Consumo de licor y alucinógenos, los problemas del Parque del Perro

Febrero 29, 2016 - 12:00 a. m. 2016-02-29 Por:
Redacción de El País

Este parque ya no es el espacio verde familiar de otros tiempos. En un recorrido que realizó El País se detectaron al menos tres puntos donde se consumían drogas.

El tradicional Parque del Perro, en el barrio San Fernando, ya no es el espacio verde familiar de otros tiempos. De hace medio año para acá, comentan sus vecinos, se convirtió en punto de encuentro de parches y ‘combos’ que se reunen allí para consumir licor, drogas y para dar espectáculos ruidosos con sus motocicletas y automóviles.    En un recorrido que realizó El País por la zona se detectaron al menos tres puntos donde se consumían drogas. Asimismo, se ve un incremento de vendedores ambulantes que llegan en sus vehículos a comercializar  mecato, cervezas, minutos de celular, cigarrillos, entre otros.  Durante las dos horas que duró la visita  no se detectó la presencia de policías ni autoridad en el sector.  La situación inclusive se extendió al Parque de las Piedras, frente al teatro Esquina  Latina, y a una zona verde donde hay una cascada natural.  Para Fernando García, quien habita a una cuadra del lugar, “el ambiente está maluco, pesado”, porque los numerosos parches de 10 y hasta 30 personas en moto que se ubican en el lugar generan una atmósfera de temor por el consumo de drogas y alcohol.  “Cuando salgo a pasear el perro veo repetidamente  robos de personas y vehículos. El ruido también es un problema, pero ya no proviene tanto de los negocios  sino de la gente en sus vehículos que ponen música a todo volumen. También se ubica en  el sector publicidad móvil que genera mucho ruido”, comentó.  Agrega que en las cámaras de seguridad del sector es frecuente ver casos de robos y hurtos, situación que se estaría trasladando a las cuadras y parques vecinos.  “Sentimos miedo de salir, sobre todo en las noches. Hace una semana la Alcaldía realizó  operativos pero, pese a eso, la situación no mejora. Incluso, me ha tocado ver carreras de motos  en el propio parque”,  dijo.    Para Valentina Ochoa, el Parque del Perro  “está lleno de gente rara, mal encarada. No quiero sonar prejuiciosa, pero  dan miedo”. Samir Jalil, subsecretario de Convivencia y Seguridad de Cali, manifestó que son conscientes de la situación y ya trabajan en ello.   “Sabemos de esos problemas. Ya el Alcalde le dio la orden a la Policía para que se intensifiquen los operativos contra el consumo en la zona. También se están generando unos procesos de inteligencia para determinar qué está pasando en el parque”, precisó.   Añadió que se cambiarán las luces que hoy tiene el parque por iluminación  blanca, para mejorar la seguridad en el sector.   En relación con la ausencia de agentes de policía en el sector, explicó que se hablará esta situación con el cuadrante del barrio. “Dentro de los presupuestos de la Policía de Cali se tiene proyectado la construcción de 40 Cais móviles (Centros de Atención Inmediata) y uno de los sectores priorizados para atender será el Parque del Perro”, añadió el funcionario.  Sostiene que en la zona se empezó un proceso pedagógico pero, terminada esta fase, comenzarán los operativos de control para hacer valer la norma en temas de ruido, espacio público, entre otros.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS