La tortuosa relación entre Juan Carlos Osorio y Tulio Gómez en América de Cali

Marzo 31, 2022 - 07:13 p. m. 2022-03-31 Por:
Elpais.com.co
Tulio Gómez Juan Carlos Oaorio

Tulio Gómez y Juan Carlos Osorio en América.

Prensa de América de Cali

El matrimonio entre Juan Carlos Osorio y Tulio Gómez comenzó bien, porque la presencia del técnico risaraldense en el banco del América era un deseo del máximo accionista del equipo rojo. Nacía una nueva ilusión para los hinchas americanos por los antecedentes, no propiamente los recientes, del estratega de 60 años.

Tres meses estuvieron Osorio y Gómez ultimando detalles del contrato, hasta que a mitad del año 2021 se sentó el técnico en el banco escarlata, con la promesa de devolverle la grandeza al América con un título de Liga y una ansiada Copa Libertadores.

Pero la mala campaña del segundo semestre del año pasado y la eliminación de la Copa Suramericana de esa temporada, además de las rotaciones que hacía el entrenador en la nómina y las malas actuaciones del equipo, llevaron muy rápidamente a Tulio Gómez a mostrar su inconformidad.

“No me gustan las rotaciones, al profesor sí, pero no estoy de acuerdo”, dijo en su momento el máximo accionista del conjunto rojo.

En ese momento comenzaron los desacuerdos entre dirigente y entrenador, y la situación llegó a tal punto que se puso en duda la continuidad de Osorio antes de terminar el torneo del segundo semestre del 2021, pero las partes llegaron a un acuerdo cuyo final dependía de los resultados y América clasificó al grupo de los ocho, aunque no logró el éxito deseado.

Pese a ello, Osorio siguió en el banco para la presente temporada, con la promesa de conseguir mejores resultados, pero no los ha habido hasta ahora ni en la Liga, ni en la Copa Suramericana, de la cual los ‘Diablos’ quedaron eliminados.

Osorio siempre argumentó que no le cumplieron lo que le prometieron, porque en su primera campaña contó con jugadores que no esperaba, pese a que él hizo la escogencia con un escaso presupuesto. Le habían prometido figuras.

Para su segunda campaña, Tulio y el comité deportivo fueron los que contrataron a los jugadores bajo su propia óptica, sin contar con el visto bueno de Osorio. Hubo un fuerte altercado entre Tulio y Osorio, pero el dirigente argumentó que “no nos dimos puños, solo discutimos, como en cualquier empresa”.

No obstante, el risaraldense aceptó seguir dirigiendo en busca de buenos resultados que no llegaron.

Esa tensa relación entre el máximo propietario y Osorio se evidenció en testimonios de cada uno en los medios de comunicación y diálogos en ‘privado’ que ambos sostenían con la prensa, pero luego se filtraban. La verdad era una: la relación estaba totalmente rota.

Recientemente, Osorio dijo que los jugadores que tiene “es lo que hay”, denotando de esta manera su inconformidad y luego expuso que era responsable de los malos resultados, pero no el culpable, lanzando de esa manera pullas a los directivos.

Tulio respondió en redes y trató de mediocre a Osorio, sin referirse directamente a él, y ya el matrimonio que hacía diez meses había comenzado con ilusión, estaba en los terrenos del divorcio.

Hasta que llegó el rompimiento definitivo. Tulio hizo una oferta para que Osorio se fuera del equipo sin cubrir la totalidad de la indemnización (tres mil millones de pesos), que no fue aceptada por el risaraldense. Hubo otra contraoferta y finalmente aceptó Osorio (mil millones de pesos).

Este jueves, a las 5:15 de la tarde, Osorio firmó el acuerdo y puso fin a este nuevo mal capítulo de su carrera como técnico y una tortuosa relación con Tulio.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS