El emotivo encuentro entre el Papa Francisco y el Arzobispo de Cali en el Vaticano

El emotivo encuentro entre el Papa Francisco y el Arzobispo de Cali en el Vaticano

Abril 18, 2018 - 05:14 p.m. Por:
Redacción de El País 
Monseñor y el Papa Francisco

Monseñor Darío de Jesús Monsalve junto al Papa Francisco.

Fotografía: El Vaticano / Especial para El País

Este miércoles la tradicional Audiencia General que ofrece el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro contó con la presencia de un feligrés muy conocido por los caleños: monseñor Darío de Jesús Monsalve, el arzobispo de la ciudad.

Pero además, el prelado tuvo la oportunidad de encontrarse cara a cara con el Pontífice argentino, quien lo bendijo.

Monseñor Monsalve escribió para El País el diálogo que sostuvo con Francisco y lo emotivo que resultó para él, como obispo y representante de la Iglesia Católica caleña y colombiana, dicho encuentro.


Aquí su testimonio:

“Encontrarse con el Sucesor de Pedro es una dicha para todo católico, más para un obispo. Y mucho más, cuando el Papa es un hombre y un pastor como Francisco.

La audiencia de este 18 de abril estuvo llena de peregrinos, bajo un cielo de primavera, con leves lloviznas. La catequesis para todas las lenguas versó sobre el nombre y la señal de la Cruz en el bautizado.

Pero el momento del encuentro personal hace preciosos esos segundos:

-“Santo Padre, gracias por acogernos. Sobre todo, por acompañarnos con su oración. No deje de hacerlo”.

-“Rece también usted por mí”, me responde.

-“Lo seguiré haciendo. Pero le ruego me bendiga porque lo necesito mucho. Me ayudará a mantener paz en mi corazón y servirla a mi gente en Cali y Colombia”.

- “Te bendiga el Señor: en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”, dice, mientras traza la cruz sobre mi frente.

- “Gracias, Santo Padre”, es mi fugaz despedida.

Unos segundos, cinco fotografías, pero un gozo que no tiene tiempo ni registro: el gozo de Pedro, de Cristo Jesús, del Amor Universal, del Evangelio que hoy revive el rostro de los pobres y víctimas, de los emigrantes y los enfermos. La alegría del Evangelio es la Alegría del Amor, la Alabanza de la Creación, el “gocen y exulten” de la vocación a la santidad. Eso es este Papa. Esa es su enseñanza. Esos son sus gestos.

Después del encuentro, entré a la Basílica de San Pedro. Recé junto a los sepulcros del primero entre los apóstoles y de San Juan Pablo II. Pedí fuerza al Espíritu Santo para seguir luchando con todos, sin aflojar. Para que nos demos la certeza del "nunca más", de cara a la crueldad vivida, en ataque y defensa de intereses, ideas, pasiones o, simplemente, del sistema. Colombia necesita y merece esa certeza. Es la hora en que podemos rubricarla todos, como certeza de paz y seguridad de vivir”.

*Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali.

Lea también: Luces y sombras de los cinco años de papado de Francisco

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad