Bloquean matrícula de lote extraído de la hacienda Cañasgordas

Bloquean matrícula de lote extraído de la hacienda Cañasgordas

Septiembre 20, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Bloquean matrícula de lote extraído de la hacienda Cañasgordas

Quienes figuran hoy en los certificados de tradición como propietarios del lote La Vitrina, que hasta hace poco formaba parte de la hacienda Cañasgordas, han instalado una polisombra y armaron un rancho frente a la rampa peatonal de acceso a la Universidad Autónoma.

Oficina de Instrumentos Públicos aclarará quién es el dueño de La Vitrina, tomada por particulares con documentos falsos.

La Oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Cali tomó una decisión trascendental para esclarecer  la propiedad del lote La Vitrina, que hace parte de la Hacienda Cañasgordas, y que mediante documentación fraudulenta fue traspasado hace más de una década  a un particular. La denuncia fue hecha el pasado 12 de junio por la Unidad Investigativa del diario El País, que encontró que la supuesta venta que le hizo el Estado a Rodrigo Pinzón Sánchez en 1992 fue montada sobre una escritura falsa y que con base en ella se efectuó luego otra venta en el 2004 a nombre de cuatro particulares, cuando ya Pinzón Sánchez llevaba nueve años de fallecido. Lea también: Investigación: ¿quién se está robando los predios de la Hacienda Cañasgordas? La venta inicial, según la denuncia, habría sido realizada por el entonces ministro de Obras Públicas, Jorge Bendeck Olivella, quien aseguró en diálogo con este diario tener la absoluta certeza de que mientras estuvo en ese cargo jamás le vendió un metro cuadrado de tierra a un particular.  “Se usó mi nombre y número de cédula para cometer un fraude porque un ministro no puede vender ninguna propiedad del Estado; solo se pueden entregar en usufructo o como depositarios a los municipios o las gobernaciones”, explicó Bendeck Olivella en su momento, al advertir que es insólito que en la Oficina de Registro de Cali recibieran una escritura con su nombre cambiado y sin su huella. Aunque la venta se habría realizado en Bogotá en septiembre de 1992, solo en mayo del 2014 se supo que la propiedad ya no pertenecía a la familia Velasco Reinales, dueña histórica de la hacienda, ni al Estado, que había comprado parte del predio para la ampliación de la vía Panamericana y la vía férrea, sino que fue dividido en cuatro lotes y revendido varias veces. Implicaciones de la decisión Ante las evidentes irregularidades y tras la batalla jurídica que iniciara más de dos años atrás la Fundación Hacienda Cañasgordas para recuperar el predio, el registrador de la Oficina de Instrumentos Públicos de Cali, Francisco Javier Vélez, inició una actuación administrativa para determinar quién es el verdadero dueño del lote de 28.118 metros cuadrados ubicado al frente de la Universidad Autónoma. Según el Auto No. 33 del 14 de junio del 2016, la notaria 22 de Bogotá, Consuelo Ulloa Ulloa, confirmó que la escritura pública a través de la cual el exministro de Obras Públicas Jorge Bendeck Olivella, en representación del Estado, le habría vendido el lote La Vitrina a Rodrigo Pinzón Sánchez, “no ha sido autorizada por esta notaría”. Por tal razón, Vélez ordenó bloquear el folio de matrícula del predio para evitar que se realice  alguna venta o negociación mientras se adelanta la investigación, y congeló también las otras cuatro matrículas que se derivaron de la división posterior del lote a igual número de compradores, según la escritura pública que reposa en la Notaría Quinta de Cali. La decisión ordena también notificar personalmente el inicio de esta actuación administrativa a la Nación, a Rodrigo Pinzón Sánchez (fallecido) y a quienes figuraron después como compradores: José Jesús Restrepo Quintero, Alvenis Ojeda Daza Anwar Julián Restrepo Gallego, Faully Andrés Restrepo Gallego, Textiles 1 x 1, Jorge Eugenio Salazar Giraldo “y todo el que se crea con derecho sobre el inmueble”. La Hacienda Cañasgordas fue declarada Monumento Nacional en 1980, y sometido por el Ministerio de Cultura, desde 2014, a Plan Especial de manejo y Protección que está en cabeza de la Fundación Cañasgordas.Tras conocerse la decisión de la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Cali, el abogado Rafael Ángel Díaz Marín, apoderado de la Fundación Cañasgordas, celebró la medida. “Recibo con beneplácito la decisión del señor Registrador de Instrumentos Públicos porque esta actuación administrativa llevará a la verdad y pondrá al descubierto todas las irregularidades que se han cometido con el predio La Vitrina, de posesión y propiedad de la Fundación Cañasgordas y por ende del Monumento Nacional Hacienda Cañasgordas”, dijo Díaz Marín. Petición negada La Fundación Cañasgordas ha insistido en la necesidad de revisar la tradición del predio porque en una venta parcial anterior que hizo la familia Velasco no quedó constancia de que sobraban esos 28.000 m2. y eso facilitó que particulares se apoderaran del predio.A  raíz de esta decisión de la Oficina de Registro, presentó ante ellos un derecho de petición en agosto, solicitando reabrir el folio 370-104944 y corregir el área en las escrituras para incluir La Vitrina, pero la petición se negó el pasado 1 de septiembre.Tenga en cuenta Pese a que la venta de La Vitrina  se habría dado al parecer en 1992, solo se registró ante la Oficina de  Instrumentos Públicos de Cali en el año 2004; es decir, doce años después de comprado.Para la venta de La Vitrina en el 2004, se presentó Luis Ignacio Cabezas con un poder que le habría firmado Rodrigo Pinzón ante el notario de Dagua, Cicerón Rico, en enero de 1995.  

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad