Dos niñas usadas para mendicidad en Cali, en manos del Icbf

Dos niñas usadas para mendicidad en Cali, en manos del Icbf

Enero 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co
Dos niñas usadas para mendicidad en Cali, en manos del Icbf

Un grupo de 199 indígenas de la comunidad Embera, proveniente de Risaralda, viven en el barrio El Calvario de Cali.

Se trata de una niña de dos años de edad y otra de siete meses. Así lo confirmó este viernes John Arley Murillo, director del Icbf en el Valle.

Dos niñas menores de edad, pertenecientes a la comunidad indígena Embera, que actualmente habitan en el barrio El Calvario, están bajo protección del Icbf, luego de que fueran encontradas pidiendo limosna en las calles de Cali. Lea también: Columna: el Calvario embera. Así lo confirmó este viernes John Arley Murillo, director del Icbf en el Valle, quien dijo que las menores de dos años y siete meses y medio de nacida estaban siendo obligadas por sus padres a ejercer la mendicidad. Alcalde y Ministro del Interior visitaron familias emberas en El Calvario. "Los operativos continúan, son permanentes, para evitar este tipo de prácticas", agregó el Icbf. Explicó que a los padres se les abrirá una denuncia penal por mendicidad a menores de edad. Mientras tanto, el Defensor de Familia abrirá otro proceso de restablecimiento de derechos para que las niñas sean reintegradas a su comunidad o darlas en adopción.Justamente esta semana comenzó el conteo regresivo para que los 199 indígenas Embera Katío que permanecen en El Calvario retornen a Pueblo Rico, Risaralda, su lugar de origen. De hecho, el pasado miércoles dos de los líderes de esta comunidad, que permanece en la capital del Valle desde el 2012, viajaron hasta dicho corregimiento para reunirse con las autoridades indígenas del Resguardo Unificado San Juan, al que pertenecen. Esto, con el fin de que se les autorice volver a la vereda Bichubara, de donde salieron hace tres años.Se trata del primer paso para que comience la relocalización (cambio de albergue temporal) y retorno definitivo a sus tierras. Al tiempo, la Gobernación de Risaralda anunció que en los próximos días se definirá la ruta para que los indígenas lleguen a su territorio.“La población que está en Cali ha manifestado su decisión de volver. Con la compañía de la Unidad de Atención a Víctimas estamos acordando 14 puntos de intervención para mejorar su calidad de vida, relacionados con inversiones en salud, educación y vivienda”, dijo en diálogo con El País el gobernador de Risaralda, Carlos Alberto Botero.Mientras tanto, todos los integrantes de la comunidad reciben cada semana atención médica y mercados para asegurar su alimentación.Llegan más comunidades indígenas a CaliDurante el recorrido por las calles del centro de Cali, la Personería y el Icbf encontraron que están llegando nuevos indígenas provenientes de Pueblo Rico Risaralda, quienes buscan mecanismos de supervivencia y las encuentran en la mendicidad y ventas ambulantes de artesanías. Por lo tanto, la Personería de la ciudad señaló que se hace necesario poner en conocimiento de esta situación a las autoridades de Chocó y Risaralda, departamentos de los cuales provienen los Embera Chamí y Embera Katio, para que se tomen las medidas necesarias que prevengan estos desplazamientos en los cuales terminan involucrados menores de edad, quienes son trasladados fuera de sus territorios para ser explotados, posteriormente, con fines económicos.John Arley Murillo hizo un llamado a los caleños para que no estimulen ese tipo de prácticas y eviten darle limosna a los indígenas en las calles, "así se evitan que sigan llegando más comunidades a la ciudad"."Les hacen un daño terrible a los indígenas, están estimulando la llegada de más comunidades con el fin de utilizar los niños en la mendicidad", dijo.En la actualidad, de los 199 indígenas censados por la Alcaldía, hay 62 niños, entre los 0 y los 5 años; y otros 42 entre los 7 y 15 años. Diez de ellos nacieron en situación de desplazamiento y hay otras 6 mujeres embarazadas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad