51 personas, entre ellas un extranjero, tienen su hogar en el río Cali

51 personas, entre ellas un extranjero, tienen su hogar en el río Cali

Junio 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
51 personas, entre ellas un extranjero, tienen su hogar en el río Cali

La mayoría de personas que tienen el río Cali como hogar, son hombres cuya edad promedio es de 32 años.

La cifra es el resultado de un censo realizado por los Guardas Cívicos. Vecinos de la zona se quejan de la inseguridad. Habrá traslado a hogar de paso.

El río Cali tiene mucho más que agua y vegetación. Prácticamente en su lecho, en la zona Oeste de la ciudad, viven 51 personas. Así lo revela un censo realizado recientemente por los Guardas Cívicos y que comprendió el sector entre la Carrera 1 con Calle 5 hasta el Zoológico de Cali. El entorno del Hotel Intercontinental, del Museo la Tertulia, del Gato Tejada y la Portada al Mar, según este reporte, son los sitios en los que se registra mayor presencia de habitantes de la calle. De los 51 ‘moradores’ que tiene el río Cali sobre este circuito, 22 están allí de manera permanente. Se trata de hombres, mujeres e incluso familias enteras, que debajo de puentes vehiculares, entre zanjas y tuberías, armaron improvisados cambuches que se convirtieron en sus casas.“Encontramos a un señor y a sus tres hijos viviendo debajo de uno de los puentes, argumentando que tenían problemas con las drogas. También hay menores de edad, una joven de 16 años, por ejemplo, tiene su casa en el río”, contó Erwin Giraldo, uno de los guardas cívicos que participó del censo.Estas personas proceden de múltiples lugares. Algunos son de Cali, mientras otros vienen de Palmira, Buga, Buenaventura o de municipios de Cundinamarca y Nariño. Incluso hay un extranjero. Se trata de un venezolano de 23 años que llegó a la ciudad para el ‘rebusque’.Lo que dicen los vecinosResidentes de los barrios Santa Rita, Santa Teresita y la Arboleda aseguran que la presencia de habitantes de la calle en este sector aumenta todos los días. Fernando Carreño, vecino de la zona, dijo que “antes sólo se veía una o dos de estas personas, pero ahora vienen más y eso nos preocupa, porque se ponen en riesgo el orden y la armonía del sector”. La seguridad es otro de los aspectos que se ve afectado, según la vicepresidenta de la Junta de Acción Comunal de dichos barrios, Aida de Estela. “Está comprobado que muchos de estos personajes son los responsables del robo de celulares y casas. Es un impacto grande para la comunidad”, afirmó. Al respecto, la secretaria de Bienestar Social de Cali, Mariluz Zuluaga, anunció que la próxima semana comenzará el traslado de los habitantes censados al Hogar de Paso del Barrio Obrero, que ya se encuentra operando.Se espera que entre miércoles y viernes se realice el trabajo de campo, que incluirá mayor atención a los habitantes permanentes del río Cali.“Tenemos que sensibilizar a estas personas para que sepan que este no es el mejor sitio para vivir, más ahora que hay una ola invernal que puede ocasionar una tragedia”.El padre José González, director de la Fundación Samaritanos de la Calle, dijo que el primer paso será ganarse su confianza para lograr que salgan de la zona.“Nuestro objetivo es que nosotros podamos cubrir sus necesidades básicas, además de realizar un trabajo terapéutico y lo más importante, reconstruir sus proyectos de vida y conseguirles opciones de trabajo”, explicó González.El asesor de Cultura Ciudadana, Jesús Ramírez, dijo que un grupo de 22 guardas cívicos trabaja con las personas que habitan sobre este corredor del río Cali para evitar que impacten negativamente la zona. Sin embargo, vecinos del sector denuncian que su presencia es casi nula.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad