Lectura en el MIO: así va la implementación de esta estrategia

Así va la estrategia que ha impulsado la lectura en el sistema MÍO

Julio 03, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
BiblioMío

Hay dos tipos de préstamos que ofrece BiblioMÍO: interno, que es el mismo espacio en donde se encuentran los libros y externo, ya fuera de esta, bien sea mientras se va de pasajero en alguna ruta del bus o en la propia casa. Metrocali espera ampliar el servicio a Paso del Comercio.

Bernardo Peña / El País

Después de un año y seis meses de que entrara a operar BiblioMÍO, espacio que fomenta la lectura entre los usuarios del Sistema Masivo de Transporte, un total de 3916 personas han utilizado este servicio hasta la fecha en las estaciones Andrés Sanín y Unidad Deportiva, ambas con una oferta de 2200 libros.

¿Pero cómo funciona y cómo acceder a él? ¿Y de qué manera ha sido su rendimiento después de su estreno en diciembre del 2017?

De acuerdo con Niyireth Castro, profesional del Área de Cultura y Gestión de Metrocali, los préstamos se hacen mediante la Llave del Saber, una tarjeta que sirve para retirar y consultar cualquier documento disponible dentro de la Red de Bibliotecas Públicas de Cali, que cuenta con más de 60 espacios en toda la ciudad.

En el caso de BiblioMÍO, los contenidos son literarios en su mayoría, entre los que destacan libros como cómics y producciones para niños, temas que usualmente las otras bibliotecas de la Red no cuentan.

Lea también: De la violencia a 'gestores' de paz, la historia de estos jóvenes del Distrito, en Cali

“Algo que nos diferencia del resto es que no somos una biblioteca de consulta, sino de promoción de lectura. Es por esa misma razón que la mayor parte de nuestro paquete lo conforma la literatura”, precisó.

La funcionaria agregó, por otro lado, que hay dos tipos de préstamos: “El interno, que es dentro del espacio del BiblioMÍO como tal, y el externo, en cualquier lugar por fuera, ya sea la casa o mientras lees el libro dentro de alguna ruta”. Además, indicó que dichos espacios funcionan de lunes a viernes, desde las 7:00 a.m. a 7:00 p.m., y los sábados, de 9:00 de la mañana a 1:00 de la tarde; es decir, no hay servicio ni domingos ni festivos.

Anotó que en el tiempo que lleva existiendo la estrategia, se han realizado 14.474 préstamos, de los cuales 6630 son externos y 7844, internos. Castro destacó: “Al inicio se pensaba que este proyecto tuviera mucha acogida dentro de las estaciones, dada la bulla provocada por los buses u otros usuarios, pero al tiempo nos sorprendimos que fue todo lo contrario”.

La vocera de Metrocali indicó que el usuario tiene ocho días para devolver el libro o, de lo contrario, puede renovarlo hasta tres veces al enviar un mensaje de Whatsapp al 317 2271307, si fue retirado de la estación de Andrés Sanín, o al 318 2215092, en Unidad Deportiva.

Según Castro, pese a que no hay sanciones por no devolver un volumen, los bibliotecarios hacen el seguimiento para evitar que este se pierda mediante llamadas al usuario que lo retiró. Sin embargo, los índices de pérdida apenas son de un 0,2 %.

“Una vez tuvimos el caso de un libro que tardó tres meses en ser devuelto, pero no se han presentado otros episodios de esa magnitud”, señaló la profesional del Área de Cultura y Gestión de Metrocali. “Lo que sí recomendamos es que si usted pide prestado un libro en Andrés Sanín, que sea devuelto ahí mismo y no en Unidad Deportiva”.

La funcionaria agregó que para regresar un libro, en el caso de Andrés Sanín, es necesario estar dentro de la estación, porque la biblioteca está ubicada al interior de una bahía del mismo complejo. Pero esta exigencia no es igual en Unidad Deportiva, en donde el BiblioMÍO queda por fuera y cuenta con un buzón para devolver el libro en caso de que ya haya terminado el horario de operación.

Hace algunos meses, el pasado 9 de abril, llegaron 1200 libros nuevos entregados por la Fundación de Gases de Occidente, lo que duplicó la oferta del BiblioMÍO a 2200 volúmenes.

Castro recordó que los particulares también pueden sumarse a estos procesos de donación. “Uno debe acercarse a la Secretaría de Cultura y ya ellos deciden el destino final de los libros, los cuales deben estar en muy buen estado, porque si se encuentran con las hojas dobladas, con hongos o manchas pueden convertirse en un foco de infección para los libros que están bien”.

Metrocali, por otro lado, tiene planeado un nuevo espacio en la terminal Paso del Comercio, norte de la ciudad, en donde se estima que haya alrededor de 900 libros, cantidad que aún está por definir. En estos momentos se adelantan adecuaciones en el sector.

“El reto que tenemos ahora es que más gente use este servicio. El año pasado tuvimos evaluaciones muy positivas de los usuarios, especialmente de quienes no tenían facilidades para ir a una biblioteca pública por motivos como el tiempo”, destacó.

Los más leídos

Los libros más solicitados en las estaciones de Unidad Deportiva y Andrés Sanín son los de Gabriel García Márquez y Mario Mendoza.
Del costeño, el más leído es ‘Cien años de soledad’ o ‘El amor en los tiempos del cólera’, mientras que del bogotano, se encuentra ‘La importancia de morir a tiempo’, ‘Apocalipsis’ y ‘Satanás’.

Pero el usuario que cuente con la Llave del Saber también puede ojear otros títulos infantiles como ‘Es hora de dormir, papá’ o ‘Nana vieja’.
Incluso, hay lugar para obras juveniles, entre las que destaca la saga de Harry Potter.

Ventajas de la ‘Llave’

La Llave del Saber permite acceder y pedir casi cualquier contenido documental de los más de 60 espacios que integran la Red de Bibliotecas Públicas de Cali.

Pero también tiene otras ventajas. Por ejemplo, en la Biblioteca Departamental usted puede pedir prestado un computador por medio de la Llave del Saber, así como participar de la agenda cultural mensual de la institución.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad