Vivian Mafla, representante de Palmira a Señorita Valle, una mujer puntual

Junio 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Vivian Karinne Mafla, señorita Palmira, ya empezó a destacarse en la competencia: es la nueva Señorita Puntualidad de Ice Watch.

Para Vivian Karinne Mafla, señorita Palmira, las cosas no ocurren ni antes ni después de lo indicado, suceden en el momento preciso y, en su caso, llegó su hora de destacarse en la competencia de Señorita Valle. Hace cuatro años se presentó al concurso departamental, pero no fue admitida por “falta de preparación”, reconoce ella. Ahora, con una carrera universitaria en desarrollo y experiencia adquirida en reinados (ver perfil), quiere dar la pelea por la Villa de las Palmas.Su argumento más fuerte es su cuerpo: es uno de los más sanos de este año, además se destaca en pasarela por su seguridad. Desde el punto de vista personal, quiere ser buen ejemplo de convivencia y armonía para los jóvenes, pues ella creció en la comuna 1 de Palmira, un sector muy azotado por los problemas sociales y que padece los rigores de la violencia. Pero eso jamás ha sido un impedimento para desarrollarse como mujer, modelo y estudiante. La demostración es que, a pesar de vivir fuera de Cali, es la candidata más puntual del certamen, la que siempre llega a tiempo, como los ingleses. Y gracias a su respeto por el tiempo propio y el ajeno empezó a cosechar triunfos: es la primera Señorita Puntualidad que se elige dentro del certamen de Señorita Valle. Ella quiere hacer labor social y rescatar a niños y jóvenes de la vida en la calles. “Soy una convencida de que a pesar de las condiciones hay quienes quieren salir adelante y es posible salvarse de ese ambiente hostil, por ejemplo con la cultura y las artes que son un buen vehículo”. Le duelen los problemas de su comunidad, pero no se avergüenza de su origen. Le duele también haber crecido sin un padre que se negó a ejercer su rol, pero no le guarda resentimiento, lo extraña. Dice que los valores inculcados por su madre son tan fuertes como su anhelo de ser reina, que de cierta manera es un sueño compartido con ella. Una aventura en la que se embarcaron cuando Vivian fue virreina en el Reinado Comunero en Palmira. Ahora quieren una recompensa mayor: la corona de Señorita Valle.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad