Escuchar este artículo

Desalojan a cerca de 200 familias del Jarillón del río Cauca por riesgo de la estructura

Agosto 31, 2021 - 07:33 a. m. 2021-08-31 Por:
Redacción de El País
Desalojo Jarillón

En su cuenta de Twitter, el alcalde Jorge Iván Ospina, consideró un "imposible ético" que haya viviendas en el Jarillón del río Cauca.

Foto: Alcaldía de Cali

Cerca de 200 familias que invadieron el Jarillón del río Cauca fueron desalojadas en un operativo interinstitucional realizado en la madrugada de este martes en el sector de Brisas del Nuevo Amanecer, al oriente de la capital del Valle del Cauca. 

La decisión del desalojo se tomó por prevención ante la inminente aparición del fenómeno de La Niña y la posibilidad de un colapso del dique que protege a la ciudad de un posible desbordamiento del afluente. 

Lea también: ¿En qué va la recuperación del MÍO tras el vandalismo?

Las fuertes lluvias presentadas el lunes generaron  preocupación al aumentar el nivel del río. 

El operativo contó con la presencia de unos 740 funcionarios de la Alcaldía de Cali, la Policía, el Ejército Nacional, la Fiscalía, el CTI, la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría. En él se desmontaron los cambuches de las decenas de personas asentadas en el lugar. 

Al operativo se refirió el alcalde Jorge Iván Ospina en sus redes sociales, donde señaló que: "no es posible, no lo vamos a permitir, es un imposible ético tener viviendas en el Jarillón sobre el río Cauca. El Jarillón es protector de vida y si colapsa se pondría en riesgo, en peligro la vida y el patrimonio de miles de caleñas y caleños".

También se pronunció Eli Shnaider, gerente del Plan Jarillón Cali, quien sostuvo que "el Jarillón son 26,1 kilómetros, de los cuales ya hemos recuperado más de 20 kilómetros. En nuestra administración se han adelantado más de 7 kilómetros en compañía del Gobierno Nacional, la CVC, Emcali. Esta es una zona que ya se había recuperado. En esta zona hasta hace tres meses no había nadie. Todas las personas que son beneficiarias del Plan Jarillón son las que vivían en esta zona antes del 2003 y que lo hicieron por décadas", aclaró el funcionario.

Shnaider explicó que después de la ola invernal del 2013 se identificó el daño que le hacen a la estructura del Jarillón los asentamientos en sus cercanías. "Esto no es un capricho del gobierno Ospina, ni del gobierno Armitage, ni del presidente Santos, ni del presidente Duque. Esta es una necesidad para salvaguardar la vida de todos los habitantes de Cali":

Añadió que la invasión es dolorosa, no solo porque sabe que había personas realmente necesitadas en la zona, sino porque se presume que se adelantaban actividades delictivas desde el lugar. "En cuestión de 48 horas, hace más de dos meses, llegaron a asentarse acá  entre 1000 y 1600 cambuches. Eso nos da a entender que presuntamente hay una actividad sistemática y organizada, posiblemente criminal. El mensaje de nuestra administración es muy claro: sobre el Jarillón nunca se va a negociar, porque de eso depende la vida de todos nosotros".

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS