Ya son cinco los quemados por pólvora en el Valle

Diciembre 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Casos se reportan en los municipios de Buga, Tuluá y Candelaria. Ya una persona perdió dos dedos de la mano por manipulación de pólvora.

[[nid:375596;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/12/quemados-polvora3.jpg;full;{En Tuluá un hombre perdió dos dedos después que una 'culebra' le estallara en la mano.Elpaís.com.co | Archivo}]]

Las autoridades de salud del Valle del Cauca elevaron a cinco los quemados por pólvora este jueves, a cuatro días del 7 de diciembre.

Los nuevos reportes ocurrieron en el municipio de Candelaria, oriente del departamento, e involucran a un adulto y un menor de edad.

En el primer caso, un niño de 8 años de edad, estaba jugando con una papeleta en compañía de otro menor de edad. El artefacto le explotó en una mano y le produjo quemaduras de segundo grado.

El otro reporte involucra a un hombre de 37 años de edad, quien transitaba por una vía de ese municipio, donde otras personas quemaban pólvora. A él una papeleta le cayó en el pecho y le produjo quemaduras de primer grado.

Ambos pacientes fueron atendidos y dados de alta este jueves.

Estos casos se suman a los tres ocurridos durante los dos primeros días del mes en Buga y Tuluá.

En Buga un joven de 20 años sufrió lesiones en su mano izquierda al manipular un tote durante la alborada del 1 de diciembre.

En ese mismo municipio, una niña de 12 años también sufrió quemaduras en el pecho luego de que alguien le arrojara un tote.

En Tuluá, un hombre de 29 años que manipulaba un artefacto pirotécnico denominado “culebra”, sufrió lesiones graves en su mano derecha y tuvieron que amputarle dos dedos. El hombre tuvo que ser trasladado a la clínica San Francisco de ese municipio.

La Alcaldía de Cali y la Gobernación del Valle firmaron decretos donde se regula, controla y sanciona el uso de pólvora en temporada de fin de año.

En Cali, el decreto 411.0.20.1105 suspende la expedición de permisos para la venta y comercialización de cualquier tipo de pólvora hasta el próximo 6 de enero de 2016, explicó la secretaria de Gobierno, Laura Lugo.

Es decir, no se expedirán permisos para el uso temporal del espacio público con ventas ambulantes, estacionarias o informales de pólvora, fuegos artificiales o artículos pirotécnicos.

Quien vulnere o viole lo dispuesto en el decreto se le impondrá una sanción que oscilará entre 2 a 20 salarios mínimos legales mensuales vigentes, además del decomiso del material.

El documento también establece que los padres o representantes legales de los menores afectados por pólvora recibirán una sanción de hasta  cinco salarios mínimos legales mensuales vigentes (que equivalen a $3.221.750).

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad