El control de estabilidad, 'amigo' imprescindible en la carretera
VEHÍCULOS
Publicidad
Publicidad

El control de estabilidad, 'amigo' imprescindible en la carretera

Julio 28, 2017 - 08:05 p.m. Por:
Redacción de El País
Sistema de Control de Estabilidad

En un gran aliado de la seguridad en carretera se ha convertido el Sistema de Control de Estabilidad de los autos modernos, presente en los vehículos de gama alta y en muchos de menor categoría.

Fotolia / El País

El sistema electrónico de control de estabilidad fue inventado en 1995 por la firma alemana Bosch y apareció por primera vez como equipo opcional del sedán Mercedes Benz Clase S de ese año.

Por esta razón de origen y aunque cada marca le da nombre propio a su sistema de seguridad activa este es conocido universalmente por sus siglas en alemán ESP (Elektronisches Stabilitäts Programm).

El sistema ‘inteligente’ ESP, presente hoy en casi todos los modelos de gama media y alta, fue desarrollado para evitar el derrape de los autos, que se presenta bien sea por un error del conductor o por la pérdida de tracción causada por situaciones adversas de conducción, como la lluvia intensa, terrenos destapados y pavimento liso, entre otras peligrosas condiciones.

Cómo funciona

Para cumplir su vital misión el ESP dispone de una unidad de control electrónico, asociada con una serie de sensores que determinan la actuación del sistema de acuerdo con las condiciones del camino y actitud del vehículo.

Estos sensores se encargan de funciones como las de ‘leer’ el camino, medir la velocidad y ángulo de giro de las ruedas, velocidad y aceleración transversal.

Vale destacar que los de aceleración transversal cumplen la más importante labor entre las decenas de sensores, ya que son los encargados de entregarle al ‘cerebro’ del sistema toda la información relacionada con los desplazamientos del vehículo alrededor de su eje vertical y la fuerza lateral (G) generada por los movimientos y traslación del peso del vehículo, principalmente.

Gracias a esta información, recibida por la unidad de control 25 veces por segundo como mínimo, el sistema sabe cuándo el auto se está comportando normalmente o si debe actuar para corregir un derrape inesperado o una mala trayectoria generada por el conductor. En estos casos el sistema se encarga de frenar una o varias de las ruedas y también de restringir la aceleración para controlar el vehículo y evitar la sacada de ‘cola’.

Vale la pena anotar que el sistema ESP también se usa como central electrónica para gobernar otras ayudas al conductor, como el ABS, EBD y control de descenso, entre otros sistemas.

De igual manera, el llamado ESP se encarga de controlar el sistema Trailer Sway Mitigation que traen algunos vehículos para mantener estables los remolques y evitar el peligroso efecto ‘tijera’ causante de las volcadas que se presentan a diario en los tráileres.

Por todas estas razones el sistema electrónico de estabilidad se convierte en un amigo fiel que nos puede salvar la vida en cualquier momento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad