¿Cómo beneficia a los caleños la adhesión de los operados del MÍO al plan de salvamento?

¿Mejorará el servicio del MÍO con la firma del plan de salvamento?

Agosto 02, 2018 - 12:45 p.m. Por:
Redacción de El País 
Firma del plan de salvamento

La firma de los dos operadores que hacían falta se cumplió en las instalaciones de Metrocali

Bernardo Peña / El País

Este jueves, los operados Unimetro y GIT Masivo firmaron el plan de salvamento del MÍO, el cual ya había sido aprobado por Blanco y Negro y ETM, los otros dos operarios del sistema, lo que le da viabilidad legal a esta iniciativa que pretende lograr una sostenibilidad económica para el sistema de transporte. 

Pero, ¿de qué se trata el plan de salvamento y cómo beneficia a los caleños? 

El plan de salvamento busca la renegociación del contrato de las empresas que manejan los buses del masivo, para hacer un cambio estructural en el sistema que le permita salir de la crisis económica. 

Entre los puntos de la negociación de dicho plan está sacar a licitación la entrada de 400 nuevos buses, se deberán mejorar los indicadores de cumplimiento y los operadores tendrán que retirar los procesos legales que tienen contra Metrocali y suman aspiraciones económicas por $550.000 millones.

Los primeros en acogerse a esta medida fueron Blanco & Negro y ETM, en marzo de este año. GIT Masivo y Unimetro se opusieron por considerar que dicha medida afectaba seriamente sus finanzas. 

Lea también: Intervendrán 307 árboles por obras del Terminal Simón Bolívar del MÍO

Pero este jueves, luego de casi siete meses de tire y afloje, ambos operadores firmaron, lo que faculta a Metrocali para tramitar unos procedimientos legales e iniciar con un desembolso de recursos para mejorar la prestación del servicio. 

"Lo que firmamos hoy tiene tres cláusulas suspensivas que hacen que por tres meses tengamos que cumplir unos requisitos y después de eso se verán las mejoras para toda la ciudad", indicó José Guillermo Ramírez, gerente de Unimetro.

Y agregó que: "los requisitos son que estos acuerdos deben ser validados por algunos de los tribunales de arbitramento que están en curso; segundo que la Superintendencia de Sociedades avale la firma de estos contratos; y tercero que haya una reestructuración de las deudas con los bancos y una garantía para financiar la flota nueva". 

Los beneficios que poco a poco empezarán a experimentar los usuarios del MIO implican la recuperación de la flota y, por tanto, que regresen a circulación más de 300 buses que por falta de mantenimiento estaban fuera de servicio hasta completar los 911 de referencia inicial. Además, la llegada de 52 nuevos buses complementarios y el ingreso de 424 nuevos vehículos que mejorarán la frecuencia actual y harán posible un rediseño de la operación con alrededor de 30 nuevas rutas que se sumarán a las 97 existentes.

Otro de los beneficios que trae la conclusión de la renegociación es que Metrocali tendrá facultades expeditas para sancionar a los concesionarios ante eventuales fallas en el servicio. 

Una vez a Unimetro, así como a los otros operadores, empiecen a llegar los recursos, su compromiso será elevar la flota de buses para que las rutas del sistema operen con mayor frecuencia. 

"Unimetro tiene una flota de referencia de 164 buses (representa el 18 % de la flota total de Metrocali), actualmente tenemos certificados 90 buses, y operamos con alrededor de 80, el compromiso es que con de manera gradual operen los 164 buses", añadió Ramírez. 

Por su parte, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, quien también asistió a la firma del plan que se llevó a cabo en las instalaciones de Metrocali, señaló que "el compromiso de hoy en adelante económicamente, jurídicamente y contractualmente está arreglado". 

No obstante, afirmó que los caleños empezarán a apreciar las mejoras en unos tres meses, cuando aumente la flota del MÍO en rutas alimentadoras, troncales y pretroncales. 

"En los próximos 12 meses tienen que entrar los 700 buses al sistema. La gente va a empezar a querer el sistema", precisó. 

De otro lado, Enrique Wolff, representante de GIT Masivo, manifestó que lograr esta firma fue un proceso de ardua negociación, "donde las partes se alinearon con el objetivo de prestar un mejor servicio". 

"Esto tiene que ver mucho con la sostenibilidad del sistema, la cual a partir de hoy quedó garantizada, lo que redundará en un mejor servicio", dijo. 

Una firma difícil 

A pesar de que el plan de salvamento fue anunciado a finales del año pasado, solo fue hasta este jueves cuando por fin se completó la firma de los cuatro operadores del MÍO. 

Unimetro y GIT Masivo aseguraron -en múltiples ocasiones- que el plan como estaba diseñado inducía a un borrón y cuenta nueva de las deudas que Metrocali tenía con los operadores, situación que económicamente no los beneficiaba. 

Metrocali, por su parte, explicaba que con este plan se lograría el saneamiento financiero y aseguraría recursos que salvarían el sistema de cara al futuro. 

Así las cosas, hubo varios rifirrafes que llegaron a un feliz término. 

"Logramos convencer a los bancos y a los operadores, así como a la Procuraduría y a  todo el mundo de que la única forma de salvar el sistema era ponernos de acuerdo todos", manifestó Armitage. 

De igual manera complementó que este "acuerdo que firmamos hoy es un ejemplo para el Gobierno Nacional". 

Sobre este tema y la negativa de firmar, José Guillermo Ramírez explicó que en un Unimetro no se llegaba a un consenso con los pequeños propietarios por el impacto financiero que podría acarrear la adhesión. 

"La crisis acumulada de Unimetro por los incumplimientos de pago que habíamos establecido en el contrato inicial, lo que hizo que la crisis económica tuviera un impacto más grande en nosotros. Si bien somos el operador más pequeño, tenemos la mayoría de pequeños propietarios, los cuales en total son 438, y lo que estábamos haciendo era que se lograra una justicia social para todos ellos", agregó. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad