El crítico panorama financiero de los cuatro operadores del MÍO

El crítico panorama financiero de los cuatro operadores del MÍO

Septiembre 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La semana que termina se prendieron de nuevo las alarmas entre los usuarios del MÍO, luego de que GIT Masivo anunciara que solicitará su salida del MÍO. Concejales sostienen que no aceptarán presiones para aprobar acuerdo.

[[nid:577613;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/mio_operadores.jpg;full;{El Fondo de Estabilización del MÍO, que se discute en el Concejo, plantea inyectar recursos, por $25.000 millones; $12.500 millones antes de finalizar el año 2016 y el 50% restante en el año 2017.Archivo Elpaís.com.co}]]

La semana que termina se prendieron de nuevo las alarmas entre los usuarios del MÍO.  Enrique Wolf, presidente de Git masivo, el operador con más buses del sistema (301), anunció que pedirá terminar  su contrato con Metrocali.

Lea también: La próxima semana GIT Masivo solicitará su salida como operador del MÍO

Según Wolf, esto obedece a que la empresa está perdiendo al año  $ 45.000 millones. El anuncio se da justo cuando se tramita  en el Concejo de Cali un proyecto encaminado a inyectar recursos en el corto plazo al sistema.

Para los operadores del MÍO y Metrocali  esta sería la primera fase de un plan de recuperación financiera para el sistema, pero algunos cabildantes interpretaron el anuncio de GIT como un mecanismo de presión. 

“Aquí no podemos salir a correr porque nos venteen con un sombrero. La Administración ha cumplido con el contrato de concesión. Aquí no nos pueden meter chantajes de las familias que se quedan sin comer, que nos van a paralizar. Apuesto por estos proyectos de acuerdo, pero si se desaprovecha este momento por amenazas, perdemos la oportunidad  de recomponer el MÍO”, manifestó el concejal Roberto Rodríguez.

Por su parte, los operadores plantean su panorama. Todos coinciden en que es crítico.

“ETM está en una falsa calma”

“El panorama de ETM es oscuro y lleno de dificultades”. Así describe Frank Mosquera Rodríguez, miembro principal   de la junta directiva de ETM, la situación de este operador.

Admite que vienen languideciendo en la prestación del servicio  y por ende, también en la finanzas. 

“No es un problema solo de nosotros sino de todos los operadores. Estamos a la espera de que la ciudad, en cabeza del Concejo, tome cartas en el asunto y ayude a la solución estructural del sistema”, afirmó.

En términos financieros, precisa que ETM tiene un déficit acumulado de $46.000 millones. “Si a eso se le cargan los costos financieros de la deuda por la flota (los buses), eso llegaría a los $92.000 millones”.

Añadió que ETM se encuentra bajo la Ley de Reorganización Empresarial y que  eso les ha dado un respiro en las obligaciones acumuladas. 

“Bajo esa ley tenemos un plazo prudencial para pagarles a los proveedores a los que les debemos. Gracias a ello tenemos una sensación de equilibrio operacional, pero estamos ad portas de que culmine ese periodo  y nos  preocupa   cuando llegue ese día, en un par de meses”. 

Blanco y Negro: “La deuda con los bancos no está siendo atendida”

En Blanco y Negro Masivo sostienen que cumplen con el servicio, pero les preocupa la deuda con los bancos. 

“La deuda con los  bancos no está siendo atendida, no estamos pagando de una y la rentabilidad a los inversionistas es nula.  Lo más grave es que tenemos una reestructuración financiera que vence en diciembre y por ende estamos obligados a pagar a  los bancos unos intereses con recursos que no poseemos, nosotros aspirábamos a que en junio, julio o agosto recibiríamos un excedente de $340 por pasajero, pero no fue así”, explicó el gerente de Blanco y Negro Masivo, Eduardo Bellini. 

Dichos $340 eran los que estaban planteados en el proyecto de acuerdo inicial que se presentó al Concejo en el pasado mes de julio, pero que no prosperó por dudas jurídicas de los   cabildantes. Actualmente se estudia un nuevo proyecto con los ajustes sugeridos.

Hoy la deuda de Blanco y Negro Masivo asciende a los $200.000 millones. “Pero los intereses de esa deuda es lo que hay que pagarle al banco en diciembre y no tendríamos cómo cubrirlos”.

[[nid:577616;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/mio_estado_operadores.jpg;full;{}]]

¿Hay una solución?

Según Metrocali,  actualmente están trabajando en un modelo de sostenibilidad financiera para el MÍO. “Está muy adelantado  y se lo presentaremos al Concejo. Lo hemos empezado a validar con los actores. Eso nos tomará un tiempo”, dijo Armando Garrido. Este modelo estará culminado antes de termianr el 2016. “Lo complejo será la negociación y será brava. Todo estará sujeto al marco contractual”.

La deuda de Unimetro asciende a $120.000 millones

De todos los operadores del sistema quizá el de Unimetro es el caso más complejo. En mayo  paralizó toda su flota aduciendo que no tenían recursos para ponerla a rodar. Su incumplimiento con los estándares mínimos del servicio durante quince quincenas  llevó a Metrocali terminarle unilateralmente el contrato.   Buscando salidas, en  julio Unimetro y  Metrocali firmaron un acta de entendimiento (por seis meses),   para que Unimetro   reanudara gradualmente la operación  de sus  169  buses. 

El plan estipuló  que Unimetro reanudara  actividades con 46 buses y cada quincena irían aumentado la disponibilidad de flota. El pasado viernes, según lo informó en el Concejo Armando Garrido,  presidente de Metrocali, rodaron  16 buses. “Pero durante la semana llegaron a tener 35 y están pidiendo terminar la semana con 48”, aclaró el funcionario.   

El vocero de los pequeños accionistas de Unimetro, Javier Matabajoy, manifestó que ellos no seguirán “subsidiando los pasajes del MÍO”. “Esperamos que llegue el auxilio del Municipio (los $340 por pasaje del fondo de estabilización que se debate en el Concejo), pero no ha llegado un peso”. 

El Concejo de Cali  continuará este lunes 16 de septiembre el estudio del proyecto de acuerdo que busca autorizar el aporte  al Fondo de Estabilización del MÍO. 

Matabajoy señaló que la deuda de Unimetro asciende a $120.000 millones y corroboró las cifras de Garrido al señalar que por semana se están moviendo cerca de 36 vehículos.

“Esperamos completar 169 buses al terminar el plazo. La operación de estos días se está garantizando con $8700 millones que prestaron los bancos”, concluyó. 

Lea también: Gobierno nacional le pone la lupa al MÍO

GIT pide  terminación del contrato 

El argumento de GIT para plantear la terminación de contrato es claro: un déficit de ingresos de $45.000 millones al año.

“Actualmente a GIT le programan 270 vehículos para atender la demanda del MÍO y tenemos un cumplimiento entre el 87 % y el 90 %. No obstante, el déficit de ingresos que tiene la empresa es de aproximadamente $45.000 millones al año, por el mal cálculo que hay de la tarifa técnica”, aseguró Enrique Wolf, vocero de GIT Masivo. 

Ante la situación, Armando Garrido, presidente de Metrocali, dijo que no tenía ninguna comunicación del operador GIT sobre el tema. 

“Con estas declaraciones lo que crea GIT es incertidumbre y desconcierto entre los usuarios del MÍO”. 

El funcionario manifestó que pase lo que pase, los buses seguirán saliendo. 

 “No tiene ningún sentido el caos y el desconcierto que se ha querido crear. Si es una forma de presionar, están perdiendo el tiempo. Lo fundamental es que los buses siguen saliendo. Lo que ellos están pensando en reclamar legítimamente está muy lejos de lo contemplado en el  contrato”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad