Escuchar este artículo

Con tarifa de emergencia buscan darle un respiro a las finanzas del MÍO

Julio 15, 2020 - 11:55 p. m. Por:
Redacción de El País

Actualmente el MÍO está movilizando 165.000 pasajeros al día, mientras que antes de la pandemia del coronvirus transportaba 450.000 usuarios diarios. Esta situación ha generado un retraso en los pagos a los operadores del masivo.

Jorge Orozco - El País

Pese a los esfuerzos que se vienen haciendo para sacar el MÍO adelante, hoy el panorama del sistema de transporte no es nada alentador puesto que la pandemia del coronavirus le empezó a pasar factura.

Desde marzo, cuando empezó el confinamiento en Cali, el MÍO redujo la demanda de pasajeros en un 64 %, ya que antes del mismo movilizaba 450.000 usuarios al día, mientras que hoy apenas llega a los 165.000. 

Según Óscar Ortiz, presidente de Metrocali, esta situación “viene generando un déficit muy alto en los ingresos del MÍO”, a lo que se le suma que los recursos del Fondo de Estabilización y Subsidio a la Demanda, Fesde, (con los se financia la operación del Masivo) también se han visto impactados de manera negativa debido a que el Municipio de Cali ha sufrido “una disminución muy fuerte en sus ingresos corrientes”, como impuestos, tasas, multas y contribuciones.

Por ello, en aras de solventar parte de la crisis por la que atraviesa el sistema, así como de garantizar la continuidad del transporte público para los ciudadanos, el funcionario planteó que es necesario que se reduzcan, de manera temporal, los recursos que el Municipio le gira mensualmente a los operadores del MÍO a través del Fesde.

En este sentido, Ortiz indicó que ya invitó a los cuatros concesionarios del sistema para que juntos puedan “construir una tarifa técnica transitoria mientras termina la emergencia del coronavirus”.

“Para eso les dije que me mostraran los costos fijos que requieren cada 15 días para operar y así podamos generar una tarifa técnica transitoria que se cubra desde el Fesde de manera periódica y segura. Por ejemplo, pasar de girarles mensualmente $23.000 millones a un valor inferior, con la salvedad de que progresivamente les podamos resolver lo adeudado”, dijo Ortiz.

Le puede interesar: ¿Cómo va el contagio de covid-19 en los barrios de Cali?

Y es que para el funcionario, aspectos como la reducción en el costo de combustible, la disminución de su consumo por la menor ocupación de los buses y los diferentes alivios que el Gobierno le ha dado a los operadores del sistema, son algunos aspectos para tener en cuenta en las mesas de diálogo que se están adelantando.

“Allí es donde invocamos la comprensión y corresponsabilidad de todos los concesionarios, los cuales manifestaron en las reuniones sostenidas que, en mayor o menor medida, estaban dispuestos a hablar del tema. Blanco y Negro y ETM fueron mucho más receptivos para acordar dicha tarifa y esperamos que GIT Masivo y Unimetro adopten la misma posición”, sostuvo el presidente de Metro Cali.

Al respecto, el concejal Fernando Tamayo manifestó que la propuesta de establecer un costo tarifario de emergencia del Fesde, es la opción que permitiría darle un “respiro” a las finanzas del masivo.

“No estamos en capacidad económica para asumir con los operadores los compromisos del Fesde como lo veníamos haciendo porque no tenemos de dónde. El Covid cambió todo, pero realmente hemos hecho un gran esfuerzo para sacar adelante el MÍO y por eso no podemos permitir que colapse, teniendo en cuenta que los concesionarios siempre llegan a la instancia de amenazar con la suspensión del servicio”, subrayó Tamayo.

Entre tanto, para uno de los miembros de la junta directiva de Metrocali, la crisis del masivo se torna más complicada por los incumplimientos de los operadores en la adquisición y puesta en marcha de la nueva flota de buses que pactaron entregarle a esa entidad con el Plan de Salvamento del MÍO firmado en el 2018. Esto con el fin de aumentar la frecuencia y nuevas rutas del sistema.

“Pero no ha habido quien les haga cumplir ese contrato. En cambio, operadores como GIT Masivo sí se han dado el lujo de demandar a la compañía y de ganar un arbitramento (que asciende a los $184.000 millones), y que hizo que Metrocali entrara a Ley de Insolvencia Económica”, señala el miembro de la junta directiva del MÍO y que prefirió omitir su identidad.

Operadores se pronunciaron sobre propuesta de Metrocali

Para Enrique Wolff, gerente de GIT Masivo -el mayor operador del MÍO pues cuenta con un 33 % de la flota del sistema- la propuesta de Metrocali de reducirles la tarifa del Fesde no es viable porque “prácticamente todos los recursos” que se le desembolsan a esta empresa a través del Fesde, se destinan para cubrir los costos de operación y prestación del servicio.

“La empresa no tiene ni utilidades acumuladas y no las va a tener durante los próximos 10 años. No hay ningún peso del Fesde que sea para utilidad. La única opción que tenemos es bajar costos que pagamos en impuestos, pero eso es un tema que depende ya del Gobierno”, aseguró Wolff.

Agregó que Metrocali hoy les está adeudando a los concesionarios del MÍO los pagos del Fesde desde mayo. “Hasta el 30 de junio, estos dos meses de retraso representan para GIT Masivo un déficit de $15.000 millones, por lo que nos ha tocado renegociar las deudas con nuestros proveedores y también tuvimos que dejar de pagarle al banco desde marzo. Eso es lo que nos ha permitido aguantar este tiempo, pero de aquí en adelante no tenemos cómo  sostener la operación si no recibimos los pagos”.

Al respecto,  Guillermo Ramírez, gerente de Unimetro, indicó que en esta misma situación se encuentra ese operador del MÍO, que le dejó de pagar a sus empleados desde hace un mes y tampoco les ha podido pagar las primas.

Sobre la propuesta de Metrocali de reducir temporalmente los recursos que se le inyectan a los operadores, aseguró que esperará una propuesta más concreta para sentarse a negociar. 

“Siempre estamos abiertos a implementar todas las medidas que garanticen la prestación del servicio, siempre y cuando sean viables financieramente.  Lo que pasa es que eso lo tenemos que hacer con todas las restricciones legales que tenemos, teniendo en cuenta que estamos en Ley 1116 (Ley de Insolvencia Económica, en la cual también está GIT Masivo y ETM)”, precisó Ramírez. 

Entre tanto, Frank Mosquera Rodríguez, miembro de junta directiva de ETM, señaló que, si bien para esta empresa la situación por la pandemia ha sido “altamente preocupante y difícil por una mezcla desafortunada de eventos, que se sumaron a la ya sabida y sobre diagnosticada situación deficitaria que arrastra el MÍO, decidimos apoyar a Metrocali en su función y responsabilidad de adelantar todas las gestiones necesarias al interior de la Alcaldía, para lograr fondear los ya consumidos recursos destinados al pago del diferencial tarifario”. 

El País también intentó comunicarse para este tema con Eduardo Bellini, presidente de Blanco y Negro Masivo, pero manifestó que se encontraba por fuera de la ciudad.

Suspenden obras

Por medio un fallo del Juzgado 17 Administrativo Oral del Circuito Judicial de Cali, se ordenó suspender las obras de la Terminal Sur y el Patio Taller de Valle del Lili del MÍO ejecutadas por Metrocali.

De acuerdo con Jair Zapata Mosquera, uno de los demandantes, “se demandó el Plan Parcial de desarrollo centro intermodal de Transporte, ubicado en el sur de Cali, porque se ha creado ilegalmente”.

Al respecto, Metrocali dijo que “la entidad no es parte dentro del proceso, ni fue demandada ni tampoco vinculada por el despacho. Razón por la cual, la entidad no ha sido notificada del auto interlocutorio que ordenó la suspensión provisional de los mencionados actos administrativos”.

No obstante, aclaró que “se encuentra realizando el estudio de la demanda a efectos de presentar una nulidad y demás acciones que permitan proteger los intereses de la entidad y la ciudadanía, dada la gravedad que implica dicha decisión”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS