Carlos Donoso está de regreso en Cali

Carlos Donoso está de regreso en Cali

Junio 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Verónica Gómez | Redacción de El País

El ventrílocuo Carlos Donoso se presenta la noche del miércoles en la ciudad con un Kini igual de peludo pero más evolucionado.

Kini ya no quiere que lo carguen en las piernas. Ha crecido, y si Carlos Donoso se descuida hasta podría superarlo en estatura. Sí, el travieso Kini que toma vida a través del ventrílocuo venezolano, ahora mide 1,20 metros, su talla de zapatos es 30 y luce como un moderno adolescente a pesar de tener más de 40 años. “Nunca he sido bueno para los números, ni para fechas o edades”, afirma Donoso, quien no recuerda la edad exacta de Kini. Se limita a decir que hace un año decidió hacerle algunas restauraciones para que se viera más evolucionado. Así lo verán los caleños que asistan esta noche y mañana al Teatro Municipal, donde después de tres años de ausencia regresa con Lalo y Chipingo, otros personajes emblemáticos.Después de 40 años, ¿por qué le dio a Kini por crecer?Todo crece, ¿no? Kini tenía que crecer porque los otros muñecos que salieron caminaban y estaban de pie, y el lenguaje corporal es muy importante en un show y lo hace más divertido. ¿Por qué escogió a un primate como su personaje estrella?Cuando empecé a buscar mi muñeco para el show, viendo películas como ‘Tarzan’, confirmé que los monos eran muy divertidos. Luego llegó mis manos un mono destartalado, lo arreglé, le puse los ojos y de ahí salió Kini. ¿Kini expresa lo que usted no puede?No, para nada, yo expreso lo que siento, lo que pasa es que Kini expresa con gracia las cosas. Él está inspirado en todo lo que somos los latinos. Me gusta que vaya diciendo las cosas como son. ¿Alguna vez el público se ha sentido ofendido por los comentarios de él?No, nunca hemos tenido problemas. A todos los que asisten al show les cae bien Kini. ¿Y por qué le puso un compañero tan refinado y amanerado como Lalo?Yo no sé si Lalo es amanerado... ¡Las mujeres sí son chismosas! Yo, en la vida privada de mis muñecos, no me meto, pero Kini dice que sí, que es muy raro. Lo que pasa es que queríamos agregarle algo nuevo al show, pero los muñecos con los que enfrentábamos a Kini quedaban arrollados por su personalidad. El único que ha sobrevivido es Lalo, por ser su antítesis. ¿La comunidad gay no se ha sentido agredida con Lalo?No, al contrario, lo quieren mucho. A quien no quieren es a Kini.Como ventrílocuo, ¿cómo cuida su voz? Con nada. Fumé, tomé, trasnoché. ¿Tú has visto que los perros de raza por más que los cuidan viven enfermos, pero en cambio los callejeros, que comen porquerías, poco se enferman? Pues así soy yo, un perro callejero. Entre más te pongas con cuidados excesivos más se predispone al cuerpo para que se enferme. ¿Entonces no prepara su voz antes de un show?No, lo único que hago es no comer, porque no sabes si te puede dar una colitis y tengas que ir urgente al baño. Me pregunto: ¿Por qué no le dará eso a Chávez cuando está en esos discursos tan largos?¿Ahora que nombra a Chávez, le han prohibido hacer chistes sobre él en Venezuela?En política no me he metido ni antes ni después de Chávez, por una sola razón: a mí me parece que el sexo es mucho más importante que la política.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad