ley y las normas que rigen la administración pública, por eso consignamos 131 hallazgos administrativos, de los cuales 18 tienen incidencia disciplinaria y cinco fiscal. Uno lo que siente es que entre la plana directiva de la Alcaldía hay una manera correcta de hacer las cosas, pero por falta de control interno y por cuotas burocráticas, el personal operativo no lo pone en práctica. He hablado con secretarios y con asesores de alto nivel, ellos están preocupados. En la Alcaldía desconfían de algunos mandos medios que tienen una cultura clientelista.¿Tiene la Alcaldía formas para corregir esos reparos de la Contraloría?Notificamos al Alcalde el pasado 30 de mayo y le dimos un plazo de 15 días, que ya se cumplió, para presentar un plan de mejoramiento en el cual debe consignar la forma en que van a subsanar lo que les señalamos que no cumple con la ley. Haremos seguimiento.¿Cómo llegan a establecer los 131 hallazgos administrativos?Este informe revisó la gestión fiscal integral del Municipio. Decimos que es el definitivo porque tras presentar los hallazgos para que los funcionarios implicados ejercieran su derecho a la contradicción, quedaron en firme 131 administrativos. Lo que sigue es que se inicien los procesos de juzgamiento en donde los responsables tiene derecho a la defensa y explicar sus actuaciones, vamos a ver en qué terminan. Los hallazgos disciplinarios vamos a trasladarlos a la Personería y Procuraduría. ¿Cuánto suman los recursos fiscales que están por recuperarse en Cali?La cartera de cobro coactivo en la actualidad vale $271.137 millones, eso significa que dicho monto ya pasó por todas las etapas del control fiscal y está en firme, aunque la cifra es más alta si se agregan los recursos que están en procesos de fiscalización sin fallo. Pero le cuento, nosotros fuimos señalados como ejemplo a nivel nacional por la contralora Morelli hace dos semanas en una reunión donde estuvimos los 62 contralores de todo el país porque logramos recuperar, en el primer trimestre de 2013, un total de $1700 millones. Nos felicitaron.La Contraloría tuvo salvedades sobre la contabilidad del Municipio en 2012. El informe indica, por ejemplo, que había 16 cuentas bancarias supuestamente canceladas pero no sabían… también, $7803 millones recaudados que nadie sabe quién los pagó o porqué concepto ingresaron a las arcas del Municipio…Ese es un término técnico el cual nos indica que como el Municipio no hizo su gestión cumpliendo todos los controles financieros, de legalidad y de resultados, nosotros no podemos aprobar la cuenta sino marcar salvedades. Hasta que el sujeto de control no nos explique a satisfacción esas incongruencias, no podremos fenecer la cuenta, o sea, aprobarla.¿Esas debilidades exponen al Municipio a la pérdida de recursos públicos configurando posibles detrimentos?En gracia de discusión pienso que sí porque contabilizar unos activos y después resulta que no existen, eso puede configurar un detrimento patrimonial. Es que han reconocido cheques que estaban anulados, de ahí los hallazgos. A pesar de esto, vemos en esta Administración la intención de hacer las cosas bien.¿De qué se tratan esos controles?Básicamente se trata de decirle al Alcalde o al Secretario: señores si hacen esto puede pasar esto, sin coadministrar ni recomendar. Hemos emitido 15 controles de advertencia a la administración Guerrero y, aunque no es obligatorio que respondan, a la fecha han contestado dos.¿Qué dice la Contraloría con respecto a que de 6840 contratos firmados por la Alcaldía el año pasado, 5823 de ellos fueron de prestación de servicios?Esa es una costumbre que viene de tiempo atrás en la ciudad y hace parte de la cultura clientelista que ha imperado, aunque no desconozco que en algunas dependencias hay que hacer contratos porque faltan funcionarios y que el ánimo de este Gobierno ha sido diferente, estoy convencido de que tenemos que cambiar esa cultura.Hace 14 meses El País denunció anomalías en el convenio entre la Univalle y el Municipio para el manejo del Sisbén. ¿Por qué se ha tardado tanto tiempo en actuar la Contraloría?En este momento le puedo decir, sin violar la reserva, que tenemos un grupo jurídico que yo mismo lidero para establecer si hay una presunta responsabilidad de la Universidad del Valle y funcionarios del Municipio en ese asunto. En una semana vamos a tomar las decisiones finales.¿Qué piensa de la devolución de Emcali a manos del Municipio?Nosotros revisamos cómo se desarrolló el empalme, seremos muy exigentes para que los caleños sepan a ciencia cierta lo que reciben y cuál es el estado real de Emcali.¿La Contraloría investiga el tema del ‘carrusel de contratación’ de Emcali que denunciamos el mes pasado?Las investigaciones que publica este diario se convierten en insumo para nosotros. Efectivamente, tenemos una auditoría andando donde incluimos ese tema.En esa denuncia tanto Claudia Sandoval como Ramiro Tafur, secretaria general y agente especial de Emcali, aceptan haber salido a comer y tener vida social con contratistas de dicha empresa. ¿Qué piensa usted de eso?Soy respetuoso de las actuaciones de los servidores públicos, además, tienen una hoja de vida intachable, pero ellos saben que uno tiene que ser muy prudente en la aceptación de invitaciones. Yo no salgo socialmente con ninguno de los sujetos de control.¿Cómo le ha ido al Municipio al recuperar el control de sus impuestos?Como ciudadano me parece muy bien que lo hayan logrado. Lo que me preocupa como caleño, y que tendré que observar atentamente como Contralor, es qué pasa con la demanda por $50.000 millones que Sicali anunció interpondrá contra el Municipio. La Contraloría se va a pronunciar sobre ese tema en los próximos días.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad