¿Cómo le fue al MÍO Cable transportando a la ladera en su primer año?

¿Cómo le fue al MÍO Cable transportando a la ladera en su primer año?

Septiembre 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Jamir Mina | Especial para El País

Alrededor de dos millones de usuarios ha movilizado este transporte en su primer año.

Desde su primer viaje, el 17 de septiembre del 2015, el MÍO Cable abrió un nuevo capítulo en la historia de Siloé y de la ciudad.

Un año después, ese transporte aerosuspendido ha movilizado a alrededor de dos millones de personas,   entre los  propios y los extraños que llegan a deleitarse con el panorama caleño desde la cordillera occidental.

Con tres estaciones (Tierra Blanca, Lleras Camargo y Brisas de Mayo), 60 cabinas (con capacidad para 10 personas, cada una) y 2080 metros de recorrido, el MÍO Cable transporta en día hábil a 5700 personas. Sábados, domingos y festivos esa suma asciende a 6000 pasajeros, según Metrocali.  

“Cuando se hizo el estudio para el proyecto del MÍO Cable, pensábamos en  un escenario con 4500 pasajeros en día hábil, esa fue nuestra expectativa inicial y  se cumplió. Los primeros meses alcanzamos esos niveles de demanda y los hemos aumentado”, afirmó Juanita Concha, directora de operaciones de Metrocali.

“Vemos que la gente ha encontrado un espacio turístico en la Comuna 20, que antes estaba aislado de la ciudad”, añadió la funcionaria. 

De acuerdo con Metrocali, enero, con 193.833 usuarios, ha sido  el mes de mayor demanda en el MÍO Cable. Luego están diciembre, con 191.640 usuarios; julio, con 179.261 y agosto con 177.901.

En los primeros cuatro meses de operación del MÍO Cable se movilizaron 512.350 personas. 50.893 en septiembre, 129.718 en octubre, 140.099 en noviembre y 191.640 en diciembre. 

Cabe recordar que las validaciones de tarjetas  registradas en septiembre y octubre del 2015 hicieron parte de la operación promocional donde no se cobrabra el pasaje, por lo tanto es un dato estimado. El cobro por usar este servicio  empezó  el 3 de noviembre.

En lo que va corrido de este año, se han movilizado en el MÍO Cable 1.382.187 usuarios. 193.833 personas en enero, 133.329 en febrero, 157.829 en marzo, 157.252 en abril, 155.792 en mayo, 159.523 en junio, 179.261 en julio, 177.901 en agosto y 67.470 en septiembre (con corte hasta el día 12).

“Este número de pasajeros se ha logrado porque este proyecto le ha dado inclusión a los ciudadanos de la Comuna 20. Además los que no viven en este sector están llegando a conocer y apreciar el entorno, ya que la vista es hermosa”, dijo Clemencia Ortiz López, Gerente de Cable Aéreo Manizales, empresa operadora del MÍO Cable.

Asimismo, Ortiz López manifestó que si el flujo de pasajero continúa en alza, “en dos o tres años este sistema puede tener la misma demanda que el cable de Manizales, el cual lleva operando siete años”.

Aunque la cifra de pasajeros ha incrementado, el MÍO Cable aún no es un medio de transporte autosostenible financieramente, recalcó Metrocali.

La operación de este transporte, que puede rondar los $1000 millones de pesos mensuales, es financiada por el Municipio.

Para la comunidad de Siloé, el MÍO cable cambió la cotidianidad de su barrio. Ahora es común ver los fines de semana centenares de turistas en las estaciones de la ladera, que acuden a este sitio en búsqueda de la mejor vista de Cali.

En las calles aledañas a las estaciones se vive un ambiente distinto desde que el transporte empezó a operar en el sector. Pequeños negocios de artesanías y algunas muestras artísticas, como murales pintados en las paredes de las casas, hacen parte del nuevo panorama. 

El orgullo de algunos moradores de Siloé por tener este transporte aéreo es  visible en camisetas y sombreros que tienen el eslogan ‘MÍO Cable Siloé’. Estas prendas son diseñadas  en la ladera. 

“Es impresionante cómo un medio de transporte nos abrió la posibilidad de conocimiento hacia el mundo. Este MÍO Cable es la evolución del caballo, porque trajo progreso a la zona”, contó David Gómez, líder social de Siloé. 

Los caballos son representativos para los habitantes de Siloé, ya que sobre sus lomos subían materiales para construir la mayoría de las casas del sector. 

“Esta montaña se pobló a punta de lomo de caballo. Cuando iniciamos las construcciones, las calles eran angostas e inestables y ese era nuestro único medio de transporte para llegar hasta alguna zonas, en ese momento fue un medio determinante para el cambio de Siloé”, dijo Raúl Martínez, quien desde hace 30 años transporta ladrillos en su corcel. 

Las similitudes entre el caballo y el MÍO Cable, en Siloé, son hechas por algunos habitantes de esta comuna, que ven en las grandes estructuras del Sistema un referente de cambio y progreso como en algún momento lo fue el cuadrúpedo. 

“Las mejoras en la comunidad con el MÍO Cable son notorias, con este medio de transporte nos ahorramos tiempo y dinero. Anteriormente, para bajar hasta Cosmocentro tenía que pagar una moto y luego abordar el bus que me llevaba a donde iba; eran dos pasajes por viaje. Con el MÍO, ya no, ahora pago una vez y llego más rápido”, manifestó Anabeiba García, residente deL sector de Tierra Blanca. 

No obstante, habitantes de sectores como la Estrella, Pueblo Joven, Belén, entre otros que no cubre el MÍO Cable, no ven positivo  este transporte. 

“Como sistema para mejorar la movilidad de la comuna fracasó y eso era lo principal. Sin sitios turísticos ahí no pasará nada, la gente piensa en  subir pero, ¿para qué?, si al llegar a la cima no se pueden bajar a caminar por las calles”, acotó Eugenio Anacona, habitante de Pueblo Joven. 

Integración con las gualasUno de los puntos pendientes del MÍO Cable es la articulación con las gualas de la Comuna 20, anunciado desde el inicio de operaciones de este transporte. Según Metrocali, el proceso con las gualas traería más usuarios al MÍO Cable, pero en estos momentos está suspendido por falta de recursos.Lo que se busca con esta posible integración es que las gualas alimenten el flujo de pasajeros al MÍO cable a cambio de un subsidio monetario, esas empresas tendrían que modificar sus rutas.Álvaro Lara, vocero de los conductores de gualas,  afirmó que están dispuestas a asociarse con Metrocali, pero no estarían de acuerdo en modificar sus rutas. “Ellos nos dijeron que ya no podíamos transportar gente hasta el centro y eso para nosotros no es negocio”, dijo.  

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad