“Algunos concejales tienen el azúcar alto por la mermelada”: alcalde Guerrero

“Algunos concejales tienen el azúcar alto por la mermelada”: alcalde Guerrero

Septiembre 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley | Editora de Poder
“Algunos concejales tienen el azúcar alto por la mermelada”: alcalde Guerrero

El alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero.

El alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, habla de sus relaciones con el Concejo. Asegura que el control político tiene más de teatro que de control. “Uno no puede hablar con la boca llena”, agregó.

Aunque el alcalde Rodrigo Guerrero suele ser prudente en sus relaciones con el Concejo de Cali, esta vez decidió hablar del momento que se vive con la Corporación. No duda en defender su gestión con cifras en mano y en responder a sus críticos, especialmente a los concejales nuevos.Asegura que algunos de ellos tienen rastros del Complejo de Eróstrato y que sufren de retinopatía diabética, que les produce ceguera y no ven lo hecho. Agrega que la mermelada produce hambre y por eso quieren más. ¿Qué es lo que pasa entre un sector del Concejo y el Gobierno?Lo que ocurre normalmente entre instituciones políticas. Como hay heterogeneidad, no hay identidad total y hay opiniones diversas y estas afloran cuando se presentan proyectos como el POT o momentos políticos que son importantes para los concejales o para los que están buscando reelección, que necesitan apoyos. Es normal en toda democracia, tiene que ocurrir. No me preocupa.¿Cuándo dice que algunos concejales están buscando apoyo para una reelección se refiere a que buscan que les den burocracia, mermelada?Muchos de ellos me han dicho que aspiran a ser reelegidos y otros, no, otros han dicho que las circunstancias son tan difíciles que no ven cómo se van a poder reelegir. Es normal que ellos busquen apoyo y puede ser burocrático. Si se llama mermelada el apoyo burocrático, lo entiendo. Otro tipo de apoyo no hay forma de darles, porque no nos salimos de lo legal.¿Se ha sentido presionado por ese sector del Concejo que hoy es tan crítico y le cuestiona sus acciones?A mí no me presiona. Me llama la atención que hagan declaraciones de gran impacto mediático, pero sin ninguna sustancia y contrarias a la realidad. Dicen que estamos ordenando tumbar las escaleras en antejardines y que prohibimos parquear. Eso está prohibido en el POT actual. Lo único que hicimos es permitirlo en estratos 1 y 2. Estamos proponiéndolo y ellos salen a decir, perversamente, lo contrario. Y aquí entra la siquiatría con el Complejo de Eróstrato, donde las personas para hacerse famosas tratan de destruir y no hacen nada constructivo. Veo en algunos de ellos (concejales) rastros de Eróstrato, que hace mucho daño a la política y a Cali. Concejales que lo apoyaron en campaña se voltearon. ¿No les cumplió?Algunos podemos tener posiciones políticas diferentes y eso es respetable; pero otros han recibido lo que usted llama “mermelada”, han participado de la burocracia oficial, como es normal. Algunos de esos que están participando son de los más bocales en contra de la Administración. No he podido entender eso, a no ser que sea una mezcla de Eróstrato y presión para adquirir más. La mermelada es un azúcar y provoca más hambre. Por eso en la dieta se recomienda que no coma azúcar porque entre más come más hambre da. Yo creo que eso pasa también con la mermelada burocrática, que no se puede satisfacer. ¿Hay concejales con el azúcar alta?Algunos tienen el azúcar alta porque les hemos dado demasiada mermelada. Están participando demasiado en la burocracia.¿Le sorprendió ese cambio de actitud de los concejales jóvenes?No. En mi larga vida en la Universidad del Valle me la pasé identificando líderes para reemplazarnos. Tuve gente espectacular, pero el sistema los pudrió. Concejales jóvenes dicen que la ciudad eligió a Guerrero y a 14 de ellos para renovar la política en Cali, pero que usted se alío con los viejos para gobernar. ¿Qué opina?No es cierto. Hemos gobernado para que todos los sectores tengan parti- cipación, sobre la base de que las personas que recomienden tengan idoneidad profesional, honradez, que tenga respaldo político bueno, pero yo no nombro a nadie porque sea amigo de un concejal. En cargos me he aliado con gente eficiente, a muchos ni los conocía. Salieron del proceso de selección. Si esos son amigos, sí, los aprecio, pero amigos en el sentido peyorativo no tengo.Pero de los dos bloques del Concejo, ¿con cuál gobierna?Con los dos. No puedo decir que gobernamos con uno u otro, en los resultados se ve. Gobernamos con todos.¿Cómo interpreta el término gobernabilidad que tanto pregona la coalición mayoritaria del Concejo?Ese término se puede usar de cualquier manera. La gobernabilidad, si es lograr consensos para construir ciudad, me parece bien y la hemos tenido con el Concejo con el Plan de Desarrollo, el Presupuesto, todos participaron, jóvenes, viejos, mujeres, y construimos algo mejor, a eso lo llamó gobernabilidad. Ahora, como cada uno busca posicionarse para elecciones, comienzan a mostrar rasgos de Eróstrato para volverse famosos.El concejal Roy Barreras dijo que usted no escucha al Concejo ni los reclamos ciudadanos...Sí los escucho, permanentemente reviso redes sociales, trinos que considero alertas tempranas porque reflejan una posición generalmente sesgada. Inquietudes las resolvemos, Atiendo las necesidades de la ciudad. ¿Qué lectura le hace al control político de la coalición del Concejo?Ese formato del control político, que son unos debates en el Concejo, que tienen más de teatro que de control, algunos de ellos se parecen al concejal Moreno De Caro que hacía shows mediáticos sin sustancia. En reuniones privadas, hemos tenido una oportunidad de intercambio profundo con todos los concejales. Ellos opinan, recibimos críticas para incorporarlas. Lo demás se vuelve gente toreando para los tendidos, y llevan barras, periodistas. No creo que eso sea control político, es poco eficaz. En el Concejo están debatiendo proyectos clave para Cali, entre ellos el POT, el mínimo vital, las facultades pre témpore para el Alcalde, este último fue hundido una vez. ¿Cree que pasarán esa iniciativas? Creo que la cordura va a primar. No puedo entender cómo un proyecto social, como el mínimo vital, lo hundan. Sí eso llega a pasar, saldré a decirles a los estratos 1 y 2 que el Concejo no lo aprobó. Creo que ellos están haciendo un poco de presión para lograr otras cosas. El POT, bienvenida la discusión sobre la base de que sea seria, pues a veces ante los medios distorsionan y dicen cosas no ciertas. Sobre las facultades, cómo vamos a dejar que la plata que tenemos para infraestructura de educación, de salud, para el MÍO, se vaya para los bancos y que no resolvamos los problemas vitales de la ciudad. Ellos también tienen interés de ciudad aunque tengan particulares.¿Ha explicado cómo se van a usar $30.000 millones para el MÍO?Sí. Es para una solución estructural para que el MÍO funcione a futuro y eso incluye poner recursos, porque por años hubo un compromiso firmado por los alcaldes para reponer la diferencia entre la tarifa técnica y la del usuario, pues la primera siempre es mayor que la segunda, por lo que los ingresos son menores en operación. Eso es vital y salva al sistema estructuralmente, no es coyuntural. Y el resto de la plata que se quiere mover en el presupuesto, ¿lo explicó? Todo se ha explicado. Leí a un concejal que decía que ellos le piden resultados a la Administración y dice que en seguridad no hemos hecho nada. En el acumulado, la violencia homicida se va reduciendo en este año en el 29 %, el mes pasado fue el más bajo en homicidios de la Cali reciente. No hay peor ciego que el que no quiere ver. La competitividad de Cali se está mostrando, el Dane dijo que nuestra industria manufacturera fue la de mayor crecimiento en el país. El empleo en este trimestre es superior. Cali es reconocida como ciudad inteligente por la conectividad. Frente a lo que dice el concejal, que Cali sea más sostenible, eso es reconocido. Vuelvo a hacer una analogía médica. Cuando la gente come mucha azúcar, mucha mermelada, le da diabetes y una complicación es la retinopatía diabética, que enceguece. Creo que algunos están sufriéndola, lo que les impide ver unas cosas que son ciertas y que todos reconocen.El viernes se reunió con los concejales, ¿se arreglaron las cargas?En esas reuniones privadas, donde no hay medios ni barras, las críticas son bienvenidas y se pueden responder y salimos con ideas mejores. Todo quedó claro, nos hicieron sugerencias y se incorporarán. Infortunadamente no todos los concejales estuvieron. ¿Cedió subsecretarías y la Secretaría de Vivienda para que no le sigan frenando los proyectos?En la Secretaría de Vivienda, cuatro meses antes de que se diera todo esto, habíamos hecho un acuerdo con la secretaria para un cambio porque necesitábamos línea directa con el Gobierno Nacional y queríamos buscar quien la tuviera. La Secretaria ha hecho una labor extraordinaria, callada. ¿Y por qué, si es buena, la cambió?Quiero una persona con mejor relación con el Gobierno. Llega Juan Carlos Rueda, que conoce al Ministro de Vivienda. Además tiene el respaldo político de varios concejales. ¿Y las subsecretarías?Se debe gobernar con la gente que está de acuerdo con uno. Cuando hay gente con candidatos buenos, no tengo ningún problema. Hay espacios para rotación. Lo malo es que hay gente que quiere estar con uno y que tiene una gran burocracia y sigue atacándonos. En mi casa me enseñaron que uno no debe hablar con la boca llena.¿Dicen que su asesor Nelson Garcés manda en la Alcaldía y que usted no mueve una hoja sin consultarle? Siempre hay un chivo expiatorio. Cuando estaba Juan F. Reyes Kuri decían algo así. Luego que José Luis Pérez y ahora Nelson. Es falso. Aprecio a Nelson, me ha ayudado muchísimo desde antes de elegirme. ¿No cree que los concejales tienen razón cuando dicen que su gobierno va lento, lento, lento…?No creo. Hay que revisar los indicadores. En seguridad ya cumplimos el objetivo, este año va a estar por debajo del 60 por 1000 que era la meta propuesta. Los otros indicadores los estamos cumpliendo, estamos quedados en Vivienda y ahí acepto que es lento... lento, no porque no se haya hecho nada. Asumo la culpa. Hice 28.000 viviendas en Decepaz hace 20 años y creí que iba a ser fácil, pero hoy es más complicado. No es un Gobierno lento, tenemos indicadores. ¿Le está cumpliendo Cali?, porque mucha gente dice que no...Sí. Estamos cumpliendo en cosas que no son muy visibles, pero que son estructurales. Hemos puesto en orden las finanzas, recuperado Emcali, se están haciendo obras del jarillón y otras clave para que Cali marche bien, quien llegue va encontrar una ciudad distinta a la que yo recibí.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad