Amenazan a periodistas de El País que hacían reportería en Palmira

Amenazan a periodistas de El País que hacían reportería en Palmira

Septiembre 30, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Los hechos ocurrieron el pasado sábado, mientras dos reporteros de esta casa periodística indagaban sobre el tema de tráfico de fauna silvestre. El País denunciará ante las autoridades la agresión contra sus periodistas.

Dos periodistas del diario El País fueron amenazados el pasado sábado en el sector de la galería de Palmira, en momentos en que realizaban un reportaje sobre el tráfico de animales en el Valle del Cauca.El hecho se registró en el almacén agropecuario ‘El Rancho del Pollo’, cuando en medio de una entrevista, el dueño del local, Jorge Luis Guerrero, les arrebató la cámara a los periodistas, al percatarse que lo estaban grabando. “El dueño del negocio nos dijo que no podíamos salir de allí y nos amenazó con que nos iba a entregar a un grupo guerrillero en la zona rural de Palmira. Incluso nos mostró en su celular varías fotos de los presuntos subversivos. También nos señaló a dos personas afuera de su local, que nos esperaban para llevarnos. Yo le dije que éramos periodistas de El País y que nuestra intención no era perjudicarlo, que borraríamos el rostro y distorsionaríamos la voz, pero insistió en que ya estábamos en problemas y procedió a tomarnos fotografías”, relató uno de los periodistas. Igualmente, Guerrero trató de arrebatarle la identificación a uno de los comunicadores.Según lo relatado por los reporteros, en un momento de descuido de Guerrero, se lograron comunicar con alguien que dio aviso a las autoridades. Minutos después, cuando la Policía acudió al lugar, los periodistas aprovecharon para escapar, percatándose que había un hombre en motocicleta que los seguía.“Le hicimos señas a la Policía para que nos encontráramos a unas cuadras de distancia con el fin de relatarles lo ocurrido, ya que por intimidaciones del dueño del local no pudimos hablar en ese sitio", dijo uno de los periodistas.Además de amenazar a los reporteros, Guerrero escondió la cámara y se negó a devolverla, manifestando que él nunca había hablado con ellos, por lo que las autoridades pidieron a los comunicadores identificar al hombre para trasladarlo a la Fiscalía de Palmira.“Allí, en la Fiscalía, Guerrero le dijo a los oficiales que si era por la cámara, que él la pagaba. Sin embargo, en el momento en que la Fiscal iba a llegar a las instalaciones, uno de los policías nos indicó que la cámara había aparecido, pero sin la tarjeta de memoria”, agregó uno de los reporteros.Según los periodistas, la Fiscal de la URI tomó las declaraciones de uno de los reporteros pero intentó restarle importancia a lo ocurrido, por lo cual ellos decidieron regresar a Cali para colocar las respectivas denuncias ante las autoridades de la capital vallecaucana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad