Casetas del tren, entre el olvido y la ocupación ilegal

Casetas del tren, entre el olvido y la ocupación ilegal

Enero 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas, reportera de El País
Casetas del tren, entre el olvido y la ocupación ilegal

Refugio. En esta caseta de la Carrera 7 con Calle 34 vive una familia de seis personas hace seis años. El sitio tiene agua y luz que les vende un parqueadero vecino.

El ferrocarril tiene once sitios de este tipo a su paso por Cali. Cinco están invadidas y de las seis restantes solo quedan escombros.

Son once casetas las que aún quedan como recuerdo de que alguna vez prestaron el servicio de paso nivel del tren, cuando este hacía su travesía por la capital del Valle.Las casetas quedan en el Norte y Oriente, sobre el corredor férreo de la Avenida 4N y la Carrera 7. Actualmente están bajo la administración de Ferrocarril del Pacífico, operador del tren entre Buenaventura y Cali.En un recorrido hecho por El País, se encontró que cinco casetas sirven de refugio a personas o negocios, mientras que las seis restantes fueron desmanteladas casi en su totalidad y hoy sirven como ‘baño público’ de los habitantes de la calle.La caseta de la Avenida 4N con Calle 70 es ocupada en su parte exterior por Julián Jaramillo, quien tiene una vulcanizadora de motos de nombre Salvallantas J.A.“Llevo dos años con el negocio. Primero me metí a la caseta, pero la gente del ferrocarril me obligó a desocuparla. Ahora que estoy a un lado, no he tenido problemas”, comenta Jaramillo.Dice Julián que el negocio le da para pagar la alimentación, el arriendo de su casa y los gastos familiares. Unas cuadras más, abajo, en la Calle 52, la caseta (que estuvo habitada por una pareja) fue desalojada en diciembre. Hoy es utilizada como sitio de consumo de alucinógenos.Helena Valencia, habitante de Vipasa, dice que la caseta de la Calle 47 lleva dos años ocupada por un drogadicto. “Vive solo, pero a veces mete a sus amigos y eso genera un clima de inseguridad porque es gente que está drogada y le puede hacer daño a los que pasan por ahí”, comenta.Pilar Rodríguez, gerente de Ferrocarril del Pacífico (concesión del tren de carga), dijo que las casetas ya no tienen ningún uso porque la firma colocará barreras automáticas para los pasos de tren, las cuales ya se están implementando. “Con la tecnología actual no es necesario que una persona (pasonivelista, como eran conocidos) esté ahí para bajar la barrera, sino que ésta bajará automáticamente al reconocer que el tren está cerca. En ese sentido las casetas ya no son necesarias”.Actualmente, la concesión tramita un permiso con la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, para demoler estos lugares.Vea aquí las fotos del estado de las casetas del tren Toda una familiaEn la Cr. 7 con Calle 34 vive una familia de seis personas, (3 son menores y una anciana). María Amparo, la jefe del hogar, dice que llevan 6 años en la casa, que fue cedida por su anterior residente.Tienen agua y energía que les vende un parqueadero. A un lado pusieron una vulcanizadora, donde trabajan un nieto y un hijo de María Amparo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad