¿Visitaría el Papa Francisco a Buenaventura?

Abril 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Visitaría el Papa Francisco a Buenaventura?

Presidente Juan Manuel Santos y el papa Francisco.

Crece la expectativa por conocer detalles de la visita del Papa Francisco a Colombia. Se baraja a Buenaventura entre sus destinos.

En medio de las especulaciones sobre cuáles serían las ciudades colombianas que visitaría el Papa Francisco en Colombia, se ha mencionado a Buenaventura, no solo por las condiciones climáticas favorables a la salud del Pontífice, sino por las condiciones de pobreza y violencia que viven los habitantes del puerto. Esa posibilidad no es descartada por monseñor Héctor Epalza, obispo de Buenaventura, para quien la visita de Su Santidad “es un espaldarazo a la paz de un pueblo en su mayoría bautizado, que vive muchos contrastes, pero que tiene un deseo de luchar contra la pobreza”. “El Papa nos ha dicho que nuestra Iglesia debe ser una isla de misericordia en medio de un mar de indiferencia y Buenaventura y Colombia necesitan una real salida misionera”, expresó el Obispo, quien también invitó a los católicos a asumir el anuncio del Vaticano como un compromiso de rechazo a la violencia. 

Lea también: esta es la carta que confirma la llegada del papa Francisco a Colombia

Sobre la visita a Latinoamérica

El primer anuncio lo hizo cuando el 2015 apenas despertaba. El 19 de enero, a bordo del avión papal, en un  vuelo de Roma a Filipinas, les confesó a los periodistas que esperaba visitar al menos seis países de América Latina en dos viajes separados para los siguientes dos años.

 Entonces los corazones de los católicos de Ecuador, Bolivia y Paraguay saltaron de alegría cuando los nombres de sus países fueron pronunciados por el Pontífice, que advertía en todo caso que todo era todavía un proyecto.

“El próximo año, Dios mediante, me gustaría ir a Chile, Argentina y Uruguay. Ahí está faltando Perú, pero no se dónde lo podemos poner”, dijo en esa ocasión Francisco, lo que ‘aguó’ las esperanzas de los colombianos que por algún momento pensaron que por la cercanía con Ecuador, nuestro país podría ser incluido en la agenda papal de este año.

De hecho, lo que se conocía oficialmente por parte del Vaticano hasta el pasado Jueves Santo es que Su Santidad arribará a Paraguay el 10 de julio, para realizar una visita de tres días, y luego partir  a Bolivia y Ecuador.

Y es que sin duda la llegada de un argentino a Roma no solo ha despertado la devoción en el continente, sino que le ha dado relevancia a la Iglesia de Suramérica en el concierto universal.

 “No podemos desaprovechar esta hora de gracia”, ha reiterado Guzmán M. Carriquiry Lecour, secretario de la Comisión Pontificia para América Latina a propósito del papado de  Jorge M.  Bergoglio.

“No es tampoco pura coincidencia que el Papa Francisco venga de una América Latina que ya no es más región atrasada, marginal, subdesarrollada, humillada, sino emergente en el concierto mundial, sostenida por diez años de significativo crecimiento económico, de reducción de la pobreza, de mayor integración política y económica..., aunque arrastre por cierto muy graves problemas irresueltos”, resaltó a propósito de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium.

Lo anterior,  unido a la simpatía natural que el Pontífice expresa abiertamente por su país y su  continente, pero también en sintonía con la necesidad de tomar acciones urgentes que detengan la deserción de muchos bautizados hacia otras congregaciones religiosas presentes en la región, le da una relevancia especial a la presencia de Francisco en estos países, a los que Colombia acaba de ser sumado.

“El Santo Padre desea transmitir estas reflexiones al amado pueblo colombiano, a sus pastores y a sus autoridades, en espera de poder encontrarlos pronto, durante uno de sus viajes a América Latina, para llevarles personalmente el mensaje de paz de Cristo, el Señor”, fueron las palabras que confirmaron el anuncio.

Por su parte, la  Iglesia  paraguaya y la Santa Sede ya acordaron que Su Santidad incluirá un encuentro con  el Clero en la emblemática basílica de Caacupé, santuario de la virgen patrona del país, y concluirá con una misa que reunirá a un millón de personas en Asunción.

En Bolivia, Francisco visitaría la ciudad  de Tarija, con ocasión del quinto congreso eucarístico de ese país, según informó el propio presidente Evo Morales. No obstante, el hecho de que justo allí se concentren las mayores reservas de gas y petróleo ha llevado a la Santa Sede a fijar su mirada en Santa Cruz de la Sierra, la ciudad más poblada de Bolivia.

En cuanto a Ecuador, donde estará la segunda semana de julio, ya se ha establecido que el Francisco  descansará en la sede de la Nunciatura Apostólica en Quito, adonde arribará con una comitiva de 100 personas, 30 de las cuales se encargarán de su seguridad.

No obstante, es claro que cualquier programa que se acuerde con el Vaticano deberá dejar un espacio para la ‘santa’ improvisación del Pontífice, quien ya ha acostumbrado a los feligreses del  mundo a cambiar a última hora sus destinos, los carros  en los que se transporta y hasta los discursos que le preparan sus asistentes.

Por ello, el clero colombiano tiene una ardua labor por delante y es definir la agenda que  el Papa  cumplirá en el territorio nacional, empezando por precisar la fecha exacta de su arribo al país, los días de permanencia y los lugares que recibirán la bendición de su presencia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad